I made this widget at MyFlashFetish.com.

sábado, 10 de abril de 2010

¡MUCHO CUIDADO CON ESPIRITUALIZAR EL EVANGELIO DEL REINO PREDICADO POR SU MAJESTAD, EL REY JESUCRISTO!


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)
.
El asunto del Reino de Dios
.
El tema del reino de Dios parece seguir suscitando discrepancias y acalorados debates entre los cristianos contemporáneos por las distintas interpretaciones que se hacen de algunas de las más cruciales declaraciones de Jesús sobre el tema. Hay quienes creen que el reino ya vino hace dos mil años y que está presente como la iglesia de Cristo, o simplemente como el “reinado de Cristo en el corazón de los creyentes”. Otros creen que el reino es presente y futuro a la vez, es decir, que éste ya vino en alguna medida con Cristo y en su ministerio, pero que será consumado en el futuro con el reinado personal y visible de Cristo desde Jerusalén sobre todas las naciones.
.
Hay hermanos que creen que el reino de Dios ya está en la tierra, y que los cristianos ya han entrado en el reino de Dios o la iglesia por el bautismo (Juan 3:3.5). Es decir, estos cristianos no creen que el reino de Dios tenga otro aspecto que es futuro o escatológico, a pesar de que el Señor Jesús habló claramente del carácter escatológico de su reino en pasajes como Mateo 25:31,34; Hechos 1:6,7; Mateo 26:29; Marcos 14:25; Lucas 13:29; Lucas 19:11,12,15; Lucas 22:16; Lucas 22:18.
.
También es necesario señalar que hay un buen número de cristianos que cree que el reino de Dios, o también llamado: “el reino de los cielos”, es el cielo mismo donde Dios y Su Hijo moran con los ángeles de su poder. Pero si esto es verdad, entonces reemplacemos la palabra reino por cielo en la frase “Reino de los cielos” y obtendremos: “el cielo de los cielos”, lo cual no tiene mucho sentido que digamos. Pero si tomamos la locución “Reino de los cielos” como que es “de Dios”, la cosa cambia. De allí la otra válida locución usada por Jesús: “El Reino de Dios”.
.
El reino de los Dominionistas
.
Un grupo de cristianos llamados “dominionistas” creen que Cristo no volverá a la tierra hasta que su reino o iglesia haya conquistado todo el mundo y haya traído la paz y la justicia a todos los pueblos. Estos creen que es la responsabilidad y tarea de la iglesia el llevar a cabo la restauración de todas las cosas antes de la venida de Cristo. En ese sentido consideran que los cristianos deben involucrarse en el poder temporal para lograr esos cometidos, imponiendo en práctica las leyes del Antiguo Testamento con mano dura, castigando sin misericordia el pecado. Este reinado se cree que durará mil años, o mucho más, y que luego Cristo volverá a la tierra.
.
El dominionista James Kennedy, dijo: “Como vice regentes de Dios, nos toca imponer Su verdad y Su voluntad en toda esfera de nuestra sociedad y mundo, y ejercer Su dominio e influencia en nuestros barrios, escuelas, en nuestro gobierno… en el cine y la televisión, en la prensa, en nuestras actividades científicas, en fin, en todo aspecto e institución de la sociedad humana” (Christan Science Monitor, 16 de marzo de 2005).
Esta interpretación del reino de Cristo llevó a Mr. George Bush, el ex presidente de los E.U, a arremeter duramente contra aquellas naciones supuestamente terroristas y enemigas del cristianismo. Los creyentes cristianos, muchos de ellos de corte pentecostal, son dominionistas aun sin saberlo.
.
Pues bien, como en repetidas ocasiones he venido sosteniendo, el reino de Dios sólo será establecido por Cristo en su segunda venida, pues así lo manifestó el Señor mismo en Mateo 25:31,34, y en otros pasajes de las Sagradas Escrituras. Así que sostener que el reino de Dios debe ser realizado o consumado por los esfuerzos denodados de la iglesia, no tiene sustento alguno en las Escrituras, ya que Jesús previó que sus seguidores serían más bien odiados, perseguidos y hasta asesinados por causa de su nombre y de su mensaje del reino (Mateo 10:22; 24:9; Apo. 20:4; Apo. 6:9). De modo que la corriente pre-milenialista es la que se ajusta más acertadamente a las enseñanzas de Jesús y no la postmilenialista (dominionista), y menos aún, la corriente amilenialista.
.
El Reino de Dios como la meta de la iglesia
.
El Reino de Dios es todavía la META de la iglesia, la cual está aún delante de nosotros, alentándonos a ser perseverantes y firmes para alcanzarla si corremos duro y parejo como buenos atletas de Cristo que están en un excelente estado espiritual y moral.
.
El apóstol Pedro mismo presentó el reino de Dios como la meta por la cual los creyentes debían perseverar y crecer en la fe. Estas son sus palabras:
.
“Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 1:1-11).
.
Nótese que el apóstol Pedro dice que ‘de esta manera’ (es decir, añadiendo a la fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor) os será otorgada AMPLIA Y GENEROSA ENTRADA—EN DÓNDE? ¡EN EL REINO ETERNO DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESCUCRISTO! (2 Pedro 1:1-11). ¿Entiende ahora cuál es la meta cristiana? ¿Comprende ahora cómo puede lograr alcanzar la meta o el premio?
.
Por su lado, el apóstol Pablo dice: “Prosigo a la META, al PREMIO del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Fil. 3:14). ¿Y cuál llamamiento es ése QUE SERÍA PREMIO? El mismo Pablo lo dice, así: “y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os LLAMÓ a su REINO y GLORIA” (1 Tesalonicenses 2:12). Así que aunque muchos se sorprendan, la meta de la carrera cristiana no es el cielo, sino el reino de los cielos, o también llamado “El reino de Dios”.
.
Los Apóstoles mismos esperaban alcanzar la meta en que aquella misma generación en que vivían, por eso ellos le preguntaron a Jesús si sería restaurado el reino de Dios en sus días (Hechos 1:3,6,7). Era, de hecho su anhelo ardiente, pues aquello significaría el cumplimiento de todas las promesas que Dios hizo a los padres (el pacto Abrahamico y Davídico, en particular) y la obtención de la salvación y la vida eterna definitivas.
