I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 21 de mayo de 2010

LOS DISTINTOS PUNTOS DE VISTA DEL REINO DE DIOS



Los eruditos de la Biblia están de acuerdo en que “el Reino de Dios fue el mensaje central de Jesús.” La evidencia bíblica para esto es bastante claro. Por ejemplo, el evangelio de Marcos presenta a Jesús y su misión con estas palabras: “Y después de que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio de Dios, y diciendo:« El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio “(Marcos 1:13-14).
.
El Resumen de Mateo del “ministerio de Jesús es similar:” Y Jesús andaba en toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo “(Mateo 4:23). (Lucas 4:43).
.
Lucas sigue en la misma nota con este comentario: “Pero Él [Jesús] les dijo:” Es preciso que anuncie el reino de Dios a las otras ciudades también, porque fue enviado para este fin “(Lucas 4:43). Estos tres versículos son unánimes: el Reino está en el centro del propósito de Jesús en la tierra.
.
Lamentablemente, sin embargo, el acuerdo académico termina aquí. Hay poco o ningún acuerdo acerca de lo que el Reino es o cómo debe ser definido. No hay mucha comprensión acerca de su identidad entre las bases en nuestras iglesias. Algunos creen que el Reino de Dios es lo mismo que el cielo. Los católicos (y algunos protestantes) tienden a igualarlo con la iglesia institucional (por lo que la frase ” la obra del Reino” significa ” la obra de la iglesia”). Los Pietistas localizan el Reino de Dios en el corazón y lo conectan con la vida espiritual. Los cristianos liberales asocian el Reino de Dios con la reforma social (como en el evangelio social). Otros todavía creen que el Reino está aún en el futuro y se establecerá por los Judios durante el reinado de 1000 años de Jesús en la tierra.
.
Obviamente no hay mucho acuerdo o claridad en estos días sobre el concepto bíblico del Reino. Con el fin de arrojar algo de luz sobre este tema, vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para ver cómo la Biblia responde a varias preguntas importantes acerca de la definición, el momento y la naturaleza de este tema crucial.
.
¿Qué es el Reino de Dios?
.
La palabra hebrea para el reino es malkut y su homólogo griego basileia. Ambos términos significan fundamentalmente “gobierno” o “reino”. Sólo secundariamente es lo que denotan un reino, esfera, o territorio sobre el cual se ejerce el reinado o un gobierno. Ambos términos tienen un significado dinámico o activo, y se refieren al ejercicio del poder de Dios, el dominio o soberanía.
.
Esto es claro en el Antiguo Testamento, sobre todo en la poesía de los Salmos, donde las líneas paralelas aclaran lo que el término “reino” significa. Por ejemplo, el Salmo 22:28 dice: “Porque el reino del Señor, y Él gobierna sobre todo.” Del mismo modo, Salmo 103:19 dice: “El Señor ha establecido su trono (reino) en los cielos, y Su soberanía gobierna sobre todos. “Salmo 145:11 declara:” Ellos hablarán de la gloria de tu reino, y hablarán de tu poder. “Aquí reino está asociado con las ideas del gobierno de Dios, la soberanía y el poder.
.
El término del Nuevo Testamento significa lo mismo.
.
Cuando oramos, “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como se hace en los cielos (Mateo 6:10),” estamos pidiendo a Dios para que ejerza su autoridad en el mundo para que sus propósitos se logren. En la parábola de Jesús sobre “Un hombre noble que fue a un país lejano para recibir un reino”, aquellos sobre los cuales él gobernaría, dijeron: “No queremos que éste reine sobre nosotros” (Lucas 19:12, 14). En Colosenses 1:13, Pablo enseña que la redención es un intercambio de gobernantes sobre nuestras vidas. Ahora Dios nos ha liberado a nosotros, los creyentes, “de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo.”
.
Así, pues, de este breve estudio vemos que la expresión “Reino de Dios” no hace referencia al cielo, o a la iglesia, o al corazón del converso, o a la reforma moral. Más bien se refiere al ejercicio activo y dinámico del gobierno de Dios, autoridad, dominio y poder en el mundo!
.
Así que cuando Juan el Bautista anunció que el Reino de Dios estaba a la mano, quería decir que el gobierno de Dios estaba a punto de entrar en el mundo a través del Mesías. Cuando Jesús el Cristo predicó y proclamó el Evangelio del Reino de Dios, Él quiso decir que en y por sí mismo, Dios estaba manifestando su poder y autoridad de una manera redentora contra todo el mal en el mundo!
.
En resumen, el Reino de Dios es el gobierno de Dios manifestado en Cristo para traer la redención a la tierra. No es de extrañar que el Reino sea el tema central del Nuevo Testamento!
.
La gran visión del “reino”
.
Esto tiene sentido cuando damos un paso atrás y echamos un vistazo al panorama general. Como hemos visto, Dios estableció su reino en la creación. Él era el rey sobre su mundo y la gente que había hecho. Pero su reino fue atacado y tomado por la autoridad de Satanás y así la humanidad cayó en pecado. Desde entonces, Dios ha estado trabajando para reafirmar su reinado sobre la tierra que le corresponde y llevar de vuelta a su pueblo de los poderes del pecado, de la muerte y de Satanás. En cumplimiento de los pactos de la redención establecidos por Dios en el Antiguo Testamento, el momento decisivo en esta guerra de todas las guerras tuvo lugar cuando el Reino de Dios se acercó a través de la persona y obra de Jesucristo, delatando a los enemigos de Dios. Los que ahora se someten a la autoridad redentora de Cristo por la fe son restaurados y son nuevas criaturas en él. Prevén la realización completa de su obra redentora en Su segunda venida, cuando toda la creación se restablezca en el Reino de Dios y sea hecho nueva.
.
¿Cuándo es el Reino de Dios?
.
¿Ha estado real de Dios y la autoridad ya ha entrado en el mundo? ¿O hay algún sentido en el que es a la vez presente y futuro? La enseñanza del Nuevo Testamento es clara: El Reino es a la vez “ya”, pero “todavía no”. Ha llegado, y sin embargo está por venir. Es a la vez presente y futuro. Vamos a examinar la evidencia bíblica para este punto de vista.
.
La presencia del Reino de Dios
.
Varios versículos en el Nuevo Testamento enseñan que el Nueva gobierno de Dios ha irrumpido en la historia humana para librar a los hombres y mujeres del poder del pecado, de la muerte y de Satanás. Mateo 12:28-29 es un ejemplo de ello:
”Pero si yo echo fuera los demonios por el Espíritu de Dios, lea a continuación el reino [:] o gobierno de Dios ha llegado a ustedes. ¿O cómo puede alguien entrar en la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si no ata primero al hombre fuerte? Y entonces podrá saquear su casa. “
.
En el contexto de estos versículos, Jesús había sido acusado por los fariseos de echar fuera los demonios por Belcebú, el príncipe de los demonios. Tonterías, dijo Jesús.Todo reino dividido contra sí mismo no puede sostenerse.
.
Por el contrario, el hecho de que Él exorciza los demonios por el poder del Espíritu de Dios era prueba positiva de que el poder y dominio de Dios había venido sobre ellos! En Cristo, Dios estaba actuando con poder real para liberar a los poseídos por los demonios. Esta era una clara señal de la victoria del gobierno de Dios en el mundo sobre Satanás y sus secuaces. De hecho, como el versículo 29 de Mateo 12 señala, esto es lo que se trata el ministerio de Jesús: “atar al hombre fuerte” Satanás a través del ejercicio de su poder soberano (ver también 1 Juan 3:8). Una vez que Satanás es atado, Jesús “se lleva su propiedad” y “saquea su casa”, es decir, hacerse cargo de la gente que legítimamente le pertenece. En resumen, los exorcismos de Jesús demuestran la poderosa presencia del Reino de Dios salvando a la gente desde el poder del mal! Sin embargo, la atadura permanente del diablo y sus demonios se dará cuando Jesús vuelva por segunda vez en gloria para establecer su reino y reinado en la tierra. Los exorcismos de Jesús fueron como anticipos o simples bocados de algo mayor que acontecería cuando llegara el tiempo para la restauración de todas las cosas.
.
Por lo tanto, en el libro de los Hechos, cuando los apóstoles predican a Jesús, predican su reino, y cuando se anuncia su reino, se predica a Jesús (el rey del reino)! Compruébelo usted mismo:
.
Pero cuando ellos [la gente de Samaria] creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres por igual.
.
Y se quedó dos años enteros en su propia residencia alquilada, y recibía a todos los que acudían a él, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo con toda franqueza, sin obstáculos. , Hechos 28: 23, 30, 31
.
Así llegamos a la conclusión de que el Nuevo Testamento enseña que el Reino de .
Dios ya ha venido en cierto modo, también afirma que no ha llegado todavía. El Reino de Dios ha venido y vendrá! ¿Cómo puede ser esto? En realidad esto es bastante fácil de corroborar.
.
El futuro del Reino de Dios.
.
Pruebas en el Nuevo Testamento para una futura manifestación del Reino son abrumadoras. Los discursos apocalípticos en los evangelios sinópticos no dejan ninguna duda acerca de una segunda venida de Cristo corporal, y el establecimiento final del reino de Dios en el mundo (ver Mateo. 24-25, Marcos 13, Lucas 21). Considere este pasaje como un ejemplo (Mateo 25:31-34):
.
“Pero cuando venga el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en su trono glorioso. Y todas las naciones serán reunidas delante de Él, y Él los separará unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras, y él pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. ‘”
.
El evangelio de Juan también contiene referencias a la venida de Cristo (Juan 14:3; 21:22; 1 Juan 2:28;) 3:2, al igual que su libro de Revelación (2:26-28; 3:12; 11: 15; 19:11-16; 21:1-5; 22 7). Apocalipsis 19:11-16 muestra el Rey de Reyes y Señor de Señores que vuelve para traer juicio sobre las naciones, y Apocalipsis 21:1-5 transmite la gloria de nuestra vida futura de forma muy esperanzadora.
.
Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y ya no hay ningún mar. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del trono, diciendo: “He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá más que cualquier muerte, no dejará de ser llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”. Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas nuevas. ” Y Él dijo: “Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.”
.
Por supuesto, las epístolas de Pablo y Pedro están llenas de referencias a la venida de Cristo y futura manifestación del Reino de Dios (Rom. 8:18-25; 13:11-12; 1 Cor. 15, 16:22, 2 Cor . 5:1-10; Ef. 1:9-10; Fil. 3:20-21; 1 Tes. 4:13-18; 5:1-11; 2 Tes. 2:1-12; Tito 2: 13-14; Heb. 11:13-16; 12: 13:14; 05:08 James; 1 Ped. 2 Ped. 3:8-13). El último texto citado, resume la esperanza cristiana sobre el regreso de Cristo y el futuro de la tierra.
Pero el día del Señor vendrá como un ladrón, en la cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos serán destruidos con fuego intenso, y la tierra y sus obras serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser destruidas de esta manera, ¿qué clase de persona que debería ser en santa y piadosa, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, por lo cual los cielos serán destruidos por incineración, y los elementos se fundirán! Sin embargo, según sus promesas, buscamos nuevos cielos y una tierra nueva, en la que mora la justicia.

