I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 21 de agosto de 2009

EL GRAN GOZO QUE PRODUCE EL EVANGELIO VERDADERO DE JESUCRISTO



Es interesante considerar la predicación del evangelio en Samaria, donde los discípulos dispersados por la persecución de Saulo hacían conversos con el mensaje del evangelio. Dice Hechos 8:4-15, que dice: “Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados; así que había gran gozo en aquella ciudad. Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande. A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito. Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios (Mateo 13:19—palabra del reino), enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo”.

Pues bien, si examinamos esta parte de la Escritura, veremos que los esparcidos—entre ellos, Felipe—anunciaban “el evangelio”, y ¿qué era este evangelio? Pues leemos que Felipe predicaba “a Cristo”. ¿Y qué es predicar a Cristo? La respuesta la podemos encontrar siguiendo la lectura de los pasajes en donde encontraremos a Felipe anunciando el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo. Es decir, Felipe y los demás creyentes ciertamente predicaron el evangelio del reino de Dios y todo lo relacionado con el nombre de Jesucristo (lo que ciertamente abarcaba su muerte vicaria, sepultura, y resurrección al tercer día). Esto se puede deducir, por otra parte, en la evangelización de Felipe al Eunuco Etíope. Dicen los siguientes versos 29-35: “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? El dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él. El pasaje de la Escritura que leía era este: Como oveja a la muerte fue llevado; Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, Así no abrió su boca. En su humillación no se le hizo justicia; Mas su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida. Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro? Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. Nótese que a partir de este pasaje de Isaías 53 del Cordero que fue sacrificado (Jesucristo) del profeta Isaías, Felipe comenzó a predicarle al eunuco etíope el evangelio.

Sin duda alguna el mensaje que trae gozo es la palabra de Dios, y ésta es el anuncio del sacrificio vicario de Cristo y su gloriosa resurrección y el mensaje del reino. Las locuciones ‘la palabra de Dios’ y ‘la palabra del reino’ pueden ser intercambiadas en este relato sin mayor problema (Mat. 13:19).

Debemos siempre recordar que Jesús fue enviado para predicar el mensaje de Dios, que es justamente el evangelio del reino de Dios (Lucas 4:43). Este mensaje del reino es la razón de ser de las parábolas del Señor, y el evangelio que debe ser creído junto con la fe en el sacrificio expiatorio, muerte y resurrección al tercer día del Mesías. En 1 Cor. 15:1-9 Pablo presenta como lo primero de su evangelio la muerte, sepultura y resurrección de Jesús, y en los veros 49,50 nos habla de nuestro ingreso en el reino de Dios, que es la otra parte del evangelio bíblico.

UN FUTURO BRILLANTE Y MARAVILLOSO EN EL REINO DE DIOS



Las Escrituras están repletas por referencias sobre el próximo Reino de Dios y claramente muestran que aquellos que viven conforme a sus leyes disfrutarán de grandes bendiciones.

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto. ” (Isa.9:6-7 VRV).

“Florecerá en sus días justicia, Y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. Dominará de mar a mar, Y desde el río hasta los confines de la tierra” (Sal.72:7-8 VRV).

“Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz” (Sal.29:11 VRV). Ver Lc.2:14.

Seguridad Personal

“Yo salvaré a mis ovejas, y nunca más serán para rapiña; y juzgaré entre oveja y oveja. Y levantaré sobre ellas a un pastor, y él las apacentará; a mi siervo David, él las apacentará, y él les será por pastor. Yo Jehová les seré por Dios, y mi siervo David príncipe en medio de ellos. Yo Jehová he hablado. Y estableceré con ellos pacto de paz, y quitaré de la tierra las fieras; y habitarán en el desierto con seguridad, y dormirán en los bosques” (Eze.34:22-25 VRV).

“Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, …Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová”. (Isa.65:21-25 V.RV).
“Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente; porque la boca de Jehová de los ejércitos lo ha hablado” (Miq.4:4.).

Alimento Abundante

“He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán” (Amós 9:13).

Salud Abundante

“Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad. Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido” (Isa.35:5,6,10 VRV).

No Más Guerra

“Y él (Jesucristo) juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra” (Miq.4:3.). Ver Hageo 2:7.

Justicia Perfecta

Aquellos que viven bajo el sistema judicial del gobierno de Dios recibirán la ventaja de feria y sólo resolución a cualquier problema civil o interpersonal que puede levantarse:

“Restauraré a sus jueces como en el principio…” (Isa.1:26 VRV).

“Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia. Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. Y mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo” (Isa.32:16-18 VRV).

Cuando Dios organizó la nación de Israel, él les dio un sistema judicial que debía aliviar la opresión y ejecutar la justicia perfecta en una manera justa y equitativa (Jueces 3:9-11). Un sistema similar será establecido y administrado por el gobierno de Dios en el regreso de Cristo.

Una Religión y un Gobierno Perfecto

“Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos. Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová” (Miq.4:1-2.).

“Resuene el mar, y su plenitud; Alégrese el campo, y todo lo que contiene. Entonces cantarán los árboles de los bosques delante de Jehová, Porque viene a juzgar la tierra” (1. Crón.16:32-33 VRV).

“Cantad alegres a Jehová, toda la tierra; Levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos. Los ríos batan las manos,Los montes todos hagan regocijo Delante de Jehová, porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con rectitud” (Sal.98:4,8-9 VRV). Ver también Hechos 17:30-31; 1. Cor 6:2.
El resultado final del Reino de Dios en la tierra será la paz universal, libertad para todos, y la eliminación de todos los males que plagan a la humanidad hoy. Bajo el gobierno de Dios, las esperanzas y los sueños de las personas para una vida feliz y productiva podrán ser realizados. La obediencia a los preceptos perfectos y los principios de la ley perfecta de Dios es la llave de felicidad durable y vida eterna para todos.

RACISMO Y BIBLIA




Por A. C. Suárez

El hecho de que Dios haya permitido la amplia diversidad humana en todos los órdenes, no implica que todas las manifestaciones culturales de las distintas etnias sean siempre positivas, bellas, justas o bondadosas.
Desgraciadamente las consecuencias del pecado humano han dejado su huella de maldad en muchas expresiones del hombre que se dan en todos los pueblos. De ahí que la ignorancia, la superstición y el error deban ser siempre rechazados y sustituidos por la sabiduría, justicia y bondad de los valores inspirados en el Evangelio.

El ser humano es una criatura ambivalente capaz de comportarse como ángel, pero también como demonio.

Igualmente, su cultura manifiesta también esta ambivalencia moral. El conjunto de creencias, costumbres, valores e instituciones que posee cada sociedad y que se va transmitiendo de generación en generación, es portador de esa mezcla dispar de bondad y maldad inherente a toda criatura después de la caída.

Por eso el creyente debe distinguir entre los valores y antivalores que existen en cada cultura, para enriquecerse con lo positivo y, a la vez, denunciar aquello que puede degradar a la persona. El mensaje cristiano insiste, por tanto, en la unidad de la raza humana así como en la valoración de todo lo positivo que hay en las diversas etnias y culturas de la tierra.