.
Satanás es el enemigo público número uno del Reino de Dios
.
Sin duda alguna, Satanás es el “dios de este mundo”, y desde que Jesús fue anunciado y profetizado como el poderoso Salvador de los pecadores, y como el futuro rey del reino de Dios en el siglo venidero que depondrá finalmente a Satanás de su dominio mundial, éste ha procurado boicotear el ministerio de Cristo y de sus verdaderos seguidores que anuncian este glorioso y poderoso reino de Dios al mundo habitado. Desde el comienzo buscó eliminar a la simiente prometida a través de Herodes, y luego a través de una serie de tentaciones que le puso a Jesús durante su vida en la tierra. Recordemos que cuando Jesús estaba ayunando por 40 días en el desierto, el diablo se le presentó para ofrecer todos los reinos de este mundo. El pensó seguramente esto: ‘Si no puedo destruir a mi contendiente, entonces lo invitaré a unirse a mi reino y ser socio conmigo de mi gobernación mundial.’ De este modo él evitaría ser depuesto por el mismo Hijo de Dios, y se libraría de la vergüenza de ser derrocado y echado al abismo. Pero Jesús, conocedor de las tretas satánicas, simplemente rechazó la oferta satánica y prefirió seguir el curso por el cual llegaría a ser el victorioso Dios de la era venidera, la era del reino.
.
La estrategia Maestra de Satanás
.
Pero Satanás no ha cesado de boicotear el propósito de Dios de implantar en la tierra un gobierno divino, celestial, justo y perfecto. El se ha valido de hombres impíos que han tratado de destruir el mensaje y a los mensajeros de Jesús, encomendados a difundir las Buenas Noticias del Reino. El diablo metió la apostasía en la iglesia, y la fe del reino fue opacada por un reino distinto o por evangelios torcidos (el evangelio la prosperidad, el evangelio social, el evangelio de la resurrección y otros nombres raros que existen por allí) que no tienen nada de bíblicos. El mundo ha sido engañado con falsos maestros y falsos evangelios que no preconizan la venida de un nuevo reino o gobierno que será establecido por Cristo, quien será el Soberano de los reyes de la tierra, el Señor de señores, el Deseado de todos los pueblos. Sin duda el catolicismo es el gran responsable de que el evangelio de Cristo, el del reino, haya sido cambiado por la iglesia. Es decir, a través de Agustín de Hipona, el distinguido Padre de la Iglesia Apóstata, el reino que Cristo y sus apóstoles predicaban y esperaban ha sido alegorizado y consumado, y por tanto ya no es una meta para alcanzar a través de la fe y la santidad. Ahora la iglesia de Roma es el Reino de Dios, y sus obispos son los príncipes que gobiernan el mundo desde que la iglesia oficial fue inaugurada. Todo un engaño sutil ideado por la mente maquiavélica de Satanás para confundir y engañar al mundo, y a muchos que se llaman cristianos. Hoy, el reino tal como Jesús y sus apóstoles lo presentaron, ya no es más creído y aceptado por los nuevos conversos, pues se les ha hecho creer que es un mensaje judío, mundano, y poco espiritual. Realmente el diablo ha logrado entenebrecer el entendimiento de los incrédulos para que no crean en el evangelio de la gloria (Reino) de Cristo (Ver 2 Corintios 4:4). Así que si usted no cree en el mensaje verdadero y prístino del reino que predicó Jesús, y luego sus seguidores, entonces usted cayó presa del engaño satánico. Usted necesita liberarse y abrir sus ojos al verdadero y singular evangelio de Cristo…¡pues no hay otro! (Gálatas 1:6-9).
.
Usted debe buscar el Reino de Dios y predicarlo
.
Jesús profetizó con suma claridad que el reino de Dios sería predicado en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y ENTONCES vendrá el fin” (Mt. 24:14). ¿Será acaso que Jesús tarda su venida, porque sus supuestos discípulos no están cumpliendo su orden de predicar puntualmente el reino de Dios? ¿No será posible acaso “acelerar” la venida de Su Majestad y Su reino haciendo nosotros nuestra parte como precursores de su reino? ¡Piense en esto! ¡Pongámonos todos de acuerdo en retomar el anuncio original del reino, y veremos cómo los dolores de parto que anuncian la señal de su venida se harán más agudos y terribles. Hoy, el mundo está yendo a su destrucción a pasos agigantados, pero eso va de acorde con los esfuerzos de los verdaderos evangelistas que por internet, radio y TV están predicando el único y singular evangelio de Cristo que es su venidero gobierno mundial que reemplazará al gobierno impío, injusto e inmoral del diablo. El diablo sabe que sus días se acortan, y que el cumplimiento del anuncio del reino de Dios lo está poniendo contra la pared, y lo está “consumiendo”. Ahora él quiere llevarse consigo al mayor número de incrédulos posible, y para ello sigue ideando las llamadas “doctrinas de demonios” (Ver 1 Timoteo 4:1; Hebreos 13:9; 1 Pedro 5:8), y muchos incautos ya han caído y les espera su castigo y rechazo final. Será usted uno más de tantos que se perderán? Medite en esto.
.
Un día, siendo joven, el Señor me hizo ver que el evangelio del reino había sido mutilado, y hasta desarraigado del mensaje de Cristo a través de falsos evangelios de predicadores ciegos. También me hizo entender que muchos que se consideran cristianos, ni siquiera se han dado cuenta del engaño y desdichadamente han caído hipnotizados por mensajes más “celestiales” o “espirituales” que les prometen salir o escapar de este mundo perverso que los tiene atemorizados por las cosas que vendrán. Estos no entienden que Jesús vendrá a restaurar todas las cosas, y no a sacarnos de este mundo y llevarnos a otro lugar a través de naves extraterrestres u ovnis. En fin, el engaño ya está institucionalizado en el cristianismo nominal, y el diablo está logrando llevarse consigo a la gran mayoría de la humanidad con sus evangelios engañosos y trucados, muy bien pensados y elaborados por una mente falaz y taimada. Tenemos que estar prevenidos “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11).
.
Más sobre el Reino en:

viernes, 9 de abril de 2010

LA PORCIÓN QUE DIOS PREPARA PARA EL HOMBRE IMPÍO QUE GOZA DE SU VENTURA


Esto dice la palabra del Señor:

Job 20:4-29
4. ¿No sabes esto, que así fue siempre, Desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra,
5. Que la alegría de los malos es breve, Y el gozo del impío por un momento?
6. Aunque subiere su altivez hasta el cielo, Y su cabeza tocare en las nubes,
7. Como su estiércol, perecerá para siempre; Los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él?
8. Como sueño volará, y no será hallado, Y se disipará como visión nocturna.
9. El ojo que le veía, nunca más le verá, Ni su lugar le conocerá más.
10. Sus hijos solicitarán el favor de los pobres, Y sus manos devolverán lo que él robó.
11. Sus huesos están llenos de su juventud, Mas con él en el polvo yacerán.
12. Si el mal se endulzó en su boca, Si lo ocultaba debajo de su lengua,
13. Si le parecía bien, y no lo dejaba, Sino que lo detenía en su paladar;
14. Su comida se mudará en sus entrañas; Hiel de áspides será dentro de él.
15. Devoró riquezas, pero las vomitará; De su vientre las sacará Dios.
16. Veneno de áspides chupará; Lo matará lengua de víbora.
17. No verá los arroyos, los ríos,Los torrentes de miel y de leche.
18. Restituirá el trabajo conforme a los bienes que tomó, Y no los tragará ni gozará.
19. Por cuanto quebrantó y desamparó a los pobres, Robó casas, y no las edificó;
20. Por tanto, no tendrá sosiego en su vientre, Ni salvará nada de lo que codiciaba.
21. No quedó nada que no comiese; Por tanto, su bienestar no será duradero.
22. En el colmo de su abundancia padecerá estrechez; La mano de todos los malvados
vendrá sobre él.
23. Cuando se pusiere a llenar su vientre, Dios enviará sobre él el ardor de su ira, Y la hará llover sobre él y sobre su comida.
24. Huirá de las armas de hierro, Y el arco de bronce le atravesará.
25. La saeta le traspasará y saldrá de su cuerpo, Y la punta relumbrante saldrá por su hiel; Sobre él vendrán terrores.
26. Todas las tinieblas están reservadas para sus tesoros; Fuego no atizado los consumirá; Devorará lo que quede en su tienda.
27. Los cielos descubrirán su iniquidad, Y la tierra se levantará contra él.
28. Los renuevos de su casa serán transportados; Serán esparcidos en el día de su furor.
29. Esta es la porción que Dios prepara al hombre impío, Y la heredad que Dios le señala por su palabra.

¿QUÉ EVANGELIO DEBE USTED CREER PARA SER SALVO? (ROMANOS 1:16)