NO TODOS SON HIJOS DE DIOS



Dios es Padre de todos y con todos se comporta como buen Padre. Pero no todos los hombres merecen dar a Dios el nombre de Padre. Para ser considerados hijos de Dios tenemos siquiera que intentar vivir como hijos de Dios. Esta es una posibilidad que a todos nos brinda Jesús, pero no todo el mundo lo acepta en su vida.

Todos podemos llegar a ser hijos de Dios, pues el mismo Dios nos ofrece su Espíritu a través de Jesús, es decir, nos ofrece su misma vida.

Jesús nos llama a tener esta nueva relación con Dios. Se trata de una actitud básica de absoluta seguridad y confianza en el Padre. Una confianza que incluye la seguridad de sentirse comprendido y perdonado; esperanza en el futuro y certeza en el triunfo final.

Pero para vivir como hijos de Dios no es suficiente una actitud pasiva de confianza hacia él. Para ser hijos, en cierto sentido hay que tener una actitud parecida a la del Padre. Por eso dice Jesús: “Amen a sus enemigos y recen por los que les persiguen, para ser hijos de mi Padre del cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos… Por consiguiente, sean ustedes buenos del todo, como es bueno su Padre del cielo” (Mt 5,44-48). Porque Dios “es bondadoso con los malos y desagradecidos”, por eso sus hijos deben ser “generosos como su Padre es generoso” (Lc 6,35-36).

Dios no se venga de nadie privándole del sol o de la lluvia. Pues al igual que él, ningún hijo suyo puede pensar en tomarse una revancha contra alguien. El que se reconoce como hijo del Padre del cielo no es capaz de hacerle daño a nadie, ni siquiera a un enemigo.

Se trata de comprender que la bondad desconcertante del Padre del cielo tiene que manifestarse en sus hijos de la tierra con una bondad semejante a la suya. Sólo así podrán ser hijos de tal Padre. Y los que no quieren comportarse como su Padre del cielo, en realidad no son hijos suyos. Porque los hijos se parecen al Padre.

Jesús en una discusión con los fariseos, les dice que ellos no son hijos de Abraham, ni de Dios, porque no hacen las obras de sus padres. El mensaje de Jesús “no les cabe en la cabeza” (Jn 8,37) a aquellos fariseos; y por eso quieren matarle. Jesús les dice: “Ustedes hacen lo mismo que su padre” (Jn 8,41). “Si Dios fuera su padre me querrían… Pero ustedes tienen por padre al diablo y quieren realizar los deseos de su padre. El fue un asesino desde el principio, y nunca ha estado con la verdad…” (Jn 8,42-44).

Jesús enfrenta a los fariseos por su modo de obrar. Ser hijo no es algo pasivo, sino algo activo, que lleva a honrar al padre comportándose de una forma parecida a la de él. Si ellos no se portan como se portaba Abraham, no son hijos suyos; un hijo aprende de su propio padre (Jn 5,19). Si no imitan a Abraham es porque no tienen al Dios de Abraham, sino que son idólatras. Si no tienen los mismos sentimientos ni el mismo modo de actuar de Dios, es porque no son hijos de Dios. Y el que no es hijo de Dios es hijo del demonio: homicida y mentiroso.

Dice San Juan: “Con esto queda claro quiénes son los hijos de Dios y quiénes los hijos del diablo: Quien no practica la justicia, o sea, quien no ama a su hermano, no es de Dios” (1 Jn 3,10-11).

No todo el mundo, pues, tiene derecho a llamar Padre a Dios. El fariseo orgulloso, idólatra, al que le gusta vivir en la mentira, “el que no practica la justicia”, el que no quiere entender la buena nueva de Jesús, no es hijo de Dios, hasta que no cambie de actitud. En cambio, el pecador que acepta su condición y quiere buscar a Dios con sincero corazón, encontrará siempre en Dios un corazón de Padre, y podrá invocarlo siempre como Abbá querido.

CRISTO VENDRÁ PRONTO A ESTABLECER SU GOBIERNO O REINO EN LA NUEVA TIERRA


Jesús y el anuncio del Reino

Existe una creencia generalizada entre el pueblo cristiano que el Reino de los Cielos está presente en cada uno de los cristianos alrededor del mundo, o sea, cuantas más personas se conviertan al “Cristianismo Evangélico ” es un indicativo de que el “Reino” continúa extendiéndose en la tierra, robándole terreno a Satanás y su dominio. Otros opinan que el “Reino de Dios” es la autoridad que Dios tiene en cada uno de los Creyentes, de manera que si alguien se somete a la voluntad de Dios [mejor dicho, a la autoridad del Pastor] indica que esa persona es parte del Reino; sin embargo, la escritura explica que el Reino de Dios es el “Gobierno que Dios establecerá en la tierra” y Jesucristo mismo es quien regirá a todas las naciones con vara de Hierro, es decir con mucha disciplina.

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, La palabra Reino, significa: “Territorio o Provincia con sus habitantes sujetos a un Rey”. Es interesante hacer notar que el mismo diccionario menciona que el Reino de Dios es: “Nuevo estado de cosas en que rige la salvación y la voluntad de Dios. Fue anunciado por los profetas de Israel, predicado e instaurado por Jesucristo. Su realización, incompleta y temporal en la iglesia militante, se consuma y perpetúa en la iglesia triunfante”. Esta definición es completamente acertada, puesto que Jesús vino, murió y resucitó para coronarse Rey del Reino de los cielos y terminará de instaurarse cuando la Iglesia triunfante culmine su carrera de la misma manera que Jesús lo hizo.
Este Gobierno necesita un Rey que lo dirija y Jesús nació precisamente para ser el Rey de Reyes. Este nacimiento no fue un suceso desapercibido, sino que muchas personas [inclusive] inconversas supieron que había nacido el Rey y Salvador de Israel. Herodes el gobernador supo sobre este evento porque los magos que vinieron del oriente para adorarlo se lo hicieron saber “diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle” Mateo 2:2

Ellos creían que el Rey había nacido en la casa real, pero El Rey nació en un pesebre, y creció en medio de la pobreza Lucas 6:20. Estos magos llegaron a rendirle honores al Rey que había nacido, tal como en la actualidad se le rinden honores a un presidente de alguna nación. Sin embargo, Jesús murió en una cruz sin actuar como un Rey, aunque en aparente burla los soldados romanos colocaron un roturo sobre la cruz que indicaba que efectivamente lo era“ 36 Y sentados le guardaban allí. 37 Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDIOS. 38 Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda” Mateo 27:36-38

Jesús comenzó su ministerio anunciando que el Reino de los cielos estaba cercano “Decía: “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.” Mateo 3:2 NVI ¡dijo esto porque su Reino aun no había llegado! Es evidente distinguir que Jesús no actuó como Rey sino como súbdito, sirviendo en lugar de ser servido; pero cuando Jesús triunfó en la cruz del Calvario, fue exaltado a grado sumo, siendo coronado Rey de Reyes y Señor de Señores. Cuando Jesús dijo que el Reino de Dios estaba cerca era porque faltaba un tiempo para que este se estableciera.