El libro de los Hechos afirma que el espíritu del apóstol Pablo, “se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría” y que “discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían”, predicándoles el Evangelio de Jesús y hablándoles acerca de la resurrección. Su actitud fue la de oponerse abiertamente a la idolatría existente en Atenas. Una cosa era la riqueza de culturas y otra muy diferente el politeísmo grosero y supersticioso que allí imperaba.

Pablo se había educado en varias culturas diferentes de su época. Como escribe Umberto Eco: “el modelo del milenio será san Pablo, que nació en Persia, de una familia judía, que hablaba griego, leía la Torá en hebreo y vivió en Jerusalem, donde hablaba el arameo y cuando se le pedía el pasaporte era romano” (1). El apóstol fue buen conocedor de diversas tradiciones culturales, las amaba y respetaba, pero su celo misionero no le permitió tolerar ningún rival de Jesucristo, ni llamar “Señor” a nadie en la tierra. Sólo Jesús es el Señor del universo que se humilló hasta la muerte para redimir a la raza humana y que juzgará al mundo con justicia.

Así como en el Antiguo Testamento se explicita el origen de la diversidad étnica y cultural de los distintos pueblos que habitan la tierra, a partir de una primera pareja creada por Dios, en el Nuevo Testamento se indica todo lo contrario. Una auténtica inversión de aquel proceso original de dispersión.

Si los descendientes de Noé se esparcieron por todas las latitudes y climas del planeta, formando así la elevada diversidad de aspectos y tradiciones humanas, a partir de la divulgación del mensaje de Jesucristo, toda esa rica variedad humana puede ya confluir en el Hijo del Hombre y ser consciente de que todas las personas pertenecen, en realidad, a la misma raza humana.

Independientemente del color de la piel o de la lengua que se hable, la redención de Cristo unifica las naciones y da lugar a una sola sociedad universal. Como escribió Pablo: “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gá. 3:28).

Tal convicción cristiana echa por tierra todo comportamiento racista o xenofóbico, todo orgullo racial o sexual, toda discriminación del hombre por el hombre y, a la vez, fomenta el respeto a la variedad cultural existente en el mundo de hoy. En este sentido, nos identificamos plenamente con las palabras del pastor John Stott: “A causa de la unidad de la humanidad demandamos iguales derechos e igual respeto para las minorías raciales. A causa de la diversidad de grupos étnicos repudiamos el imperialismo cultural y defendemos la preservación de la riqueza de una cultura interracial, compatible con el señorío de Cristo.

A causa de la finalidad de Cristo, sostenemos que la libertad religiosa abarca el derecho a difundir el Evangelio. A causa de la gloria de la Iglesia, debemos librarnos de todo resabio de racismo y esforzarnos por que la Iglesia sea un modelo de armonía entre las razas, en el que se cumpla el sueño multirracial” (2). En pleno siglo XXI, nos parece que éstas deben seguir siendo las legítimas aspiraciones del pueblo de Dios.[Tomado de Protestante Digital, España]
________________________________________(1) Eco, H., Entrevista en El periódico de Cataluña, 7.01.2000(2) Stott, J. R. W. La fe cristiana frente a los desafíos contemporáneos, Nueva Creación, Grand Rapids, Michigan, EEUU, 1999: 254.

INTERESANTE CARTA DE RENUNCIA DE UN EX-TESTIGO DE JEHOVÁ



1ro. de marzo de 1999
Cuerpo de ancianos
Congregación: “Los Lagos”
Estimados hermanos:
Por el pasado cuarto de siglo mi esposa y yo nos hemos asociado con la congregación cristiana conocida como los Testigos de Jehová. Hemos derivado muchos beneficios de tal asociación. El mayor de estos es el habernos estimulado a leer la Biblia y a entender verdades significativas que trajeron liberación de creencias falsas promovidas por nuestra anterior forma de adoración.
Una de las razones por las cuales nos separamos de la iglesia Católica (y en esto ambos estamos de acuerdo), fue el sentimiento de traición y desilusión al saber que habíamos sido engañados. Entendimos que la jerarquía eclesiástica había suprimido información que era de su conocimiento y había antepuesto sus intereses y tradiciones a la verdad. Pensamos que habíamos encontrado una religión libre de todas esas cosas cuando nos unimos a los Testigos de Jehová. Habíamos hallado “la Verdad”.
Por años nos movimos al paso con la organización y apoyamos todos sus proyectos de todo corazón. Aquellos que nos conocen pueden dar fe de ésta declaración. A pesar de que en ocasiones surgían dudas tales como: ¿que paso con el 1975?, ¿Que pasó con E.C. Chitty, Leo Greenless y Raymond Franz?, ¿Que pasó con el Rey del Norte?, y más recientemente: ¿Cuál fue la verdadera razón detrás del cambio en la distribución de la literatura?, ¿Que pasó con la generación de 1914?, ¿Cómo fue posible el acuerdo con el gobierno Búlgaro?, etc., etc. Siempre optamos por esperar, tal como aconseja la Sociedad. Cuando recibimos golpes de nuestros “amigos” al regresar derrotados de Betel en 1987 y más tarde cuando algunos hicieron comentarios hirientes y crueles acerca de mi esposa, al catalogarla de apóstata, simplemente por hablar cándidamente de lo que fue su experiencia en Betel. También, al perder nuestro bebe no nacido, quisieron obligarnos a creer lo que decía una revista La Atalaya en cuanto a la situación de estos niños (dicho sea de paso, la Sociedad más tarde cambió y admitió que nadie sabe que pasará con estos bebés), decidimos esperar en Jehová. Pensamos que las acciones de individuos en la congregación de ninguna manera reflejaban la opinión de la dirección.
A medida que ha pasado el tiempo han surgido situaciones y planteamientos de la organización que han despertado dudas en cuanto a lo que considerábamos las “buenas intenciones del cuerpo gobernante”. Estos planteamientos nos han llevado a hacer una investigación independiente de los hechos. Reconocimos que para contestar estas preguntas de una manera objetiva nos tenemos que revestir de imparcialidad, tal como aconsejó la revista Despertad del 22 de noviembre de 1984 bajo el tema:
“La mente imparcial y receptiva se gana la aprobación de Dios”
LA IMPORTANCIA de tener una mente imparcial y receptiva a fin de ganar la aprobación de Dios se muestra en las palabras registradas en Efesios 5:10, 17. Ahí leemos: “Sigan asegurándose de lo que es acepto al Señor. Por este motivo dejen de estar haciéndose irrazonables, sino sigan percibiendo cuál es la voluntad de Jehová”. Lo que hace que cierta religión esté bien es su total adherencia a la Palabra de Dios. El comparar imparcialmente nuestra religión con la Biblia es la única manera de determinar si satisface este criterio o no.
Por otra parte, el tener una mente imparcial y receptiva quiere decir ser receptivo a nueva información y nuevas ideas. Significa estar dispuesto a examinar y evaluar información sin tener una actitud parcial. Si recordamos lo que vale la pena y rechazamos lo que carece de valor, podemos llegar a conclusiones definitivas que tengan un fundamento sólido, o real, y dejar todavía nuestra mente en estado receptivo a una revisión posterior si llegara a haber disponible más información en el futuro. El que crea que lo ha aprendido todo puede estar seguro de que esta actitud impedirá que aprenda más.”