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)
.
Un evangelio poco conocido hoy
.
¿Sabía usted que el reino de Dios fue el mensaje central de nuestro Señor, y la razón que lo trajo a este mundo hace dos milenios? En Lucas 4:43 Jesús fue claro cuando dijo: “Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado”. Aquí Jesús fue enfático cuando dijo que fue enviado para predicar EL REINO DE DIOS. Este REINO DE DIOS fue llamado por el mismo Señor como “el evangelio”, el único y singular evangelio salvador y que desafortunadamente se encuentra ausente en muchas de las iglesias supuestamente cristianas de hoy.
.
Es importantísimo saber que la frase “Reino de Dios” aparece en el evangelio de Marcos 14 veces; en Lucas 32 veces; en Mateo 4 veces, y 32 veces “el reino de los cielos”. Por cierto que también “el reino de Dios” aparece en el evangelio de Juan (6:33).
.
El teólogo George Eldon Ladd nos dice en su prólogo de su libro “El Reino de Dios”, lo siguiente: “Nuestro Señor Jesús dedicó gran parte de su ministerio público a la enseñanza del reino de los cielos. Este tema es aún hoy día un mensaje importante para el hombre dondequiera que éste se encuentre”.
.
También G.E. Ladd nos dice en la página 13 del mismo libro, lo siguiente: “El tema de la venida del Reino de Dios fue lo central de la misión de Jesús.”
.
Entonces es menester preguntarnos: ¿Hemos realmente recibido el evangelio primitivo de Jesús cuando nos convertimos? ¿No será que éste aún permanece perdido o ausente de nuestro montón de conocimientos recibidos de la Iglesia?
.
Un Reino que ha sido complicado y trucado con elucubraciones innecesarias
.
Siendo que el reino es un mensaje simple y claro, es sorprendente ver cómo en los sitios web cristianos dónde se trata del tema, se lo presenta de manera confusa y enrevesada que hace imposible que los simples puedan entenderlo, aquellos que son como niños de corazón y de mente.
.
Unos creen que el Reino es una realidad presente, pero otros lo creen futuro; unos creen que el reino es la iglesia, mientras que otros lo creen que será una monarquía restaurada judía en Jerusalén. Unos dicen que el reino está en el corazón del creyente, en tanto que otros creen que es el cielo mismo a donde supuestamente irán los salvos a morar eternamente.
.
Pero me pregunto, ¿sería posible que el mensaje central y salvador de Jesucristo fuera tan complicado y sujeto a miles de interpretaciones que lo único que haría sería confundir más bien que orientar a los potenciales creyentes?¿Cómo puede uno aceptar el prístino y salvador evangelio del reino si éste es presentado de manera contradictoria y embrollada por las diferentes denominaciones que lo predican?¿Podría ser que el diablo, el gran enemigo del evangelio de la gloria de Cristo, esté detrás de toda esta confusión reinante? Creo que es hora que entendamos el reino de Dios de manera como es presentada en las Escrituras, no a partir del Nuevo Testamento, sino desde el mismo Antiguo Testamento. La llamada Iglesia de Cristo presenta un reino eclesiástico que no se ajusta al Antiguo Testamento, pues recordemos que el reino de Dios no comenzó con Cristo, sino con su ancestro, David. Este insigne rey tuvo un reino literal en la tierra y súbditos a sus órdenes, sabemos que era muy reverenciado y mentado en las memorias o crónicas de Israel. Así que para entender el reino predicado por Jesús debemos estudiar sus antecedentes en el Antiguo Testamento.
.
La Expectativa de los Judíos del Primer siglo
.
Es muy interesante lo que se puede extraer de este suceso que relata la entrada de Jesús en Jerusalén, pues nos revela lo que los paisanos de Jesús esperaban con desesperación. Dice así el relato de Marcos: “Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡BENDITO EL REINO DEL PADRE DAVID QUE VIENE! Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce”.
.
Después de leer este acontecimiento de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el pueblo se emocionó mucho, pues veían a su rey entrar en la ciudad capital del reino davídico, y ellos pensaron que el reino se manifestaría inmediatamente en Jerusalén. Por eso su exclamación fervorosa: “Bendito el reino del padre David que viene”. Pero, ¿estaban errados los judíos por semejante esperanza? Veamos. En Lucas 19 Jesús precisamente da una parábola (de las Diez Minas) por la misma razón: “…por cuanto estaba CERCA DE JERUSALÉN, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente” (Lucas 19:11). Pero nótese que Jesús no se detiene para reprender o corregir a aquellos hombres por su “supuesta ilusa esperanza” de un reino Davídico restaurado en Jerusalén”, y tampoco les dice algo así como: “Oigan, hijos de Abraham, sepan que yo no voy a reinar en Jerusalén sino desde el cielo y con mi iglesia”. Tampoco les dice que su reino es “en el corazón de mis discípulos” o cosa semejante. El simplemente avala su expectativa mesiánica dando una parábola para que entiendan que el reino davídico será efectivamente restaurado en Jerusalén, pero que AÚN TARDARÍA HASTA SU REGRESO O PARUSÍA EN GLORIA. Este hecho destruye o fulmina todas las otras tesis del reino que aparecen por internet, y que trastocan el verdadero mensaje o esperanza del reino davídico por restaurarse.
.
Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres del pueblo Hebreo
.
Cuando comenzamos a aceptar que el reino está estrechamente ligado a los Judíos, y que Dios hizo pactos muy claros y específicos con Abraham y David, tanto a corto como a largo plazos relativos a una tierra y a un reino, entonces no nos iremos por la tangente con respecto a lo que significa bíblicamente el reino de Yahweh. El problema de las iglesias es que muchas de ellas interpretan alegóricamente el reino obviando su naturaleza terrenal y nacional, tal vez por prejuicios infundados como que los judíos fueron rechazados por Dios porque “mataron a Jesús”. Estos se olvidan de lo que escribió Pablo a los romanos: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció…” (11:1,2). En otra ocasión, Pablo les dice a los mismos romanos que Cristo vino a confirmar lo que Dios les prometió a los padres. Dice el apóstol, así: “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres” (15:8). Así, pues, si Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres, esto significa que están vigentes, al día, ¡y por cumplirse! Es necesario entender esto para no irnos por las ramas con relación al reino verdadero que vino a ser confirmado y predicado por Jesucristo, y que luego fue anunciado por sus apóstoles y discípulos verdaderos (Lucas 8:1,2; 9:1,2).