Podemos comparar el Reino de los cielos con la forma en la que elige a un presidente de alguna nación del mundo; aunque el presidente haya sido elegido, no entra en funciones el mismo día de su elección, sino que tiene que pasar un período de tiempo mientras el Presidente saliente pone al tanto al nuevo de la parte administrativa. De la misma manera, Jesús fue exaltado por el Padre como Rey de su Reino Mateo 28:18-20. Sin embargo, su realización en la tierra aún no ha sido cumplida. Jesús se establecerá como Rey de la Tierra de la misma forma que hoy en día ejercen los presidentes de las Naciones. Él no tomará el poder a través de elecciones democráticas sino que por medio de la fuerza.

No habrá ejército humano que pueda impedirlo “14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. 15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” Apocalipsis 19: 14-16.

El libro de Isaías dice Jesús se establecerá sobre el trono de David “Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin. Gobernará sobre el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y sostenerlo con justicia y rectitud desde ahora y para siempre.” Isaías 9:7 NVI. El Reino de Dios se fundará en la tierra desde el momento que Jesús regrese como Rey de Reyes en su segunda venida, de modo que el “Reino” no es un imaginario gobierno celestial que rige los asuntos de la humanidad por medio del corazón de los hombres, sino que será algo tan real y palpable como cualquier gobierno humano.

Se Sentará sobre el Trono de David
La profecía de Isaías fue confirmada por el ángel que anunció a María el nacimiento del Mesías diciéndole: “30 Entonces el ángel le dijo: Maria, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre.” Lucas 1:30-32

¿Qué importancia tiene que Dios establezca su Reino alrededor de la figura de David? Definitivamente tiene gran trascendencia porque el trono de David fue fundado en Justicia, rectitud y bondad; virtudes que identificaron a David. Si examinamos las características de David nos daremos cuenta que representan en buena medida al modelo de Jesús, la diferencia radica en que Jesús no ejerció como Rey y David lo hizo por cuarenta años. El Señor buscó a un rey conforme a su Corazón, un hombre que pensara y que actuara en base al anhelo de su corazón. Un corazón misericordioso, bondadoso y justo “Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.” 1 Samuel 13:14 esto, nos puede dar una idea de la calidad de virtudes que Dios establecerá en su Reino.

David era un hombre valiente que confiaba plenamente en Dios y no en sus propias fuerzas “Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado”. 1 Samuel 17:45 aunque David poseía una fuerza sobrenatural, derrotó a un gigante que era más fuerte, y con mucha más experiencia en asuntos de guerra que él. Este gigante habría amedrentado a los hombres más valientes de Israel; sin embargo, David era capaz de matar a un oso o un león con sus propias manos, lo que supone una fuerza superior a la de cualquier hombre común “33 Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud. 34 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, 35 salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba” 1 Samuel 17: 33-35. ¿Quién dijo que David era un jovencito bien parecido y debilucho? Contrario a la opinión popular David si era un hombre muy fuerte, posiblemente con fuerza sobrenatural, pero que no confiaba en sus propias fuerzas sino que depositaba toda su confianza en Jehová, su protector y su salvador “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel”. 1 Samuel 17:46.

David era un hombre que caminaba en integridad “1 Júzgame, oh Jehová, porque yo en mi integridad he andado; He confiado asimismo en Jehová sin titubear. 2 Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón. 3 Porque tu misericordia está delante de mis ojos, Y ando en tu verdad.” Salmo 26:1-3 ¿Seria usted capaz de dirigir a Dios una oración como esta?

David fue un hombre de labios puros que no mentía, ni engañaba a nadie, salvo el asunto sobre Urías el Heteo David, él fue un hombre recto delante de los ojos de Dios “1 Oye, oh Jehová, una causa justa; está atento a mi clamor. Escucha mi oración hecha de labios sin engaño. 2 De tu presencia proceda mi vindicación; Vean tus ojos la rectitud. 3 Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche; Me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste; He resuelto que mi boca no haga transgresión” Salmo 17:1-3 ¿Acaso existen cristianos como David hoy en día? ¿O existe algún Político o Gobernante con esas características?

Las virtudes que caracterizaron el gobierno de David serán instauradas en el Reino de Dios en la tierra. Jesús gobernará con justicia y equidad a todos los hombres por siempre, pero de igual forma juzgará a los impíos y a los pecadores “3 Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos; 4 sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. 5 Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.” Isaías 11:3-5

Estructura del Reino de Dios

El reino de Dios tiene características similares a las de un reino o gobierno humano en el sentido de poseer una organización que sirve para administrar a la nación en la cual el rey es la autoridad máxima. Después del Rey o Presidente de la República, hay gobernadores de provincias o de estados; existen también alcaldes en los pueblos y embajadores que son enviados a diferentes países para representar al Rey o gobierno. Lo mismo hay servidores del gobierno que tratan los asuntos de la administración del estado y por último el pueblo en general. Ahora bien, en el Reino de Dios existen lugares de privilegio que Dios entregará a los vencedores. Jesús dijo a sus discípulos que ellos gobernarán sobre cada una de las doce tribus de Israel “Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel” Mateo 19:28

Esa promesa no es sólo para los discípulos, sino para todos los vencedores que guarden las leyes de Dios “26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre” Apocalipsis 2:26-27 No podemos asegurar cómo ni quienes conformaran el Reino de Dios porque únicamente al Padre le corresponde hacerlo. Algunos discípulos como Juan y Jacobo querían sentarse junto a Jesús; pero él les dijo que los lugares de autoridad son sólo para aquellos a quienes les está destinado “ 35 Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. 36 El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? 37 Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. 38 Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? 39 Ellos dijeron: Podemos. Jesús les dijo: A la verdad, del vaso que yo bebo, beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; 40 pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado” Marcos 10: 35-39

Hoy en día existe muy poca expectativa en cuanto al establecimiento del Reino de Dios en la tierra, es más, la gran mayoría de los cristianos piensa que su carrera culminará cuando mueran o cuando llegue el “Rapto”. Sin embargo, para los discípulos era diferente, pues su esperanza y su fe estaban fundadas en la promesa de Jesús que regresaría para darles galardones. Ellos pensaban que Jesús volvería en su tiempo, por esa razón animaban a los demás a no desmayar y seguir adelante; “7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. 8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca” Santiago 5: 7-8 Cada uno de ellos que deseaba estar junto a Jesús en su retorno, entendían que participar del Reino de Dios era mucho más valioso que cualquier posesión terrenal, por esa razón estaban dispuestos a renunciar a todo para seguir a Jesús. Pedro siendo el más intrépido de los discípulos le preguntó a Jesús qué obtendrían después de haber dejado sus propiedades y seguirlo “Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?” Mateo 19:27 ¿De qué sirve dejar todo si no recibe nada a cambio?

Todas nuestras buenas obras serán recompensadas y especialmente si esas obras son hechas a su mismos siervos “ 40 El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. 41 El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. 42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.” Mateo 10:40-42

¿Cuándo será establecido el Reino?