1975
Para empezar, tenemos el fenómeno del 1975. Le tomó a la Sociedad cinco años admitir a regañadientes y recurriendo a la falta de honestidad, parte de la culpa por las expectativas no realizadas. Noten como lo expresaron:
*** w80 15/9 17-18 Escogiendo el mejor modo de vivir ***5 En tiempos modernos ese intenso anhelo, encomiable en sí mismo, ha conducido a intentos de fijar fechas para el momento deseado en que a personas de toda la Tierra se les librará del sufrimiento y las dificultades que experimentan. Con la publicación del libro Vida eterna, en libertad de los hijos de Dios, y sus comentarios en cuanto a lo apropiado que sería que el reino milenario de Cristo concurriera con el séptimo milenio de la existencia del hombre, surgió considerable expectación respecto al año 1975. En ese entonces, y después de eso, se hicieron declaraciones que recalcaban que esto solo era una posibilidad. Sin embargo, y desafortunadamente, junto con tal información de índole preventiva, se publicaron otras declaraciones que implicaban que, más que una simple posibilidad, el que para aquel año llegara aquella realización de las esperanzas era una probabilidad. Es de lamentarse el hecho de que aparentemente aquellas últimas declaraciones eclipsaron las declaraciones de índole preventiva y contribuyeron a edificar la expectación que ya se había iniciado.
6 En su número del 1 de diciembre de 1976, La Atalaya, comentando sobre lo poco aconsejable de fijar nuestras expectativas en alguna fecha específica, declaró: “Si alguien ha resultado desilusionado por no haber seguido este modo de pensar, debe concentrarse ahora en ajustar su punto de vista, al ver que no fue la palabra de Dios la que le falló o lo engañó y le trajo desilusión, sino que su propio entendimiento se basó en premisas incorrectas.” Al decir “alguien,” La Atalaya incluyó a todos los testigos de Jehová desilusionados, y por tanto incluyó a las personas que tuvieron que ver con la publicación de la información que contribuyó a edificar esperanzas que giraron en torno a aquella fecha.
*** w76 1/12 729 Una base sólida para confianza *** Si alguien ha resultado desilusionado por no haber seguido este modo de pensar, debe concentrarse ahora en ajustar su punto de vista, al ver que no fue la palabra de Dios la que le falló o lo engañó y le trajo desilusión, sino que su propio entendimiento se basó en premisas incorrectas. (negritas y subrayadas nuestras)
Observen que, como ellos mismos citaron en la Atalaya de 1980 de la Atalaya de 1976, la culpa por el error estuvo en aquellos cuyo “propio entendimiento se baso en premisas incorrectas”. ¿Es posible que miles, quizás millones de personas hayan, bajo su propio entendimiento, llegado a premisas incorrectas en cuanto a 1975? Par citar solo un ejemplo note lo que dijo el Ministerio del Reino de mayo de 1974:
*** km 7/74 3 ¿Cómo está usted usando su vida? *** Hay informes de hermanos que están vendiendo sus hogares y propiedades y están haciendo planes para terminar el resto de sus días en este viejo sistema en el servicio de precursor. Ciertamente esa es una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo.—1 Juan 2:17.
Al incluir a “las personas que tuvieron que ver con la publicación de la información que contribuyó a edificar esperanzas que giraron en torno a aquella fecha” en el artículo de 1980 citado arriba, por fin asumieron parte de la responsabilidad. ¿Cómo piensan ellos que se sintieron aquellos que en 1976 se sintieron defraudados por la expectativa no realizada de ver el fin en 1975, cuando el comentario de La Atalaya de 1976 colocó la responsabilidad sobre ellos? ¿Cuántos de los testigos, ustedes piensan, llegaron a la conclusión de que los que escribieron la información (más claramente dicho, el Cuerpo Gobernante) estaban incluidos en el comentario de La Atalaya de 1976? El registro muestra que muchos abandonaron la Organización o disminuyeron su actividad; con buena razón. (Vea el Anuario para 1979).