.
Pablo y el evangelio primitivo
.
A continuación veremos qué evangelio original predicaba el apóstol de los gentiles:
.
“Y entrando él dentro de la sinagoga, hablaba libremente por espacio de tres meses, disputando y persuadiendo del reino de Dios” (Hechos 19:8).
.
“Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, por quien he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro” (Hechos 20:25).
.
“Y habiéndole señalado un día, vinieron á él muchos á la posada, á los cuales declaraba y testificaba el reino de Dios, persuadiéndoles lo concerniente á Jesús, por la ley de Moisés y por los profetas, desde la mañana hasta la tarde” (Hechos 28:23).
.
“Predicando el reino de Dios y enseñando lo que es del Señor Jesucristo con toda libertad, sin impedimento” (Hechos 28:31).
.
“¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios” (1 Cor.6:9,10).
.
“Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción hereda la incorrupción” (1 Cor. 15:50).
.
“Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gál. 5:21).
.
“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, ó inmundo, ó avaro, que es servidor de ídolos, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios” (Efe. 5:5).
.
“Y os protestábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó á su reino y gloria” (1 Tes. 2:12).
.
“Una demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis” ( 2 Tes.1:5)
.
“REQUIERO yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar á los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino” (2 Tim. 4:1).
Otros que creyeron en el evangelio primitivo:
.
José de Arimatea:
.
“José de Arimatea, senador noble, que también esperaba el reino de Dios, vino, y osadamente entró á Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús”.
.
Los Apóstoles:
.
“EN aquel tiempo se llegaron los discípulos á Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” (Mateo 18:1).
.
“Entonces los que se habían juntado le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restituirás el reino á Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6,7)
.
La Madre de los hijos de Zebedeo:
.
“Entonces se llegó á él la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, adorándo le, y pidiéndole algo. Y él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Di que se sienten estos dos hijos míos, el uno á tu mano derecha, y el otro á tu izquierda, en tu reino” (Mateo 20:19,20).
.
El pueblo Judío:
.
“Bendito el reino de nuestro padre David que viene: ¡Hosanna en las alturas!” (Marcos 11:10).
.
Los fariseos:
.
“Y preguntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia” (Lucas 17:20).
.
El “buen ladrón” de la Cruz:
.
“Y dijo á Jesús: Acuérdate de mí cuando vinieres a tu reino” (Lucas 23:42).
Jesús llamó a los hombres a predicar el reino
.
“Jesús le dijo: ‘Dejen que los muertos entierren a sus propios muertos, y tu ve y predicar el reino de Dios” (Lucas 9:60).
.
Jesús previó la continuación de la Predicación de este evangelio del reino hasta Su Segunda Venida
.
Marcos 16:15,16: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio (del reino, Mar. 1:14,15) a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.
.
Lucas 9:60: “Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”.
.
Lucas 9:1,2: “Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos”.
.
Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
.
Mateo 10:7: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de Dios se ha acercado.”
.
Mateo 24:14: “Y este evangelio del reino será predicado como testimonio en todas las naciones, y entonces vendrá el fin”.
.
El ministerio de Felipe: el bautismo y el reino
.
Es interesante leer sobre el ministerio de Felipe en Hechos 8:12, 13 y que dice: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón (el mago) mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”. Noten ustedes, hermanos, que aquellos discípulos de Felipe fueron bautizados por él cuando creyeron, ¿en qué? ¡en el anuncio del evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesús! Así que sí los discípulos de Felipe se bautizaron creyendo en Jesús y en su evangelio del reino. Entonces, ¿por qué millones de cristianos se bautizan hoy “creyendo” sólo en Cristo sin creer al mismo tiempo en su reino?¿Por qué se les ha ocultado el reino de Dios? No será que Satanás está detrás de este error?¿No dice Pablo de Satanás que “…el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo (la gloria y reino son sinónimos—comparar Mateo 20:21 y Marcos 10:37) el cual es la imagen de Dios”. Sí, el enemigo obscurece la mente de los incrédulos (ojo: ¡Hay muchos cristianos gentiles incrédulos que suponen que el reino de Dios no es para ellos sino sólo para los Judíos!) para que no entiendan el evangelio del reino de Cristo, y así no se salven.
.
La Muerte, Sepultura, y Resurrección de Cristo Dentro el Evangelio Salvador
.
Es justo y crucial señalar que Pablo menciona igualmente la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como parte integrante del evangelio salvador, según lo leemos en 1 Corintios 15:1-9. Y es que es imposible heredar el reino de Dios si Cristo no hubiera muerto en la cruz y resucitado de entre los muertos en victoria. Esto lo explica el apóstol Pablo mismo cuando dice que si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe y esperanza de gloria. Así que el evangelio de Cristo, el del reino, se ve fortalecido y garantizado por la buena nueva de que Su Majestad, el rey, resucitó, está glorificado, y presto a volver para darnos nuestra corona de gloria también. Esto debemos creerlo también de todo corazón para ser salvos.
.
Pregunta Crucial
.
¿Está su pastor predicando este mismo mensaje bíblico (apostólico) en su iglesia? Usted tiene que definir bien este asunto, porque creer en un evangelio falso no lo salvará, pues sólo hay un evangelio salvador, y no dos o más (Gál. 1:6-9). Ese evangelio primitivo, recuerde, es el reino de Dios y la muerte, sepultura y resurrección de Cristo al tercer día. Este fue el mensaje completo que el Señor espera que prediquemos a los hombres para su salvación (Lucas 4:43, Lucas 9:60; Rom. 1:16; 1 Cor. 15:1-9).