En nuestro mundo y en pleno siglo 21 vemos tristemente que aún no se hace la voluntad de Dios en la tierra ¿Por qué decimos esto? Porque definitivamente no es la voluntad de Dios que se aprueben leyes que permitan el casamiento de homosexuales por ejemplo; tampoco es la voluntad de Dios que Países ricos boten toneladas de alimentos al mar para mantener los precios en el mercado mientras millones de personas no tienen nada que comer. Tampoco es la voluntad de Dios que países poderosos invadan a otros para apropiarse de sus recursos naturales, mucho menos que aumente la depravación sexual y la pornografía infantil; todas estas cosas van en contra de la voluntad de Dios. ¿Entonces cuándo se hará la voluntad de Dios en la tierra?… ¿Es acaso cuando todos los hombres se hayan convertido al cristianismo? O ¿cuando todos los políticos sean cristianos?…De ninguna manera!… la voluntad de Dios se hará hasta que Jesucristo venga de nuevo y establezca su Reino sobre la tierra, la escritura dice: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Mateo 6:10

La voluntad de Dios se hace en los cielos donde se encuentra su Reino hoy en día, igualmente se hará sobre todas las naciones de la tierra cuando Jesucristo regrese a establecer su gobierno divino. ¿Cuándo sucederá?¿Quiénes son esos enemigos?… ¿Dónde se encuentran?… El profeta Isaías nos da un panorama de quiénes y dónde se encuentran

“21 ¿Cómo te has convertido en ramera, oh ciudad fiel? Llena estuvo de justicia, en ella habitó la equidad; pero ahora, los homicidas. 22 Tu plata se ha convertido en escorias, tu vino está mezclado con agua. 23 Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda. 24 Por tanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, el Fuerte de Israel: Ea, tomaré satisfacción de mis enemigos, me vengaré de mis adversarios; 25 y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza. 26 Restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros como eran antes; entonces te llamarán Ciudad de justicia, Ciudad fiel. 27 Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella con justicia. 28 Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos.” Isaías 1:21-28

Los enemigos de Dios son aquellos que aun siendo miembros de alguna denominación no ayudan al necesitado, no dan agua al sediento, no ayudan a las viudas y los huérfanos, que se apartan de la verdad y van en pos de mentiras y “modas” doctrinales que conducen a los creyentes por caminos de codicia. Pablo nos advierte que muchos se constituyen en enemigos de la cruz de Cristo cuando rechazan padecer por su causa “ 17 Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. 18 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; 19 el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal” Filipenses 3:17-19 Jesús se encuentra esperando que Dios ponga a esos enemigos por estrado de sus pies “pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies” Hebreos 10:12-13

Dios Padre humillará a todos los soberbios y los pondrá frente a Jesús para que con toda autoridad tanto hombres y ángeles sean juzgados ante su presencia. No sabemos cuándo vendrá Jesús, por lo tanto no podemos saber en qué fecha se establecerá el Reino de Dios en la tierra, lo que sí sabemos es que desde el momento que Jesús regrese a la tierra, todas las naciones de la tierra estarán bajo su dominio “ 4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; 5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.” Apocalipsis 1: 4-6

Anunciando el Reino de Dios

Cuando el Señor Jesucristo estuvo en la tierra enseñó a sus discípulos a pedir al Padre para que su Reino se estableciera en la tierra Mateo 6:10. Y los envió que anunciaran que el reino de Dios se había acercado a los hombres “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado” Mateo 10:7 este era el mensaje central de la predicación de Jesús y no otro evangelio. Es necesario que el evangelio del reino sea predicado para testimonio a las naciones antes que venga el fin y él establezca su soberanía sobre los hombres. Jesús fue enviado precisamente a anunciar el reino de los cielos Lucas 14:43; lo mismo hicieron sus discípulos “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres” Hechos 8:12

Los creyentes del primer siglo estaban convencidos y persuadidos de que el Reino de Dios vendría a la tierra, incluso, la mayoría murió con esa esperanza. Ellos anunciaban con toda seguridad que el »Reino de Dios se establecería en la tierra« en un futuro muy cercano “Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios” Hechos 19:8; cristianos como Pablo predicaron toda su vida acerca del Reino de Dios “ 30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento” Hechos 28:30-31; nosotros debemos proclamar el reino de los cielos y el nombre de Jesucristo, así como sus discípulos lo hicieron. Ahora bien, Jesucristo le dijo a los apóstoles que fueran por todo el mundo haciendo discípulos y que los Bautizaran en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; y que enseñaran a otros a obedecer las cosas que él les enseñó. Y los que fueron bautizados lo hicieron creyendo en Jesús y en su anuncio del reino (Hechos 8:12).

La pregunta es: ¿le estamos enseñando a la gente, a esperar el nuevo gobierno de Dios en la tierra? ¿Le decimos al nuevo creyente que Cristo viene físicamente de nuevo a juzgar a vivos y a muertos, inclusive al Cristiano Evangélico? ¿Le enseñamos a no poner la mirada en las cosas materiales porque todas las obras en la tierra serán quemadas? ¿Le enseñamos al nuevo creyente que debemos cumplir con los mandamientos de Cristo para alcanzar la salvación?

Si no estamos haciendo esto, es tiempo que comencemos hacerlo, porque Jesús viene pronto y es preciso que retomemos sus doctrinas [o enseñanzas] en lugar de aquellas que cada línea religiosa o denominacional defiende; porque según ellos “están escritas en la Biblia”, aunque la escritura no las respalde. Es triste ver que las verdaderas enseñanzas de Cristo se han perdido con el tiempo y han sido suplantadas por una mezcla de paganismo y cristianismo que en la actualidad son enseñadas institucionalmente en las congregaciones. Debemos recalcar que el Reino de Dios es un gobierno real y que por lo tanto actuará en forma directa en los asuntos de los hombres desde el instante que sea establecido. No se trata de una fantasía, ni un cuento de personas ignorantes. Se trata de anunciar al mundo que Cristo viene pronto y que él hará su voluntad en la tierra; de modo que es imprescindible que aprendamos a conocer su voluntad y actuar en función de ella.

TESTIGOS DE JEHOVÁ DAN CURIOSAS PAUTAS PARA ESCOGER LA RELIGIÓN VERDADERA QUE LES SON PERJUDICIALES


En la Atalaya del 1 de diciembre de 1991 pág 71 la Sociedad Watchtower publicó un artículo titulado: "Cómo escoger la religión correcta" en donde se explica cómo una persona podría saber cuál es verdaderamente la religión verdadera. La primera consideración que debería tomarse en cuenta, según refiere La Atalaya, es que esa religión no enseñe mentiras, porque una religión que enseña mentiras no puede ser de ninguna manera la religión verdadera.

Veamos entonces en este video si La Watchtower reúne esos requisitos para ser considerada la religión verdadera, y analizaremos si miente o no miente con sus doctrinas enseñadas a sus domésticos.

Véalo en:
[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=oSVWuX0K8hs]

jueves, 20 de mayo de 2010

UNA INTERPRETACIÓN REVOLUCIONARIA DE LA IMAGEN COLOSAL DE DANIEL 2


“Mientras él estaba sentado en el Monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? ‘” Mateo 24:3

En nuestras conversaciones con muchas personas sobre las profecías bíblicas, alguien invariablemente plantea la candente eterna pregunta, “¿qué tan cerca estamos de la segunda venida de Jesús?” Como un caballero sincero lo expresó, “Se nos ha enseñado durante años el ‘árbol de higos’ en relación con Israel convertirse en una nación en 1948, y hemos escuchado las enseñanzas de la gran profecía de los Olivos. ¿Cuál es su opinión?” “En otras palabras,” He escuchado todas las respuestas tradicionales, y en realidad no es clara para mí. ¿Tiene algo que puede añadir un poco de claridad a este asunto? “

La mejor respuesta que podemos dar para ayudarnos a comprender lo cerca que estamos del final, y cuán pronto volverá el Señor, se encuentra en el sueño de Nabucodonosor, según consta en el segundo capítulo del libro de Daniel. Estamos firmemente convencidos de que Jesús estaba apuntando a la imagen multimetálica cuando Él respondió a esta misma pregunta planteada por sus discípulos hace dos mil años.

Y Jesús les respondió: “Mirad que nadie lo lleva por mal camino. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo», y engañarán a muchos. Y oiréis de guerras y rumores de guerras. Véase que no se alarmen, porque esto debe tener lugar, pero el fin no es el momento. Porque nación se levantará contra nación, y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diferentes lugares. Todo esto no es sino el comienzo de los dolores de parto. Entonces os entregarán a tribulación, Mateo 24:4-9…

Si hay una cosa que casi todos los eruditos bíblicos están de acuerdo, es que las únicas partes del cuerpo en la imagen multimetálica en Daniel 2:31-45 aún están por formarse son los pies y dedos de hierro y arcilla. En esto también estoy de acuerdo. . . en parte.

Creemos que estas partes del cuerpo que están aún POR SER FORMADAS en los últimos tiempos. En otras palabras, creemos que hay una doble cumplimimento (también llamado cumplimiento “mayor” y “menor”). La conexión entre aquellos reinos históricos, y las naciones futuras, es que cada país correspondiente será regido por el mismo exacto príncipe satánico.

Históricamente, la cabeza de oro representaba el imperio babilónico. Fue conquistada por el Imperio Medo-Persa (pecho y brazos de plata). Los persas fueron derrotados por el Imperio Griego (vientre y los muslos de bronce). Y, por último, el imperio griego sucumbió al Imperio Romano (piernas de hierro). Todo lo que queda son los pies y los dedos de los pies de hierro y arcilla, así como un problema (el Imperio Romano no fue derrocado por una confederación de diez reinos). Además, las partes del cuerpo de la estatua no se “derrumbaron”, ya que cada reino que saltó a la preeminencia – permaneció, aunque disminuidos.