La Generación
Lo lamentable del caso es que en la misma revista La Atalaya de 1976, después de advertir contra llegar a ‘premisas erróneas’, ellos mismos pasaron a nuevamente crear expectativas basadas en especulación. Noten:
*** w76 1/12 727 Una base sólida para confianza *** De modo similar hoy día, tenemos la preciosa promesa de Dios concerniente a la vida en un nuevo sistema de justicia. Hemos oído su “palabra” de que la generación que vive en este “tiempo del fin” será la generación que experimentará la “grande tribulación.” (Mat. 24:34)
Y ¿qué creíamos entonces que era la ‘generación que no pasaría’?
*** w74 1/7 394 Los terremotos afectan a todos ***Si le gustaría, recuerde que ya hemos estado por casi sesenta años dentro de ‘la generación que no pasará hasta que sucedan todas las cosas.’ ¡A esta generación se le debe estar acabando el tiempo! Pida a los testigos de Jehová que le expliquen detalladamente la profecía de Jesús en cuanto a nuestro tiempo. Es vital obtener un conocimiento exacto de los requisitos de Dios si uno quiere sobrevivir el fin muy cercano de este sistema inicuo y entrar en esa Tierra paradisíaca que se ha predicho.—Mat. 24:21; Rev. 21:1-4.
*** ka 330 16 Pronto estará completa la “señal” predicha ***81 ¿Cuánto más tenemos que ver nosotros, los de esta generación que vio el estallido de la I Guerra Mundial en 1914, del cumplimiento de la profecía de Jesús para saber que “él está cerca, a las puertas”? ¿Qué más pudiéramos desear como evidencia? No se nos ha dejado ignorante y preocupado en cuanto al significado de las cosas que han estado ocurriendo en la Tierra desde el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914. Como personas inteligentes y entendedoras que estudiamos la Biblia, estamos convencidos de que pronto estará completa la ‘señal de la presencia de Cristo y de la conclusión del sistema de cosas.’—Mateo 24:3.
*** go 156 9 La “señal” de la inminencia del gobierno mundial *** Sabemos que somos de la “generación” que vio el principio de estas cosas en 1914 al fin de los Tiempos de los Gentiles, y creemos lo que Jesús aseguró que esta misma “generación” nuestra verá el fin de estas cosas significativas, y que todo esto culminará en la toma total de la dirección de todos los asuntos humanos por el Reino triunfante.
Mas tarde en la Atalaya del 1ro. de abril de 1981 se reiteró y se expandió la explicación añadiendo mayor argumentación al asunto en la sección Preguntas de los lectores pág.. 30 y 31. Entre otras cosas dijo:
*** w81 1/4 30 Preguntas de los lectores ***Como se indicó en un artículo de la página 56 de U.S. News & World Report del 14 de enero de 1980: “Si se da por sentado que un suceso crea una impresión duradera en la mente de alguien cuando esa persona tiene 10 años de edad,” entonces existen actualmente más de 13 millones de estadounidenses que pueden “recordar la I Guerra Mundial.” Y si el sistema inicuo de este mundo sobreviviera hasta principios del próximo siglo, lo cual es poco probable en vista de las tendencias mundiales y el cumplimiento de la profecía bíblica, aún habría sobrevivientes de la generación de la I Guerra Mundial. No obstante, el hecho de que el número de ellos está mermando es una indicación más de que “la conclusión del sistema de cosas” se está procurando a su fin.
Parece que con la Despertad del 22 de junio de 1995 empezaron una campaña para proteger su imagen y preparar el camino para lo que sería publicado en cuanto a la “generación” en La Atalaya, 1ro. de Noviembre de 1995. Vean lo que dijo Despertad:
*** g95 22/6 9 ¿Son fiables las promesas de Dios? ***Los Estudiantes de la Biblia, conocidos desde 1931 con el nombre de testigos de Jehová, también se figuraban que en 1925 se realizarían ciertas profecías bíblicas maravillosas, como la resurrección de hombres fieles de la antigüedad, entre ellos Abrahán, David y Daniel. En años más recientes, muchos Testigos conjeturaron que los sucesos vinculados al inicio del Reino Milenario de Cristo podrían dar comienzo en 1975. Su expectativa arrancaba del entendimiento de que en ese año empezaría el séptimo milenio de la historia humana.
Tales opiniones erróneas no implicaron que las promesas de Dios estuvieran equivocadas ni que él hubiera cometido un error. ¡En absoluto! Los errores o ideas falsas surgieron, como en el caso de los cristianos del siglo I, a consecuencia de desatender el aviso de Jesús: ‘Nadie sabe la hora’. Las conclusiones erradas no estaban motivadas por intenciones torcidas o infidelidad a Cristo, sino por el anhelo de ver cristalizadas las promesas de Dios durante su vida.
¿Creen ustedes honestamente que una persona que entró en la Organización en años recientes, al leer lo supra-citado, va a concluir que la expresión “muchos Testigos conjeturaron” aplica a aquellos que escribieron los artículos? ¿Quién realmente ‘desatendió el aviso de Jesús: ‘Nadie sabe la hora’; los Testigos o el “Cuerpo Gobernante que supervisa el ‘alimento’?
Unos catorce años después, en 1995, el fin no había llegado y la “generación” continuó mermando. Ahora desesperadamente tenían que buscar una manera de arreglar la situación. Esto de por sí demuestra que ellos mismos, los que publicaron ésta información, nunca creyeron realmente lo que escribieron en 1981 y previamente.
En La Atalaya del 1ro. de Noviembre de 1995, hicieron un cambio radical al entendimiento de “la generación”. Nuevamente, el Cuerpo Gobernante, eludió la responsabilidad al usar el termino “el pueblo de Jehová a veces ha especulado”, en vez de tener la hombría que se requiere para admitir que se adelantaron a Jehová y a Jesús. (Compare con 1 Cor. 16:13). Se le caería la cara de vergüenza a cualquier persona honrada escribir lo citado abajo en vista de todo lo que escribieron en años anteriores.
*** w95 1/11 17 Tiempo de mantenernos despiertos ***Debido a su deseo de ver el fin de este inicuo sistema, el pueblo de Jehová a veces ha especulado sobre cuándo estallará la “gran tribulación”, incluso relacionando este suceso con lo que se calculaba que debía durar una generación desde 1914. Sin embargo, ‘hacemos entrar un corazón de sabiduría’ si meditamos en cómo “contar nuestros días” para alabar con gozo a Jehová, y no especulamos sobre cuántos años o días constituyen una generación. (Salmo 90:12.) En vez de proporcionar una regla para medir el tiempo, el término “generación”, según lo utilizó Jesús, se refiere principalmente a la gente contemporánea de un determinado período histórico con las características que la identifican.
De hecho, conocemos de hermanos que, hasta este día, no entienden la nueva explicación contenida en La Atalaya citada arriba. Interesantemente la referencia a “la generación que vio los sucesos de 1914″ en la pagina 2 de la revista Despertad, fue removida a partir del número del 8 de noviembre de 1995. Lo más triste del caso es que algunos fueron expulsados de la Organización y tildados de apóstatas, temprano en los años ochenta, por no querer aceptar la idea de la “generación” como era presentada en aquel entonces. Con el asunto de la “generación” a la Sociedad se le acabó el arsenal de fechas con las que nos mantenía a los cristianos sinceros en la ‘orilla de nuestros asientos’. ¿A que recurrirían ahora para mantener el control? La ultima baraja que les queda es la “lealtad a la Organización”.
Hasta este punto, a pesar de reconocer todo lo anterior todavía nosotros veíamos algo bueno en las intenciones de este puñado de hombres que dirigen ésta organización y continuábamos esperando en Jehová. Pensábamos que si había algo torcido, Jehová y Jesús lo enderezarían. Después de todo, esta era “Su Organización”.
Cuando leímos el numero de La Atalaya del 15 de Agosto de 1998, específicamente el artículo “Fortalezcamos Nuestra Confianza en la Justicia de Dios”, quedamos altamente perturbados. Los párrafos del 6 al 9 bajo el subtema “Sentimientos de haber sufrido sin necesidad” nuevamente colocan la responsabilidad sobre individuos que usaron su propia conciencia en actividades (no especificadas a parte de servicio civil) que más tarde le causaron sufrimiento. En el párrafo 7 se plantea la pregunta; “¿Porque debería lamentarse de haber seguido los dictados de su conciencia en la adopción de una postura firme a favor de Jehová?”. Luego el artículo pasa a hacer una analogía que en nuestra opinión carece de peso. Pero eso es asunto para otra ocasión. Lo que pasa a decir el párrafo nueve coloca la responsabilidad total en el individuo. La realidad es que nosotros, los miembros, hemos sido moldeados por la “Organización” y esta nos ha dicho lo que debemos hacer y pensar aún en asuntos que tienen transcendencia de vida o muerte.
Un ejemplo de esto es el entendimiento en cuanto a que son las “autoridades superiores” (Romanos 13:1). El entendimiento correcto que tenía Russell fue cambiado por Rutherford y este entendimiento cambió de nuevo en los años 60 bajo la presidencia de Knorr. También el asunto de las prácticas sexuales dentro del matrimonio fue algo transitorio. Al principio de los setenta, algunas de estas prácticas podían ser causa para expulsión. En 1978 se dijo que esto se dejaba a la conciencia. (Conozco personalmente el dolor de corazón causado a un anciano quien solamente unas semanas antes había participado en la expulsión de un hermano por prácticas que ahora pertenecían a los dictados de su conciencia). Luego en 1984 se ajustó el asunto y la puerta de la expulsión se abrió otra vez, junto con el retener privilegios de personas de las que se supiera practicaran estas cosas en la privacidad de su lecho conyugal.
Estos ejemplos demuestran que el sufrimiento que pudo haber tenido un testigo de Jehová en estos casos, no fue por necesariamente seguir los dictados de su propia conciencia. Mas bien su conciencia fue (y es) ajustada por lo que la Sociedad dice que es correcto o incorrecto. Hay muchos otros ejemplos que pudiéramos citar relacionados con el asunto de la sangre, trabajo, etc.
La parte más objetable de este artículo bajo consideración es el párrafo 20 donde leemos, “Sí, Jehová nos recompensará si tenemos confianza completa en el y en la organización que el utiliza.” En vista del registro errático de enseñanza y profecías erróneas, ¿puede una organización humana exigir tal “confianza completa”? Tristemente lo ha hecho y continua haciendo.
Noten como la declaración de una verdad absoluta es contaminada. En La Atalaya del 1 de enero de 1999, pagina 17, párrafo, 8 dice: “Jehová nos habla hoy mediante las paginas de la Biblia, su Palabra inspirada, que Pedro asemejó a “una lámpara que resplandece…”. Cuando leemos la Biblia nos ‘nutrimos con las palabras de la fe’”. ¡Qué verdades tan hermosas! El problema viene en la próxima oración donde habla del “esclavo fiel discreto ” como suministrando “guía para aplicar los principios bíblicos y entender la profecía bíblica”. Después de decir esto viene el verdadero problema cuando dice:” Es indispensable escuchar a Jehová por estos medios [la Biblia y la organización] para tener una fe fuerte”. Vimos un conflicto directo entre estas aseveraciones y la adoración pura. Con estos dos artículos citados, llegamos a nuestro límite de tolerancia.
Mediten en las palabras de la Biblia sobre poner confianza en agencias humanas:
*** Rbi8 Jeremías 17:5-8 *** Esto es lo que ha dicho Jehová: “Maldito es el hombre físicamente capacitado que cifra su fiada expectativa en el hombre terrestre y realmente hace de la carne su brazo, y cuyo corazón se aparta de Jehová mismo. Y ciertamente llegará a ser como un árbol solitario en la llanura desértica y no verá cuando venga el bien; sino que tendrá que residir en lugares abrasados del desierto, en una región salada que no está habitada. Bendito es el hombre físicamente capacitado que confía en Jehová, y cuya confianza Jehová ha llegado a ser. Y ciertamente llegará a ser como un árbol plantado junto a las aguas, que envía sus raíces al mismísimo lado de la corriente de agua; y no verá cuando venga el calor, sino que su follaje realmente resultará frondoso. Y en el año de sequía no se inquietará, ni dejará de producir fruto.
*** Rbi8 Salmo 146:2-5 *** No cifren su confianza en nobles, ni en el hijo del hombre terrestre, a quien no pertenece salvación alguna. Sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos. Feliz es el que tiene al Dios de Jacob por ayuda suya, cuya esperanza está en Jehová su Dios,