jueves, 8 de abril de 2010

¿ES JESÚS EL ETERNO HIJO DE DIOS COMO SOSTIENEN LOS TRINITARIOS?


Ningún hijo puede ser coetáneo con su padre
.
Varios errores sobre la naturaleza de Cristo han emergido desde que el Salvador estuvo en la tierra hace dos milenios. Algunos de los Judíos alegaron que Jesús estaba poseído por un demonio, y por lo tanto estaba perturbado mentalmente (Juan 10:20). Él fue acusado de “blasfemia” (Marcos 2:7), por hacerse (supuestamente) a sí mismo “igual a Dios” (Juan 5:18). Incluso se insinuó que él era “nacido de la fornicación” (Juan 8:41).
.
En el siglo II, los docetas (del griego, dokeo, “parecer”) alegaron que Jesús era un mero ser espiritual, sin un cuerpo carnal, sino que sólo “parecía” ser humano. Más tarde, un monje llamado Arrio (250-336 dC) afirmó que “hubo un tiempo en que el Hijo no era.” Se supone que el Padre lo creó. Los testigos de Jehová enseñan una noción similar. La secta Pentecostal Unida alega que Jesús y el Padre son la misma persona. Algunos hoy sugieren que él no existió en absoluto, o si existió, no era más que un buen hombre o un filósofo sabio. La lista puede extenderse; los errores con respecto a Jesús son múltiples.
.
La comunidad más grande de la “cristiandad” ha rechazado la mayoría de estos errores. Sin embargo, existe una teoría con respecto a Cristo que capturó la evolución de la apostasía que finalmente se manifiesta como el catolicismo en sus diversas formas. Más tarde, la mayoría dentro del movimiento protestante también abrazó la idea. Es la idea de que Jesús, en la eternidad pasada, siempre fue el “Hijo de Dios”, “eternamente engendrado” o “generado” por el Padre, y que ”procede de él”. Hoy uno no encuentra muchos volúmenes en la teología sistemática que refuten el dogma de la filiación eterna de Jesús.
.
Origen y desarrollo del Dogma
.
Varios de los “padres de la iglesia” usaron ocasionalmente un lenguaje que indicaba su apoyo a la doctrina de la “generación eterna”, pero parece haber tenido su introducción más vocal con Orígenes (c. 185-254), un erudito en Alejandría, cuya mente, como alguien ha dicho, “disparó ideas como una vela romana”. Escribió:
.
Jesucristo mismo, que vino (al mundo), nació del Padre antes de todas las criaturas; después de que Él había sido el siervo del Padre en la creación de todas las cosas – “porque por Él era todas las cosas hechas” – Él, en los últimos tiempos, despojándose (de su gloria), se hizo un hombre, y fue encarnado, aunque era Dios (De los Principiis Introducen 4).
.
La teoría, obviamente, cobró impulso debido a que fue incorporada en el Credo de Nicea en el año 325. Cristo es descrito como “Hijo unigénito, Primogénito de toda creación, engendrado del Padre antes de todos los siglos» (Bettenson, 35).
.
Más tarde, Agustín (354-430) proveyó la idea con una notoriedad considerable. Philip Schaff describió a Agustín como alguien que poseía un “espíritu especulativo” – una representación que sin duda es cierta en relación con los asuntos relacionados con la Divinidad. El historiador señala además que: “por su especulación discriminadora ejerció más influencia en la teología escolástica y la de la Reforma, que todos los teólogos de Nicea.”
.
No sólo repudió el concepto de que el Padre, Hijo y Espíritu Santo son “tres personas que subsisten por separado,” él vigorosamente defendió la teoría que sostiene que el Hijo fue “engendrado eternamente del Padre.” Su punto de vista “poco a poco ganó aceptación universal en el Occidente “(III.684-687). Agustín impactó significativamente tanto en el catolicismo romano y en el protestantismo moderno. Es totalmente increíble cómo, en ocasiones, la influencia de muy pocas personalidades han canalizado casi toda la secuencia de la historia.
.
Breve Análisis de la Doctrina
.
La noción de “la filiación eterna de Jesús” se encuentra ridiculizada por los siguientes datos.
.
1. Si el idioma ha de tener algún significado discernible, no es posible tener un “hijo eterno”, y un “Padre eterno”, porque en la naturaleza del caso, un “Padre” siempre es percibido como anterior a su “hijo” y un “hijo” con posterioridad a su “padre”. Por lo tanto, si Dios es el Padre del Hijo, el Hijo no puede ser eterno, por lo que debe haber sido creado o engendrado en algún momento. El dogma de la “generación eterna” allanó el camino para la visión de Arrio
.
2. Si es el caso de que la Segunda Persona de la Trinidad fue “engendrada”, entonces no es “Dios eterno”, porque eternidad es una cualidad intrínseca de la deidad, Dios es de “siempre y para siempre” (Salmo 90:2).
.
3. El dogma es desacreditado lógicamente por su auto contradicción. Pretender que el Hijo es “engendrado eternamente” es una contradicción manifiesta de los términos. Es el equivalente a decir: “Cristo tuvo un principio eterno.” ¿Puede un objeto “comenzar”, y no haber empezado?