Aquellas partes del cuerpo, desde Babilonia hasta el Imperio Romano, deben volver con fuerza en el escenario mundial para que cumplan la profecía bíblica sobre la imagen. La tarea será específicamente destinada a identificar con seguridad a estos países (recuerde, ellos no tienen por qué tener el mismo nombre, la conexión fundamental es que deben ser gobernados por el príncipe satánico mismo). En Daniel 7:12 leemos en referencia a estos reinos:”En cuanto al resto de las bestias, su dominio fue quitado, pero sus vidas se prolongaron por una temporada y un tiempo.” Es decir, nunca desaparecieron por completo.

Estos reinos aún están en el mapa, pero ellas simplemente no tienen el dominio y el poder que gozaban en tiempos pasados. En segundo lugar, la duración del “reinado” de cada una se verá muy comprimida, y el tiempo entre el surgimiento de cada nación será muy corto en comparación con sus contrapartes históricas. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en Apocalipsis 12:12.

“Pero ¡ay de vosotros, oh tierra y el mar, porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, porque sabe que su tiempo es corto!”

Todo lo que Satanás necesita para este tiempo es que cada uno de estos príncipes satánicos haga su parte para preparar al mundo árabe para la aparición del Anticristo. Su trabajo consiste en preparar a la región para el juego final de Satanás, para “preparar” el escenario económico, político y espiritual del mundo islámico para que todo esté en su lugar para el ingreso del Anticristo. Sabemos que cuando la roca golpee los pies de la imagen, la estatua entera estara presente y erguida, y entonces la estatua entera será destruida. Como mencionamos anteriormente, esto significa que algunas naciones existirán en los tiempos finales que serán las representaciones de estas partes del cuerpo, y Cristo va a destruirlas a todas ellas en el momento de su regreso.

¿Así que cuáles naciones serán?

La cabeza de oro fue Babilonia, y el lugar central del poder dentro de ese imperio nunca se movió a ningún sitio. Permaneció en la ciudad de Babilonia, que se encuentra en el moderno Irak. Por lo tanto creemos que el fin de los tiempos la “cabeza de oro” será Irak. El pecho y los brazos de plata era Persia, y si bien su centro del poder cambió de alguna manera, se mantuvo por lo general situada en la región donde se originó, que se encuentra en el actual Irán. Por lo tanto creemos que en el fin de los tiempos “el pecho y brazos de plata” será la nación de Irán. El vientre (y los muslos) de bronce surgió en Grecia, y luego se dividió en cuatro “reinos” independientes, cada uno con su propio centro de poder. Entonces, ¿cómo hacemos frente a esto?

Bueno, Escriturariamente, el foco de toda la actividad griega se desplaza a dos de las cuatro divisiones: Siria y Egipto. Y de esas, una de ellas da lugar a un gobernante que vendrá a representar el anticristo de los tiempos finales. Ese gobernante fue Antíoco Epífanes, y el reino era la división de Siria. Basados en esto, creemos que el fin de los tiempos el “vientre y muslos de bronce” será el país de Siria. Por último, las piernas de hierro se levantaron en Roma. Como se detalla en el capítulo uno, el centro del poder “Romano” pasó de Roma a Constantinopla en los últimos dos tercios del Imperio Romano. Constantinopla, que actualmente se denomina “Estambul”, está situada en la moderna Turquía.

Basados en esto, es muy posible que en el fin de los tiempos las “piernas de hierro” será el país de Turquía (antes, el Imperio Otomano).Después que la sección occidental del Imperio Romano cayó en 476 DC, la sección oriental con Constantinopla como su capital continuó hasta alrededor de 1453 AD, cuando finalmente cayó ante el Califato islámico de los turcos otomanos. La historia demuestra que el Imperio Otomano conquistó todo el Oriente Medio, partes de Asia, el norte de África, Europa oriental, y del Suroeste de Europa todo el camino a España, sin embargo, los maestros de profecía dicen que ningún otro imperio ha gobernado Medio Oriente desde la caída de Roma. Antes del Imperio Otomano, hubo otro imperio que conquistó todo el Oriente Medio, partes de Asia, el norte de África, etc. alrededor del año 850 AD. Este fue el Imperio Islámico, que gobernó gran parte del mundo, incluyendo los tres reinos de Daniel 2, es decir, el Imperio babilónico, persa y griego que gobernaron todo el Oriente Medio. Parece bastante claro en el texto que el Oriente Medio es lo que está a la vista en Daniel 2. Es difícil concluir si el cuarto reino de Daniel 2, que aplasta todos los demás es el Imperio Islámico o el Imperio Otomano. Dado que ambos imperios dominaron básicamente las mismas áreas y tuvieron los mismos objetivos, es decir, dominar la zona bajo las normas islámicas, podemos concluir que puede ser una y la misma en dos fases diferentes. Este reino islámico-otomano califica por sí sola para ser el cuarto reino de Daniel que se suponía que iba a aplastar y metales de los Imperios babilónico, persa y griego. Como los Imperios de ley islámica conquistaron los tres primeros reinos de Daniel 2, literalmente, rompieron las demás piezas como en el texto dice en Daniel 2:40

Otra forma de decir esto es que el “mayor” cumplimiento de esta visión fue en los imperios históricos de Babilonia, Persia, Grecia y Roma. La “menor” realización será en los tiempos finales, y contará con las naciones de Irak, Irán, Siria y Turquía. Cada uno de estos países aparecerá en los tiempos finales, adquiriendo un papel protagonista en los asuntos árabes hasta que se unan en la Confederación Mediterránea de los Diez Reinos, y en última instancia, por el propio Anticristo. Si estamos en lo cierto, es posible que esta progresión pueda ya haber comenzado. Presentamos lo siguiente con cautela, y con pleno conocimiento de cómo muchos eruditos anteriores han ido por mal camino tratando de encajar los acontecimientos actuales en la profecía bíblica.

Cuando las obras de Satanás se completen en la formación de los pies y los dedos en la imagen, gran oscuridad espiritual cubrirá a la gente, y el Anticristo se levantará entre ellos. Esa imagen plena y completa será el símbolo del final del “hombre de pecado”, el Anticristo mismo! Si estamos en lo correcto en esta interpretación, es muy probable que el Anticristo, el gran esperado Mahdi de la fe islámica, esté en algún lugar en Siria vivo y bien en este mismo momento.

¿Qué les parece, mis fans?... ¡Se aceptan objeciones o piropos!

miércoles, 19 de mayo de 2010

EL PELIGRO DE PERDER DE VISTA EL REINO DE DIOS (LUCAS 9:62)


Mayo 19, 2010 – 1:26 am

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

El peligro de mirar en la dirección contraria

He aquí una historia bíblica que deseo compartir con ustedes de dos hombres que querían seguir a Jesús. Es como sigue: “Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios” (Lucas 9:61,62). En este breve relato del encuentro de Jesús con dos hombres que estaban dispuestos a seguirlo, Jesús les dice que los que quieren poner primero los intereses familiares antes que la proclama del reino, no son aptos para dicho reino. En general, lo más grande que tiene el hombre es su familia, y acá vemos a Jesús exhortando a dos potenciales seguidores a que ignoren a sus familias para seguirlo a él. Esto me pareció muy extraño en un principio, y lo debo confesar. Sin embargo, creo que aquí hay una enseñanza que nos dice que el amor por Cristo y su reino deben ser más fuertes que el amor que uno siente por sus seres queridos. Y también el reino de Dios es lo primero y lo más importante que incluso la misma familia. Recordemos que en una ocasión Jesús dijo: “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” (Mateo 10:37).

Entonces Jesús está enseñando que el amor por él y su evangelio del reino debe superar al amor que uno tiene por sus seres queridos, e incluso por el que uno tiene por su propia persona. Así que estos dos hombres de la historia evangélica aún estaban mirando hacia atrás, hacia su familia, y no se estaban enfocando hacia la meta suprema. Pablo con claridad pudo Decir: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:13,14). Y además él dijo que quienes no se enfocaban en el “supremo llamamiento” era porque todavía estaban pensando sólo en las cosas mundanas o terrenales (verso 19: “…sólo piensan en lo terrenal O MUNDANO”. Pero nuevamente la enseñanza acá de Jesús no es que abandonemos a nuestras familias por completo, porque aquel que no provee para su propia casa ha renegado a la fe y está caminando hacia su perdición (1 Timoteo 5:8: “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”). Tenemos que entender que la enseñanza de Cristo es espiritual. La idea es que uno no debe estar poniendo primero sus intereses personales y los de su familia y relegando los intereses del Reino en un segundo plano. Entonces si ponemos primero a Cristo y su reino de justicia, todo lo demás vendrá por añadidura.