Organización
Dado que estos son los hechos, las preguntas ineludibles son: ¿Tiene Dios hoy una organización que esta siendo usada en calidad de “esclavo” como alega la Watchtower? ¿Hay algún precedente bíblico para creer que Jesús designó a un “Cuerpo Gobernante” en el primer siglo y para creer que la salvación esta indispensablemente ligada a este arreglo?
Vamos a repasar, hacer un poco de historia moderna antes de entrar en materia bíblica. Por ejemplo, ¿qué pensaba C.T. Russell del concepto de una organización? Contestando una pregunta en el número de marzo de 1883 de La Atalaya, Russell dijo lo siguiente en cuanto a si los cristianos verdaderos necesitaban una organización visible para efectuar la obra del Señor. La traducción al español es como sigue: (Noten que esta es mi traducción. Si alguien desea una fotocopia del inglés original, con gusto se la hago disponible)
“El hombre natural puede ver que un cuerpo visible organizado, con un propósito definido, es una cosa de mayor o menor poder; así, ellos estiman las varias organizaciones, de las que han salido, en obediencia al llamado del Amo. Pero el hombre natural no puede entender como una compañía de personas, sin una organización visible, habrá de lograr algo. Cuando nos miran a nosotros, nos estiman como si fuéramos unos pocos combatientes ligeros dispersados en una guerra… esta organización que es del Espíritu, no desea ninguna asimilación en lo absoluto con el mundo, que no puede verla o entenderla.”
Russell también advirtió: ” Cuidado con ‘ORGANIZACIÓN’. Es completamente innecesaria.” The Watch Tower 9/15/1895 pág. 1866.
En su esfuerzo por justificar la existencia de una organización en el sentido jerárquico, tal como la que existe hoy entre los testigos de Jehová, La Atalaya del 15 de agosto de 1981 presenta argumentos semánticos para definir la palabra, (compare con 1ra. Timoteo 6:4), cuando el verdadero asunto organizacional no lo pudo expresar más elocuentemente C.T. Russell en el artículo citado arriba y en otros.

El “Esclavo Fiel y Discreto”
” ¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado? ¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así! En verdad les digo: Lo nombrará sobre todos sus bienes.” Mateo 24:45-47
Esas palabras de Jesús citadas arriba han sido repetidas centenares de veces en apoyo de la idea de una organización en la tierra bajo Cristo en las publicaciones. (Contamos 64 referencias a la explicación de ésta escritura, tan solo en las publicaciones en español de 1950 a 1996).
Nuevamente volvamos a Russell y lo que el pensaba que era este “esclavo”. En la Watch Tower de octubre de 1916, en una edición especial después de su muerte la revista comentó:
“Miles de lectores de los escritos del Pastor Russell creen que él ocupó la oficina de “esclavo fiel y discreto”… Su modestia y humildad lo retuvieron de atribuirse este titulo así mismo de manera abierta, pero, en conversaciones privadas lo admitió.”
Sin importar lo que Russell mismo creía, queremos saber si este “esclavo” es una ‘clase’ especial con apoyo de Las Escrituras. Una escritura no muy citada para apoyo a la idea de la ‘clase’ del “esclavo” es el relato paralelo de Lucas capitulo 12. El versículo 41, sin embargo, no es citado frecuentemente. Solo he encontrado una explicación en La Atalaya del 1 de abril de 1982. ¿Por qué no es tan usado? Después de Jesús exhortar a sus oyentes a mantenerse despiertos, vs. 33 al 40 el texto lee como sigue en el versículo 41:
Entonces dijo Pedro: “Señor, ¿nos dices esta ilustración a nosotros, o también a todos?”.
Este versículo parece poseer una dificultad de explicación, si consideramos el contexto. Sencillamente no encaja con la explicación de un grupo segregado y pudiera crear interrogantes en la mente del lector. Aunque en el volumen 1 de Perspicacia pagina 883 a 884 se considera el asunto del “esclavo” o “mayordomo” como lo llama Lucas, no hace mención del versículo 41 y admite;
“Los comentaristas con frecuencia han considerado que esta ilustración es una exhortación general a cada uno de los que ocupan puestos de responsabilidad en la congregación cristiana. Está claro que estos cristianos tienen que ser fieles a la hora de desempeñar su responsabilidad. (Compárese con Mt 25:14-30; Tit 1:7-9.) Sin embargo, es obvio que sería imposible que cada uno de ellos recibiera autoridad sobre “todas” las posesiones de su amo al mismo tiempo, es decir, al tiempo de su llegada. El “esclavo” de la ilustración no tiene que prefigurar necesariamente a una persona en particular que reciba tal privilegio.”
Jesús estaba usando una parábola y ésta explicación citada arriba segrega una porción de ella a un aspecto literal al decir: “es obvio que sería imposible que cada uno de ellos recibiera autoridad sobre “todas” las posesiones de su amo al mismo tiempo, es decir, al tiempo de su llegada.” Si vamos a tomar como literal las porciones de la parábola que nos convengan, ¿cómo explicaríamos el versículo 37 donde Jesús dice que el amo ” hará que se reclinen a la mesa, y vendrá a su lado y les servirá.”?
Además noten como dice el versículo 48: “De hecho, a todo aquel a quien se dio mucho, mucho se le exigirá; y al que pusieron a cargo de mucho, le exigirán más de lo acostumbrado.” La pregunta de Pedro fue clara y directa. Jesús no eludió la respuesta. Pero, ¿cómo podemos estar seguros de que “todo aquel” que se mantiene despierto y lleva a cabo la labor de “esclavo” encaja con esta descripción de Jesús? Veamos como vio Pedro mismo la situación de los cristianos más tarde. En su primera carta cap. 4:10, Pedro habló a aquellos que fueron llamados a servir diciendo: “En proporción al don que cada uno haya recibido, úsenlo al ministrarse unos a otros como excelentes mayordomos de la bondad inmerecida de Dios expresada de diversas maneras.”
¿Qué pensaba Pablo sobre el asunto? Notemos al analizar los siguientes versículos que Pablo no veía su propia situación personal y la de otros individuos, como una ‘clase especial’.
*** Rbi8 1 Corintios 4:1-4 ***4 Valórenos el hombre como quienes son subordinados de Cristo y mayordomos de los secretos sagrados de Dios. 2 Además, en este caso, lo que se busca en los mayordomos es que al hombre se le halle fiel. 3 Pues para mí es asunto de ínfima importancia el que yo sea examinado por ustedes o por un tribunal humano. Ni siquiera yo mismo me examino. 4 Porque no tengo conciencia de nada contra mí mismo. Sin embargo, no por esto quedo probado justo, sino que el que me examina es Jehová.
*** Rbi8 1 Corintios 9:17 ***17 Si hago esto de buena gana, tengo galardón; mas si lo hago contrario a mi voluntad, de todos modos tengo encomendada a mí una mayordomía.
*** Rbi8 Colosénses 1:24-25 *** 25 Llegué a ser ministro de esta [congregación] de acuerdo con la mayordomía procedente de Dios, que me fue dada en el interés de ustedes, de predicar la palabra de Dios plenamente,
*** Rbi8 Efesios 3:1-3 ***3 Por causa de esto yo, Pablo, el prisionero de Cristo Jesús a favor de ustedes, la gente de las naciones… 2 si es que, realmente, ustedes han oído acerca de la mayordomía de la bondad inmerecida de Dios que me fue dada con ustedes en mira, 3 que por vía de una revelación se me dio a conocer el secreto sagrado, así como escribí antes con brevedad.