.
4. Los defensores del dogma del “Hijo eterno” se ven obligados a recurrir a terminologías más extrañas para explicar su posición. Un escritor ha dicho: “Si Dios es la perfecta mente, la acción de la misma naturaleza con esta entrará en su auto conciencia también. Él también se reproduce a sí mismo en pensamiento, y reconoce la reproducción como idéntica a la mente que la pensó» (W. Clarke, 173). ¿Entendió alguno? Otro dice: “debe haber en Dios una producción no sujeta al tiempo, y producciones que no tienen ningún principio” (McClintock, IX.889). ¡Esto es una locura! Cuando el lenguaje empleado en un intento de explicar un tema se convierte en un laberinto lingüístico que ni siquiera el celoso defensor de la teoría puede transmitir de forma racional su pensar, uno puede estar seguro de que la idea detrás de ésta es sospechosa. Cottrell ha observado que los términos “generación eterna”, “procesión”, etc, “nunca fueron entendidos en su sentido ordinario, de hecho, nunca se les dio del todo un contenido. Ellos han servido como las palabras de código vacías que no necesitamos como apoyo al concepto de la Trinidad ontológica y de la plena deidad de Cristo “(2002, 256).
.
5. El concepto de “filiación eterna” es incompatible con el lenguaje de los profetas. Isaías declaró que la virgen “concebirá” y ” dará a luz un hijo”, cuyo nombre sería llamado Emanuel (7:14, Mateo 1:22-23).
.
El estatus de “Hijo” se dice que sigue a la concepción de María. Si la “concepción” es el equivalente a “engendrado”, y Cristo fue “eternamente engendrado”, ¿no parece indicar esto que él estuvo “eternamente concebido”? Más tarde, proféticamente, Isaías declaró: “ha nacido un niño, un hijo nos es dado” (9:6). ¿No conecta el papel de ser “hijo” con la del nacimiento del niño? Si no, ¿cómo puede uno tener confianza en la interpretación significativa del idioma? Y si el “hijo” de este texto es un hijo “eterno”, ¿no implica también esto que el “niño” es un “niño eterno”?
.
6. Salmo 2 es una profecía de Cristo, como lo demuestra la cita del texto por los escritores del Nuevo Testamento (Hechos 13:33, Hebreos 1:5). El pasaje con frecuencia se utiliza como una prueba de texto para la teoría de la “generación eterna.” O por lo menos existe la enérgica protesta que este Salmo no niega ese concepto (Alexander, I.14-16). No es nuestro propósito aquí discutir el significado del pasaje en el contexto general de la Biblia, sino simplemente demostrar que el idioma del texto en sí es incompatible con la teoría que se examina. La expresión “el día de hoy te he engendrado”, revela que un “engendramiento”-cualquiera que sea su naturaleza, tiene un punto de inicio, un “día” cuando se lleva a cabo. El término “nunca puede, por ninguna figura, o latitud permisible de construcción, ser aplicable para expresar la eternidad” (A. Clarke, III.223). Hablar de un engendramiento “eterno” es emplear el lenguaje sin sentido. Comparar con esta otra profecía mesiánica (cf. Kirkpatrick, 538). “Yo le pondré por primogénito” (Salmo 89:27; énfasis. WJ). Si Cristo es el “primogénito” (Hijo), literalmente, y eternamente, ¿cómo puede ser presentado como un acontecimiento futuro?
.
7. La noción de la “filiación eterna” contradice el testimonio explícito de la escritura. El ángel Gabriel informó a María que su hijo milagrosamente concebido “será llamado el Hijo de Dios” (Lucas 1:32, 35) – no es que él siempre ha sido tal. Algunos sostienen que el texto indica que iba a ser llamado el “Hijo de Dios” porque eso es lo que era, y siempre había sido. Pero esto ignora la gramática del texto. Godet, explicó: “Por la palabra también (“por lo tanto también’), el ángel alude a sus palabras anteriores: Será llamado Hijo del Altísimo[v. Mayor 32]. Podríamos parafrasear: “Y es precisamente por esta razón que te he dicho a ti, que… ” (I.93). En otras palabras, fue a causa de la concepción sobrenatural que aquel ser engendrado iba a ser llamado
“Hijo de Dios.”
.
8. La expresión “Hijo de Dios” es aplicado a Cristo más de 40 veces en el Nuevo Testamento. En ningún solo caso se usa de su existencia antes de que naciera de María (Barnes, 21).
.
Walvoord admite que la idea de la “filiación eterna” genera “muchos problemas”, pero él piensa que debe ser así puesto que “el consenso de los grandes teólogos de la iglesia y los concilios de la gran iglesia”, sostuvieron este punto de vista durante siglos. En particular, se declara, que ésta ha sido “la doctrina de la iglesia desde el Concilio de Nicea en el 325″ (39). ¿Qué iglesia? Sin duda no la que edificaría Jesús, la del Nuevo Testamento, la original, la prístina. Ella no sabía nada de una ”generación eterna”, o de un “Hijo eterno” que se encarnó en María virgen y que era supuestamente “Dios eterno” (la Segunda Persona de la llamada “Santísima Trinidad”).
.