El Ejemplo de Lot y Su Familia


El fiel Lot fue advertido a tiempo por los ángeles de Yahweh para escapar a tiempo con su familia de las ciudades pecaminosas de Sodoma y Gomorra porque Dios las iba a destruir totalmente . He aquí la historia:

“Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar; porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo. Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba. Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. Pero Lot les dijo: No, yo os ruego, señores míos. He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera. He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; dejadme escapar ahora allá (¿no es ella pequeña?), y salvaré mi vida. Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado. Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Por eso fue llamado el nombre de la ciudad, Zoar. El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó a Zoar. Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”. Aquí hay otra enseñanza profunda y espiritual en esta historia que nos dice que siempre debemos mirar hacia adelante y no volver la vista hacia atrás, hacia nuestro pasado, hacia nuestras posesiones y hacia nuestros amigos y familiares que quedaron atrás. Es semejante a lo que leímos en Lucas 9:62.

De modo que se nos manda a no retroceder, a no bajar la velocidad, a no ser indolentes y conformistas, a no estar mirando nuestro pasado y lo bien que lo pasábamos con nuestros familiares y amigos en nuestras mansiones y en nuestros clubes elegantes. Aquí, en la historia de Lot y su familia, la esposa se rezagó por mirar su pasado, lo que estaba dejando atrás, como su casa, sus amistades, sus comodidades, temiendo seguramente deambular por un lugar incierto y desértico para después comenzar todo nuevamente. Pero esa imprudente decisión de mirar hacia atrás, por su apego a su pasado, le costó su vida. Esta es una realidad que se repite en nuestros propios días, cuando constatamos que muchas mujeres (como ocurrió con la esposa de Lot) aún se resisten a dejarlo todo para obedecer la voz del Señor. Ciertamente ellas, más que los varones, son seducidas por la vanidad de la vida y por los deseos de los ojos. Y todo esto es un impedimento para que ellas puedan alcanzar su salvación y las de sus esposos e hijos. No digo que esto no ocurre con los varones, pero lo cierto es que las damas están mayormente bombardeadas por tanta propaganda materialista, que difícilmente pueden sacudirse de la avaricia y el consumismo que generan estos anuncios. Por eso es que difícilmente podrán los ricos entrar en el reino de Dios. Estos individuos están enredados en los negocios de esta vida porque desean mantener, e incluso mejorar, su estatus de vida cómodo y con excesos. Aparentemente parece inocuo este anhelo, ¡pero está lejos de serlo! (Lucas 8:14: “…son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto”).

www.apologista.wordpress.com
www.retornoalparaiso.blogspot.com
www.ladoctrinadedios.blogspot.com
www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org

EL PARTIDO DE DIOS


Mayo 19, 2010 – 8:09 pm


Iliustración: Jesús anunciando su nuevo gobierno mundial a sus partidarios

A los que estamos predicando el Reino de Dios, el Señor nos reveló que existía algo en los evangelios de lo cual nadie solía hablar, pues pareciera que no tuviese importancia, pero si la tenía y tanta que cambió mi vida y comprensión del plan de Dios.

Cuando leía La Biblia anteriormente, me preguntaba: ¿pero esto qué es? ¿A qué se refiere? ¿De qué se está hablando? ¿Está hablando de derechos humanos? Parecía que estábamos en el Congreso, hablando de política y discutiendo de leyes; La ley de Moisés, la ley de Cristo, las ordenanzas de Pablo, el Congreso en Jerusalén de Hechos 15, etc.; discutiendo los discípulos entre ellos como congresistas; y leyendo, parece que así era el asunto. Finalmente, pude comprender, con la ayuda de Dios, que la iglesia no era un sitio definitivo donde nos íbamos a quedar para siempre, sino que era un “barco de transporte de tropas” a una nueva tierra, y por eso es que tienen tantos problemas en el mundo las diferentes iglesias, así como peleas internas interminables debido a sus innumerables imperfecciones, ya que todas pretendían ser el sitio perfecto de destino, en lugar del “barco de transporte” a dicho sitio. Pude comprender que la iglesia no era el fin en sí mismo, sino un vehículo para dirigirnos al destino, que era otro, llamado el Reino de Dios. Evidentemente, si éste era el sitio a donde nos tenía que ayudar a llegar la iglesia, este sitio sería más importante que la Iglesia misma, y noté también que pocos parecían llegar al destino. LUCAS 13:24 ESFORZAOS POR ENTRAR POR LA PUERTA ANGOSTA, PORQUE OS DIGO QUE MUCHOS INTENTARAN ENTRAR Y NO PODRAN.

Cuando venimos al Mesías, y comenzamos a estudiar las escrituras, empezamos a ser doctos en los asuntos relacionados con el Reino de Dios y nos emocionamos en ayudar a otros a ver el Reino primero y en hablar de los procedimientos y maravillas de éste, y cómo hacer para entrar en él, cuando se manifieste. Todos estos asuntos, tanto los más materiales, como la comida, como los más espirituales, son todos bíblicos, y no son las doctrinas ni leyes del mundo, ni son los métodos de los gobiernos del mundo, sino los de Dios. Son las formas del gobierno que vendrá y será establecido en la tierra; MATEO 13:52 EL LES DIJO: POR ESO TODO ESCRIBA DOCTO EN EL REINO DE LOS CIELOS, ES SEMEJANTE A UN PADRE DE FAMILIA QUE SACA DE SU TESORO COSAS NUEVAS Y COSAS VIEJAS. Es como si la iglesia fuese el partido secreto y político de Cristo en la tierra. Pero alguno dirá: ¡eso es una locura!, ¡Cristo no tiene nada que ver con la política! A lo cual les diré que si bien en este momento no tiene relación directa, sí la tendrá directamente cuando él establezca su Reino en la tierra, en el futuro, ya que este Reino es también físico, así como espiritual, y un Reino físico necesita de rey, territorio, leyes y súbditos. Por eso Jesús le dijo a Pilato que su reino no era de este mundo (JUAN 18:36).

Tampoco este reino era de ese tiempo en el que Jesús estaba realizando primeramente la obra de redención, ni de ese mundo que estaba dominado por el príncipe de las tinieblas. Este Reino, de cuya parte sólo el Rey se había acercado a la tierra, estaba en suspenso en la época de Jesús y tendría que ser restaurado más adelante, en una fecha que no podía ser revelada a los discípulos; HECHOS 1:6-7 ENTONCES LOS QUE SE HABIAN REUNIDO LE PREGUNTARON, DICIENDO: SEÑOR, ¿RESTAURARAS EL REINO A ISRAEL EN ESTE TIEMPO? LES DIJO: NO OS TOCA A VOSOTROS SABER LOS TIEMPOS Y LAS OCACIONES QUE EL PADRE PUSO EN SU SOLA POTESTAD.

Pero si bien no iba a ser dada la fecha exacta de la venida del Reino, si iban a ser dadas señales de su inminente llegada para que el pueblo de Dios pudiese prepararse y estar velando para el encuentro más maravilloso de toda la historia; LUCAS 21:31 ASI TAMBIEN VOSOTROS, CUANDO VEAIS QUE SUCEDEN ESTAS COSAS, SABED QUE ESTA CERCA EL REINO DE DIOS.

Este Reino de Dios es totalmente Divino y no de los hombres. Es una realización de Dios y no humana. Baja del Cielo y no es algo que se logra a través de las ciencias y religiones humanas, porque definitivamente no se forma en la tierra como pretenden los hombres y los políticos. De ese Reino, solo estaba presente el Rey que era el mismo Yahshúa delante de Pilato. Por eso, a la pregunta de si él era rey, Jesús contesta afirmativamente, pero su reino no estaba en ese momento presente en la tierra, sino sólo en Cristo, porque había otro reinando y el tiempo de la restauración de este Reino que había estado anteriormente en Israel, era aún futuro. LUCAS 23:3 ENTONCES PILATO LE PREGUNTO, DICIENDO: ¿ERES TÚ EL REY DE LOS JUDIOS? RESPONDIENDOLE EL, DIJO: TU LO DICES.