Y note lo que dice Pablo acerca de los superintendentes cristianos:
*** Rbi8 Tito 1:7 ***7 Porque el superintendente tiene que estar libre de acusación como mayordomo de Dios.
Para aceptar el concepto de una ‘clase’ del “esclavo” hay que asumir que hay dos clases de cristianos como enseña la Watchtower. Esta idea es incompatible con las escrituras. Sin embargo, la Biblia sí habla de dos esperanzas, la celestial y la terrenal pero solamente de una clase de cristianos. La Biblia dice que Jesús se ofreció como “un sacrificio propiciatorio por nuestros pecados, pero no solo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.” (1 Juan 2:1-2). También llego a ser “mediador entre Dios y los hombres, un hombre, Cristo Jesús, que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos… de [esto] ha de darse testimonio a sus propios tiempos particulares.” ( 1 Timoteo 2:5-6 )
El texto que comúnmente se cita para apoyar la teoría de las dos clases de cristianos es Juan 10:16 ”Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.” En La Atalaya del 15 de Julio de 1980 donde se analizó el capítulo 10 de Juan, en la página 14, párr. 23 se dijo lo siguiente:
“6 Las iglesias de la cristiandad alegan que el “redil” del que habló Jesús allí había de contener solo cristianos judíos, mientras que las “otras ovejas” son los que llegan a ser cristianos de entre los no judíos o gentiles; y que tanto los judíos creyentes como los gentiles creyentes llegan a ser un “solo rebaño” bajo el “un solo pastor” en el único redil espiritual. Pero esa enseñanza no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto.”
Lo que vemos aquí es típico de la práctica de la Sociedad de usar los comentarios y referencias procedentes de la ‘cristiandad’ solo cuando apoyan sus ideas, y las citan frecuentemente. En casos como este, asumen que al lector le debe bastar con saber que las “Iglesias de la cristiandad” creen otra cosa diferente. (Sería interesante saber como estos comentaristas, en su mayoría eruditos, llegaron a una opinión ‘incorrecta’ sobre esta escritura). Luego hacen declaraciones como; ” Pero esa enseñanza no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto.” Veamos un texto bíblico que pensamos tiene mucho que ver con el entender ésta escritura, Efesios 2:11-18.
11 Por lo tanto, sigan recordando que en otro tiempo ustedes eran gente de las naciones en cuanto a la carne; “incircuncisión” eran llamados por lo que se llama “circuncisión”, hecha en la carne con las manos… 12 que estaban en aquel mismo tiempo sin Cristo, alejados del estado de Israel y extraños a los pactos de la promesa, y no tenían esperanza, y estaban sin Dios en el mundo. 13 Pero ahora, en unión con Cristo Jesús, ustedes los que en un tiempo estaban lejos han llegado a estar cerca por la sangre del Cristo. 14 Porque él es nuestra paz, el que hizo de los dos grupos uno solo y destruyó el muro de en medio que los separaba. 15 Por medio de su carne abolió la enemistad, la Ley de mandamientos que consistía en decretos, para crear de los dos pueblos en unión consigo mismo un solo hombre nuevo, y hacer la paz; 16 y para reconciliar plenamente con Dios a ambos pueblos en un solo cuerpo mediante el madero de tormento, porque había matado la enemistad por medio de sí mismo. 17 Y vino y les declaró las buenas nuevas de paz a ustedes, los que estaban lejos, y paz a los que estaban cerca, 18 porque mediante él nosotros, ambos pueblos, tenemos el acceso al Padre por un solo espíritu.
Un análisis honrado de estas dos escrituras paralelas señalan a los ‘gentiles’ como las “otras ovejas” del Señor. Pudiéramos entrar en una consideración más extensa, pero creemos que el peso de la escritura citada es bastante.

El Cuerpo Gobernante
Pasemos ahora a otro concepto directamente atado a la interpretación del “esclavo fiel”. Este concepto es la idea de que en el primer siglo existía y operaba un “Cuerpo Gobernante”. El que este “cuerpo” haya existido provee la base para que hoy tengamos lo mismo. Noten como lo define la Sociedad, en el volumen 1 de Perspicacia, Pág.. 525, la organización de las congregaciones en el primer siglo:
Organización de la congregación cristiana. Aunque se fundaron congregaciones cristianas en distintos lugares, no funcionaban independientemente unas de otras. Todas reconocían la autoridad del cuerpo gobernante cristiano de Jerusalén, que componían los apóstoles y los ancianos de la congregación de Jerusalén, y no había ningún otro cuerpo rival que intentara supervisar la congregación desde otro lugar. Fue al cuerpo gobernante cristiano fiel del siglo I E.C. a quien se sometió la cuestión de la circuncisión, y cuando este, dirigido por el espíritu santo, tomó una decisión, todas las congregaciones cristianas la aceptaron y se sometieron a ella de forma voluntaria. (Hch 15:22-31.)
Vamos a ver qué revela un análisis cuidadoso de las escrituras. El capitulo 15 de Hechos es ampliamente citado en apoyo de este concepto. El historiador inspirado Lucas nos dio muchos detalles. Pero Pablo, que fue el protagonista principal de los eventos relatados en Hechos 15, nos da una versión en primera persona que arroja mayor luz para un entendimiento cabal. Los invitamos a que lean Hechos 15: 1-35 y luego Gálatas 2: 1-10.