¡Queda mucho por meditar al respecto, sin duda alguna!




domingo, 4 de abril de 2010

MENSAJE DE APOLOGISTA PARA ESTE MES DE ABRIL DEL 2010



Estimados amigos que visitan este blog, regularmente:
.
Les cuento que desde que era un adolescente de 13 años de edad, ya aspiraba ardientemente poder difundir la palabra o mensaje de Dios a millones de personas que desconocían el evangelio prístino de Jesús que es el reino de Dios. En ese entonces, en la década de los 60’s, nadie soñaba con tener una computadora para escribir en su propio blog o sitio web, y menos aún, llevárselas consigo a todas partes. En ese entonces yo escribía artículos bíblicos y les sacaba copias fotostáticas, o simplemente los imprimía, y así obtenía algunos cientos o miles de ejemplares para distribuirlos personalmente a la gente que andaba en las plazas públicas, o en los lugares de diversión, e incluso en las entradas de las iglesias. En ese entonces el poder tener un programa radial o televisivo era costosísimo, razón por la cual sólo podía limitarme a mis exiguos recursos que sólo me permitían repartir tratados que yo mismo elaborada con mucho amor y esmero. Pero este trabajo era poco productivo y tenía muy pocos resultados en lo que ha conversión se refiere. En realidad yo necesitaba un trato directo y personal con la gente para dilucidar con ellos sus dudas o preguntas, y así poder orientarlos dentro de mis posibilidades y conocimientos limitados, propios de un adolescente aún inexperto.
.
Realmente yo sentía que el Señor me estaba llamando para hacer su obra desde muy joven, cuando muchos de mis coetáneos estaban aún pensando en aquel entonces en sus enamoraditas, en el futbol, en los paseos, en las fiestas, y cosas como éstas. Sinceramente no es muy frecuente encontrar adolescentes interesados en escudriñar las Escrituras y en comprar libros cristianos con sus propinas, y menos aún, deseosos de escribir estudios bíblicos para compartirlos con otros muchachos, y con los adultos. Realmente se me veía como un bicho raro, un chiquillo que estaba muy interesado en cosas “místicas”, y por esta razón no tuve muchos amigos en mi adolescencia que compartiesen mis intereses espirituales.
.
Pero el tiempo ha seguido su curso y me parece un sueño que el Señor me haya permitido todavía dedicar mi tiempo y esfuerzo– en la plena madurez de mi vida ( pues este año cumplo 60 setiembres)— a la difusión de su mensaje o evangelio del reino del modo que lo soñé hace 46 años atrás, es decir, con el máximo impacto y eficacia, y por qué no decirlo, al menor costo posible. Ahora puedo hablarles a cerca de dos millones de personas por medio de este blog y a través de otros más que dispongo en el ciberespacio. Debido a esto, diariamente recibo decenas de cartas de agradecimiento, como también de comentarios y consultas sobre diversos temas y doctrinas de la Biblia, algo que nunca imaginé en mi adolescencia. Siento como que si Dios me hubiera hecho un milagro en esta maravillosa etapa de mi existencia, cuando tengo más madurez, conocimiento y experiencia en la palabra de Dios. Con esto no estoy diciendo que soy un erudito o experto en las Escrituras, pues definitivamente no lo soy, pero lo que he aprendido lo he escudriñado bien para estar bien seguro y confiado de lo que enseño.
.
Cada día dedico más de ocho horas de mi tiempo a mis blogs sin pedir nada a cambio, pues a diferencia de los “sembradores” interesados en el dinero, yo cumplo con lo mandado por el Señor: “de gracia recibisteis, de gracia dad”, y esa es una regla importante que todo verdadero evangelista debiera observar con meticulosa atención. Yo pienso que más gozo hay en dar que en recibir, y que el que busca primeramente el reino de Dios y su justicia, recibirá las otras cosas necesarias y vitales, por añadidura (Mateo 6:33). Esta regla de oro de Jesús no es observada por miles de sus supuestos “ministros” porque sencillamente no lo creen, y prefieren hacer un negocio redondo de sus ovejas, “trasquilando su lana”. Esta meta de muchos falsos evangelistas desprestigia el cristianismo y aparta a la gente del Señor. Es hora que todos nos unamos a predicar el evangelio del reino de Dios, esperando nuestra justa recompensa del Señor en el día de las retribuciones, en el cual cada uno recibirá conforme a sus obras pasadas, presentes y futuras.
.
Vuestro Servidor,
.
Apologista

TODO SOBRE LOS ERRORES DE LA TRINIDAD


Estimados amigos que nos visitan periódicamente:


Les queremos informar que contamos con un blog especializado en el tema de la Trinidad, llamado: "DE TRINITATIS ERRORIBUS" al cual ustedes pueden acceder con toda libertad para conocer sobre los errores de esta doctrina Católica. Nosotros iremos añadiendo nuevos estudios regularmente, así que los invitamos a suscribirse a los boletines diarios. Sólo deben anotar su correo electrónico en el casillero que aparece en el portal del blog y luego confirmar su suscripción en un aviso que les llegará a su correo electrónico.


El link del blog es:




Muchas gracias por su preferencia,


Apologista

Mi lista de blogs

Mi lista de blogs