Desde el principio Dios intentó establecer su Reino, primeramente con Adán y Eva, a quienes dio potestad sobre la creación, GENESIS 1:26 ENTONCES DIJO DIOS: “HAGAMOS AL HOMBRE A NUESTRA IMAGEN, CONFORME A NUESTRA SEMEJANZA Y TENGA POTESTAD SOBRE LOS PECES DEL MAR, LAS AVES DE LOS CIELOS Y LAS BESTIAS, SOBRE TODA LA TIERRA Y SOBRE TODO ANIMAL QUE SE ARRASTRA SOBRE LA TIERRA. En este pasaje del Génesis se ve clarísimamente, que Dios otorga al hombre la autoridad y el poder para ser el rey sobre la tierra, e incluso sobre los animales que se arrastraban sobre la tierra. Este primer Adán recibe directamente de Dios la unción (que es la autorización divina) para gobernar la Creación, pero desobedece la Su única restricción que Él había puesto de no comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, y falla inmediatamente. Luego del llamamiento de Abraham, y con la nación de Israel Dios intenta reinar en medio del pueblo, primero de una forma invisible a través del Arca y de Moisés, EXODO 17:16 “DICIENDO: POR CUANTO LA MANO DE AMALEC SE LEVANTO CONTRA EL TRONO DE YWHW…..”, y luego mas visiblemente a través de los reyes; 1 CRONICAS 28:5 “……..ELIGIO A MI HIJO SALOMON PARA QUE SE SIENTE EN EL TRONO DEL REINO DE YHWH SOBRE ISRAEL”. Pero Israel también falla al principio y al final. Vemos que Dios siente tristeza cuando su pueblo le pide a Samuel que les dé un rey al estilo mundano, pues Dios ve en esta petición que es a él, y no al profeta, a quien están rechazando, 1 SAMUEL 8:7 “OYE LA VOZ DEL PUEBLO EN TODO LO QUE TE DIGAN, PORQUE NO TE HAN DESECHADO A TI, SINO A MI ME HAN DESECHADO, PARA QUE NO REINE SOBRE ELLOS”. Pero su pueblo se vuelve desobediente y rebelde, hasta que finalmente el Señor decreta el fin del Reino en la tierra durante el reinado del rey Judío Sedequías, entregándolo en manos de Babilonia (586 AC). Dice EZEQUIEL 21:25-27 “……HASTA QUE VENGA AQUEL A QUIEN CORRESPONDE EL DERECHO Y YO SE LO ENREGARE”.

Por supuesto que sabemos que al único que le corresponde el derecho de gobernar en el trono de David es Cristo. Yahshúa anuncia buenas noticias que tienen que ver con el Reino de Dios, pero nadie ahora parece detenerse para oír o investigar lo que se trata esto, es decir, “las buenas noticias del Reino de Dios”. Por momentos es como si alguien anunciase las noticias de un reino como el de España o Inglaterra, que son dos reinos de los cuales oímos en las noticias regularmente. Así también, debemos preparar nuestro oído cuando leemos los evangelios para recibir las noticias del partido de Yahshúa a través de los evangelios sinópticos y de las epístolas, que contienen toda las enseñanzas del futuro gobierno de Cristo. Sin embargo, en el mundo actual, este evangelio del reino es desoído y en muchos sitios rechazado como un asunto Judío, o como si fuese el partido comunista cuando era ilegal en España. Del mismo modo, también es ilegal y perseguido el partido de Cristo (su Iglesia) en muchos países. Este Yahshúa se encuentra ahora preparando los últimos detalles para la restauración del Reino de Dios en la Tierra. Por esto es que generalmente los políticos quieren separar completamente las cosas de Dios de lo político, y dicen: “¡eso es religión…no se metan en lo político! Pero a pesar de las protestas, éste es nuestro asunto y a eso nos dedicamos nosotros, a meternos en la política del mundo para proclamar un venidero nuevo gobierno mundial divino”. El espíritu del príncipe de la potestad del aire es el que inspira la idea de que reino de Dios hay que tomarla “espiritualmente” a fin de que los potenciales creyentes no crean en el verdadero evangelio salvador y así ellos no proclamen la verdad de un solo gobierno mundial venidero bajo Cristo. EFESIOS 2:2 EN LOS CUALES ANDUVISTEIS EN OTRO TIEMPO, SIGUINDO LA CORRIENTE DE ESTE MUNDO, CONFORME AL PRINCIPE DE LA POTESTAD DEL AIRE, EL ESPIRITU QUE AHORA OPERA EN LOS HIJOS DE DESOBEDIENCIA.

Lo que realmente ocurre es que este espíritu diabólico quiere mantener alejado del poder y la autoridad a Cristo para ocuparse sólo él de los asuntos del mundo. El desea que los cristianos se dediquen a buscar escapar de la tierra para morar en una dimensión distinta, porque eso la religión no le molesta para nada, ya que él inventó todas las religiones. Pero resulta que Cristo es el Rey del Reino de Dios, que ya realizó la obra redentora en la tierra y que ahora está preparando los últimos detalles para la restauración total del Reino de Dios en la tierra, y pronto él estará tangiblemente en medio nuestro, reinando. Esto lo tiene furioso al diablo. Por este motivo también este impostor y usurpador del poder, intentó negociar con Yahshúa cuando este visitó la Tierra, ofreciéndole la gloria de todos los reinos del mundo si solamente le adoraba, lo cual fue terminantemente rechazado por el Señor; LUCAS 4:6-7 LE DIJO EL DIABLO: A TI TE DARE TODO EL PODER DE ESTOS REINOS, Y LA GLORIA DE ELLOS, PORQUE A MI ME HA SIDO ENTREGADA Y A QUIEN QUIERO LA DOY. SI TU POSTRADO ME ADORAS, TODOS SERAN TUYOS.

Este espíritu de las tinieblas, tiene bajo su poder e influencia a todos los poderes del mundo y no quiere soltarlos, sino que se opone al cambio. 1 JUAN 5:19 SABEMOS QUE SOMOS DE DIOS Y EL MUNDO ENTERO ESTA BAJO EL MALIGNO. Es por esto que la venida del Reino será con gran poder y gloria en Cristo: No será muy democrática, sino que será más bien un golpe de estado, del Cielo a la Tierra, para establecer un nuevo orden mundial antes de que el hombre acabe de destruir el planeta, lo cual es algo que Dios no permitirá. APOCALIPSIS 11:18 Las naciones se airaron y tu ira ha venido: el tiempo de juzgar a los muertos, de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra».


http://www.apologista.wordpress.com/
http://www.elevangeliodelreino.org/

LOS MODALISTAS PIERDEN LOS MODALES CUANDO LES PRESENTAMOS ALGUNOS TEXTOS BÍBLICOS CONTUNDENTES




Mayo 19, 2010 – 6:19 am

JESÚS Y SU PADRE: DOS PERSONAS DISTINTAS Y SEPARADAS

En Juan 8:13, los Judíos desafiaron a Jesús:

Entonces los fariseos le dijeron: “Estás dando testimonio de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.”

Jesús respondió afirmando que, de acuerdo a Deuteronomio 19:15, el testimonio de dos o tres testigos es suficiente para establecer la verdad. En este caso, él fue uno de los testigos y el Padre fue el segundo testigo:

”Mi juicio es verdadero, porque yo no estoy solo en él, sino yo y el que me envió. Incluso en vuestra ley se haya escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que da testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí “(Juan 8:16-18).

Este pasaje es definitivo. Jesús dice que Él no es el único testigo, sino que el Padre es un segundo testigo que puede dar testimonio de la verdad. Si el Modalismo fuera cierto, entonces Jesús fue un mentiroso, porque no hubo ningún segundo testigo porque Él y el Padre eran (según el Modalismo) una misma persona. Si la persona del Padre es negada, entonces el testimonio de Jesús se invalida.

El Modalismo nunca ha sido capaz de responder a preguntas como: ¿Cómo puede Jesús estar sentado “a la diestra de Dios” el Padre si Él es el Padre? ¿Cómo puede ser Jesús tanto el remitente y el Enviado, el que ora y Aquel a quien se le dirige la oración, el sacrificio y Aquel a quien el sacrificio se le da?, Etc

Si el Modalismo fuera cierto, entonces no debemos esperar encontrar pronombres plurales como nosotros, nuestro, etc, en referencia al que el Padre y el Hijo. Pero esto es exactamente lo que encontramos en Juan 14:23-26:

”Respondió Jesús y le dijo:« Si alguno me ama, guardará mi palabra y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda Mis palabras, y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió Estas cosas os he hablado… Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que te dije ‘”.