Esto es lo que el examen revela:
1. Hombres bajaron de Jerusalén a enseñar cosas torcidas. Hechos 1:1, Gal. 2:4
2. Pablo arguyó y trató de enderezar su punto de vista erróneo. Hechos 15:2, Gal. 2:5
3. Cuando Pablo no pudo logra hacerlos razonar, recibió una “revelación” y dado que los hombres habían “bajado de Judea”(Hechos 15:1), “de parte de Santiago”(Gal. 2:11) Pablo subió a Jerusalén a enderezar el asunto a su fuente de origen. Note: no fue por iniciativa de Pablo sino por “una revelación”.
4. Cuando llego a Jerusalén, confirmo que estos hombres, a quienes llamó “falsos hermanos”, (Gal. 2:4) habían salido de Jerusalén y que se habían hecho eco de los que en un tiempo habían sido Fariseos. Estos últimos afirmaron nuevamente que los de las “naciones” se tenían que circuncidar. Hechos 15:5.
5. Estos Fariseos o quienes hayan sido aquellos hombres “prominentes” que “parecían ser algo” no le “impartieron nada nuevo” a Pablo (Gal. 2:6). El estaba totalmente claro en cuanto a la verdad. Podemos deducir que estos que antes eran de los Fariseos, ejercían mucha influencia en la congregación de Jerusalén. Pablo, obviamente, como hombre espiritual trató respetuosamente a los apóstoles del Señor y a los ancianos.
6. El versículo 12 de Hechos Cáp.15, nos habla de “toda la multitud” que estaba reunida, lo que comunica la idea de un grupo grande. De hecho, es la misma palabra griega que usa Lucas en su Evangelio, Cáp. 2 ver. 13 al referirse a una porción de un ejército celestial.Esto, junto con la expresión en el versículo 22 de Hechos 15 donde se incluye a “toda la congregación” como aquellos que enviaron a los ”varones escogidos”, parece indicar que ésta no fue una reunión secreta de unos cuantos.
7. Una vez que estos hombres en Jerusalén fueron iluminados, redactaron una carta en la que se disculparon humildemente porque ‘varones habitan salido de entre ellos hablando cosas erróneas.’ Hechos 15:24
8. Dado que la situación se había zanjado, fue apropiado que todas las congregaciones afectadas de Antioquía y Siria y Cilicia fueran informadas. Hechos 15:23.
Después de este análisis pregúntese; ¿A que fue Pablo a Jerusalén? ¿Fue a buscar “luz” de algún Cuerpo Gobernante o más bien fue a llevar “luz”, tal como la “revelación” le indicó que hiciera?
Considere también los siguientes datos:
1. De todas las escrituras griegas el único libro que se escribió en Jerusalén fue la carta de Santiago.
2. Los únicos de entre los apóstoles originales que escribieron porciones de la Biblia fueron, Mateo, Juan y Pedro.
3. No hay registro que diga que todos los demás escritores inspirados hayan enviado sus escritos a Jerusalén o a alguna otra “central mundial”, para edición o evaluación antes de ser enviados a las congregaciones esparcidas.
4. Fue en Antioquía que primero fueron llamados “cristianos” los discípulos por “providencia Divina”, no en Jerusalén. (Hechos 11:26)
5. Pablo y Bernabé fueron enviados como misioneros por el “espíritu santo” desde la congregación de Antioquía (Hechos 13:1-4) y cuando terminaron, llevaron el informe, ¿al “Cuerpo Gobernante” en Jerusalén? No; a Antioquía (Hechos 14:26-27).
Todo esto demuestra, en nuestra opinión, que las congregaciones del primer siglo eran dirigidas por el cabeza, Jesús, sin la necesidad de un “Cuerpo Gobernante”, concepto desarrollado en la Iglesia apóstata de siglos posteriores al primer siglo. Jesús había indicado claramente cómo él mismo dirigiría las cosas después de su partida.
Juan 16:12-13 *** 13 Sin embargo, cuando llegue aquel, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye, y les declarará las cosas que vienen.
Mateo 28:20 ***Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas”.
Rbi8 Hechos 1:7-8 *** Les dijo: “No les pertenece a ustedes adquirir el conocimiento de los tiempos o sazones que el Padre ha colocado en su propia jurisdicción; pero recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes, y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea, y en Samaria, y hasta la parte más distante de la tierra”.