Jesús dice que la palabra que habló no era su palabra, sino del Padre. Por lo tanto, no puede ser el Padre.


http://www.apologista.wordpress.com/

LA TRAGICA INVOLUCION DEL REINO CON EL PASO DEL TIEMPO


Los eruditos discrepan hasta qué punto Jesús entendió el reino de Dios como presente (”realizado”), futuro, o ambos. La mayor parte de ellos están de acuerdo, sin embargo, que Jesús vio el reino, paradójicamente, como de alguna manera “ya” presente pero “aún” no plenamente consumado.
.
Los Cristianos más tempranos retuvieron esta tensión paradójica, entendiendo el reino de Dios como que ya estaba entre ellos, pero esperándolo para ser totalmente establecido en el futuro próximo cuando Jesús volviera – es decir en uno terrenal y por lo tanto social. Durante los próximos pocos siglos, sin embargo, esta expectativa se atenuó, y la consumación fue empujada adelante en el futuro y en un reino celestial, o espiritual. Las interpretaciones subsecuentes se diferenciaron principalmente en el modo en que ellos enfatizaron el presente contra el futuro, y también lo social (o terrenal) contra lo espiritual (o celestial) del Reino de Dios.
.
Mientras la piedad medieval (Pietismo) estaba enfocada en una esperanza futura, espiritual y celestial, el catolicismo, al menos desde Agustín (354-430), también podría considerar el reino de Dios como presente de un modo secundario por el establecimiento de la iglesia, y en la sociedad en tanto que la iglesia influyera en ella. Esto condujo a una sacralización del catolicismo y de la sociedad medieval que los reformadores Protestantes procuraron desafiar.
.
Martín Lutero habló de dos reinos, ambos de los cuales estaban en gran parte presentes. Dios era el más directamente activo en el reino de Cristo. Este consistió en las relaciones espirituales entre individuos justificados y Dios, y entre tales individuos en la iglesia; aquí los asuntos fueron regulados por las enseñanzas de Jesús sobre el radical amor desinteresado. Dios estaba indirectamente presente en los asuntos sociales, sin embargo, a través del reino de este mundo; aquí Dios mantuvo el orden por estructuras sociales tradicionales y la violencia ejercida por los regímenes temporales. Aunque Lutero tuviera la intención de identificar menos el gobierno político directamente con el reino de Dios que lo que hizo el catolicismo, su insistencia en la conformidad hacia las estructuras y gobiernos establecidos, condujo a resultados prácticos similares.
.
Uno de los líderes de la tradición Reformada, Juan Calvino, habló principalmente del reino de Dios como espiritual, celestial, y futuro. Aun él reconoció que ciertos principios de ello están presentes en la tierra. Los Cristianos Reformados, a diferencia de la mayor parte de Luteranos, cada vez más consideraron el reino de Dios como una fuerza dinámica que transforma la vida útil y política. A veces éste condujo a la crítica y la transformación social. A menudo, sin embargo, esto también condujo a un sacralización de medios violentos del cambio (como en la Guerra Civil Inglesa, 1642-48) y de nuevos arreglos sociales (como entre los Puritanos americanos).
.
Por otra parte, los socinianos, ciertos albigenses y valdenses, los anabaptistas polacos, Pablo de Samosata, Miguel Servet, John Milton, John Locke, Isaac Newton, y muchos otros que eran unitarios, estaban a la espera del reino de Cristo, e hicieron de éste el mensaje central de las Escrituras, y la razón de su quehacer evangelístico en Europa.
.
En el siglo 19o el liberalismo Protestante acentuó los aspectos sociales y terrenales del reino de Dios tan fuertemente que sus dimensiones celestiales y espirituales a veces desaparecían. Ellos enfatizaron en las ordenanzas sociales radicales de Jesús, confiados de que éstas se hacían más practicables porque la humanidad se hacía más moral. Ellos a menudo comparaban esta supuesta evolución moral con la futura dimensión del reino de Dios. Pero en tanto que ellos lo identificaron con los movimientos tales como socialismo y democracia, los liberales los sacralizaron y subestimaron la radicalidad de la llamada de Jesús para la conversión espiritual.
.
La alineación optimista del liberalismo de los movimientos sociales con el reino de Dios despertó dos protestas muy diferentes en los siglos 19 y 20. Los dispensacionalistas sostuvieron que las enseñanzas sociales de Jesús debían ser seguidas literalmente en el reino de Dios – pero que este reino era totalmente futuro y sería establecido sólo en su vuelta. En la presente “Edad de la Iglesia” sólo el énfasis espiritual de Jesús era relevante. Completamente diferentemente, los teólogos existenciales, p.ej, Rudolf Bultmann (1884-1976), afirmaron que las enseñanzas de Jesús realmente no tenían ninguna importancia social, pero que el reino de Dios estaba presente siempre que los individuos respondieran a Dios. A pesar de sus diferencias, ambas teologías localizaron la esencia de la vida cristiana no en el movimiento social e histórico, sino en un reino presente, interior.
.
Finalmente, para entender el reino de Dios, es necesario tomar en cuenta la expectativa judía mesiánica del reino, la cual propugna la restauración completa del reino de Dios en la tierra prometida como en los viejos tiempos de los primeros reyes, tales como David, Salomón, etc. Jesús, sin duda, jamás manifestó que su reino sería radicalmente distinto de aquel que vendrá a restaurar. Si él restaurará el reino davídico caído o desaparecido, es imposible que termine siendo uno totalmente distinto en un lugar diferente. Pero las iglesias parecen obviar el pensar Judío del reino, y sólo se limitan a escuchar lo que tiene que decirnos el teólogo Agustín de Hipona o el protestante Lutero sobre el tema. Éste último, por otra parte, no mostró mucha simpatía por los judíos, y en sus expectativas mesiánicas, a pesar de que en 1517 sostenía, entre sus principios, devolver el cristianismo a sus fuentes hebreas, en lugar de la interpretación helenística.
.

EMPRESAS MULTIMILLONARIAS CON NOMBRES DE SECTAS RELIGIOSAS


Mayo 19, 2010 – 5:27 pm
.
¿Alguna vez se detuvo a pensar cómo las Iglesias invierten su dinero?
.
La imagen popular de una iglesia es la de una organización altruista sin preocuparse por el beneficio económico. Esto se refleja en el hecho de que las iglesias reciben el estatus de exención de impuestos de los gobiernos federal y estatal. Y sin lugar a dudas, la mayoría de las iglesias se involucran en la obra de caridad sustancial.
.
Pero eso no significa que las iglesias no son, al menos parcialmente, empresas para hacer dinero. Aunque los registros oficiales son escasos, las iglesias más importantes del mundo recogen ingresos anuales superiores a varios miles de millones de dólares. Al igual que cualquier otra institución, estas iglesias trabajan duro para ganar el mayor rendimiento posible de sus inversiones.
.
Los Santos de los Últimos Días
.
Si no conocido como la iglesia mormona, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha sido uno de los grupos religiosos más ricos del mundo. En 1997, la revista Time consideró que sus activos actuales ascendían a US $ 30 mil millones.
La iglesia mormona ha dado pasos ambiciosos para preservar y aumentar su riqueza a lo largo de los años. Posee el Deseret Morning News, uno de los periódicos más importante.
.
Iglesia Católica Romana
.
En 2005, la Iglesia Católica Romana poseía más bienes raíces a nivel global que cualquier otra organización o persona en la tierra. Curiosamente, una cantidad sorprendente de esta tierra no produce ingresos para la iglesia.
.
En 2001, un informe oficial señaló que los bienes inmuebles de actividades de la iglesia en el año fiscal 2000 produjeron 81,7 mil millones dólares en ingresos de 51,8 mil millones dólares en los gastos: a 30 mil millones dólares de beneficios casi.
.
En los últimos años, el Vaticano ha pasado a tener una cartera con un sesgo hacia las inversiones denominadas en dólares. The Guardian reveló que en 2008 la iglesia sufrió su primera derrota en cuatro años, debido a la caída del dólar respecto al euro más fuerte.
.
Iglesia Evangélica Luterana
.
La Iglesia Evangélica Luterana es la menos vigilada que cualquiera de las Iglesia Católica o la de los Santos de los Últimos Días, la liberación financiera detallada y los informes anuales están en su sitio web.
.
En el año fiscal 2009, la iglesia dice haber ganado 1.698.336 dólares de los ingresos de inversión, 2.238.629 dólares de “fideicomisos”, y otros 1.003.420 dólares en ingresos por alquiler.
.
El Fondo de Inversión Misión, ha sido una de las mejores creaciones, donde cerca de 800 préstamos activos por un total de más de 475 millones dólares están en movimiento. El Fondo de Inversión está ofreciendo 3,25% de interés en cuatro años.
La inversión, debería ser lo último que la Iglesia tendría que hacer, sino, podríamos pensar que influyen en decisiones gracias a las actividades que proporcionan. Tanto las donaciones que reciben y el rendimiento que obtienen ayudan a hacer las iglesias más importantes del mundo, un jugador financiero serio.
.
¿Comprende ahora por qué existen más de 30,000 sectas cristianas alrededor del mundo que compiten por la “lana” de los potenciales conversos?

Mi lista de blogs

Mi lista de blogs