El “Vocero”
Según el anuario para 1999 los restantes de los hermanos de Jesús en la tierra ascienden a 8,756, si juzgamos por los participantes de la Conmemoración en todo el mundo. El “Cuerpo Gobernante” alega que es el “vocero” de este grupo. Si asumimos que dos terceras partes de estos son mujeres, quiere decir que teóricamente quedan unos 2,900 varones que profesan ser de los ‘ungidos’. La relevancia de esto se verá más adelante.
*** pe 195 23 La organización visible de Dios ***LA DIRECCIÓN TEOCRÁTICA HOY
13 Hoy día la organización visible de Dios también recibe guía y dirección teocrática. En las oficinas centrales de los testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York, hay un cuerpo gobernante o junta administrativa de ancianos cristianos de varias partes de la Tierra que dan la superintendencia necesaria a las actividades mundiales del pueblo de Dios. Este cuerpo gobernante se compone de miembros del “esclavo fiel y discreto.” Sirve de vocero para ese “esclavo” fiel.
14 Los hombres de ese cuerpo gobernante, como los apóstoles y ancianos de Jerusalén, tienen muchos años de experiencia en el servicio de Dios. Pero no dependen de sabiduría humana para tomar decisiones. No; puesto que están gobernados teocráticamente, siguen el ejemplo del cuerpo gobernante primitivo que hubo en Jerusalén, cuyas decisiones se basaron en la Palabra de Dios y se hicieron bajo la dirección de espíritu santo.—Hechos 15:13-17, 28, 29.
Nosotros tenemos nuestras reservas en cuanto a la veracidad de las palabras citadas arriba. En el caso de Alfonso, él desde que fue nombrado siervo ministerial y posteriormente anciano, ha estado envuelto tanto en la organización como en la preparación de la Cena del Señor por muchos años. El no recuerda ninguna ocasión en que haya recibido instrucciones de conseguir el nombre y dirección de todo aquel que participe de los emblemas y enviarlo al “Cuerpo Gobernante” de tal manera que puedan contactarlos para pedir su punto de vista antes de ‘hablar’ como su representante o “vocero”. De hecho conocemos y hemos conocido a personas que profesan ser del ‘resto’. No conocemos ningún caso en que estos hayan sido consultados por el “Cuerpo Gobernante”. Quizás haya excepciones entre aquellos que están directamente conectados a la Organización, pero el hecho de que se esté usando a personas de ‘las otras ovejas’ en calidad de ‘netineos’ para ayudar a los envejecidos miembros del “Cuerpo Gobernante” mientras todavía quedan mas de 8,000 personas que profesan ser del resto, levanta serias interrogantes en cuanto a si estos hombres realmente creen lo que predican. No decimos esto para denigrar de alguna manera a los ‘netineos’, pues personalmente conocemos a un par de ellos y son hombres excelentes. El asunto es, que para ser consecuentes con lo que dicen, mientras haya uno de estos varones ungidos en la tierra, tiene el derecho legal de formar parte del “Cuerpo Gobernante”.
Conclusión
Pudiéramos seguir escribiendo volúmenes sobre estos fascinantes temas. De hecho, hay muchas otras cosas que pudiéramos señalar, pero creemos que la exposición que hemos hechos es suficiente para poner a pensar a cualquier cristiano sincero en su relación con Dios y la Organización. NO afirmamos que todo lo presentado aquí sea “la verdad” absoluta, pudiéramos estar errados en muchos puntos. No estamos tratando de hacernos maestros de ustedes, sino librando nuestra responsabilidad, pues junto con el conocimiento, como todos ustedes saben, viene responsabilidad. (Hechos 20:20 vea nota al pie en Rdi8-S y compare con Hechos 2:46 nota al pie). Es por estas razones que ya hemos tomado la difícil decisión de renunciar, no ha nuestra fe y todas las buenas cosas que hemos aprendido dentro de esta organización, sino, renunciamos a la idea de mostrar lealtad a una organización humana que solo existe en la mente de hombres cuya sinceridad puede ser seriamente cuestionada. Las decisiones de la organización o, mejor dicho de un puñado de hombres en Brooklyn, afecta la vida de millones de individuos a través de la tierra. Por eso creemos que si se van a colocar en esa posición que solo pertenece a Cristo, deberían ser más modestos. No podemos ya apoyar ni promover ciertas pólizas y enseñanzas de esta Organización. Por favor remuevan nuestros nombres de todos sus registros y no se les ocurra ni por un instante llamarnos apostatas porque la única forma de apostasía que conocemos es contra Jehová Dios, su Palabra inspirada y nuestro mediador Cristo Jesús glorificado. Nosotros no somos de esa clase.
Tomando las palabras de Daniel Taylor en su libro The Myth of Certainty, podemos decir de las instituciones humanas, especialmente religiosas, lo siguiente:
“La meta principal de todas las organizaciones y subculturas es su propia preservación. Preservar la fe es central en el plan de Dios para la historia humana; preservar alguna institución religiosa no lo es. No esperen que aquellos que dirigen las instituciones sean sensibles a la diferencia. Dios no necesita ninguna persona en particular, denominación religiosa, credo u organización para cumplir su propósito.
El hace uso de aquellos, en toda su diversidad, que están listos para ser usados, pero deja por su propia cuenta a aquellos que laborar para sus propios fines. Sin embargo, cuestionar las instituciones es sinónimo, para muchos, con atacar a Dios–lo cual no es tolerado por mucho tiempo…En realidad, ellos están protegiéndose animismos, su óptica del mundo y su propio sentido de seguridad.
La institución religiosa les ha dado significado, un sentido de propósito, y, en muchos casos, carreras. Cualquiera que sea percibido como una amenaza es una real amenaza.
Esta amenaza es frecuentemente suprimida aun antes de que surja, con poder… Instituciones expresan su poder de manera clara por medio de enunciar, interpretar y hacer que se obedezcan las reglas de la sub-cultura. Cada institución tiene sus reglas y maneras de hacer que se obedezcan, algunas claramente definidas, otras no declaradas pero no menos real…”
La aplicación, si alguna, hágala usted mismo. (Compare con Romanos 6:15-16 ¿No saben que si siguen presentándose a alguien como esclavos para obedecerle son esclavos de él porque le obedecen, ya sea del pecado con la muerte en mira o de la obediencia con la justicia en mira?).
Nos duele mucho tener que separarnos de algunos de ustedes que nos han llegado a ser amados y aunque los sentimientos de nuestra parte no cambian, reconocemos que para ser leal a la “Organización” ya no podrán ni siquiera ‘dirigirnos un saludo’. Nosotros entendemos. Una crisis de conciencia no es algo a lo que se llega de la noche a la mañana.
No piensen ahora, ni por un momento, que vamos a comenzar una campaña contra la “Organización”, como si deriváramos placer de sacudir a otros de sus cimientos. En lo que respecta a esto deploramos la conducta no cristiana de muchos que han abandonado la “Organización” y se han puesto ha perturbar la paz de otros que buscan a Dios de la manera que les parece correcta. Al mismo tiempo, nos vemos obligados a dar una explicación satisfaciente a nuestros amigos íntimos, quienes tendrán la opción de llevar a cabo un juicio personal sobre nuestra decisión.
Ha sido un privilegio trabajar con hombres sinceros como muchos de ustedes lo son. Nos sentimos endeudados con la “Organización”, tal como C.T. Russell se expresó, citado en el libro Proclamadores:
*** jv 43 5 Se proclama la vuelta del Señor (1870 – 1914) ***Por lo tanto, me reconozco endeudado con los adventistas, así como con otras confesiones.*** jv 48-9 5 ***¿Qué se puede decir de otras doctrinas bíblicas analizadas en la Watch Tower y en otras publicaciones? ¿Se atribuyó Russell la revelación de estas gemas de la verdad? Él explicó: “Descubrimos que por siglos diferentes sectas y personas se habían repartido las doctrinas bíblicas entre sí, mezclándolas en diversos grados con suposiciones y errores humanos. [...] Hallamos que la importante doctrina de la justificación por fe y no por obras había sido expuesta con claridad por Lutero y más recientemente por muchos cristianos; que los presbiterianos defendían cuidadosamente las cualidades divinas de justicia, poder y sabiduría, aunque sin entenderlas claramente; que los metodistas reconocían y ensalzaban el amor y la compasión de Dios; que los adventistas poseían la preciosa doctrina de la vuelta del Señor; que los bautistas sostenían correctamente, entre otros puntos, la doctrina del bautismo simbólico, aunque habían perdido de vista el bautismo verdadero, y que algunos universalistas habían sostenido sin mucha claridad algunas ideas referentes a la ‘restitución’. De modo que en casi toda organización religiosa se veía que sus fundadores habían buscado a tientas la verdad, pero obviamente el gran Adversario había luchado contra ellos y había conseguido dividir la Palabra de Dios, por no poder acabar totalmente con ella”.
De la misma manera nosotros mostramos agradecimiento a la “Organización”. Además, la Biblioteca Watchtower ha sido instrumental en al recopilación de datos y en ésta investigación, como ya lo habrán observado.
Solo nos resta decirles, hasta pronto, porque creemos que como dijo Pedro en Hechos 10:34-35 “Con certeza percibo que Dios no es parcial, sino que, en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto.” Creemos que todos aquellos que aman la justicia forman parte del grandioso propósito de Dios para el hombre, ya sea este en el cielo o en la tierra. Solo oramos que Jehová nos ayude a mantenernos íntegros a su verdad absoluta y, si caemos, nos ayude a levantarnos.
Sus hermanos en la fe verdadera:
(Firmado)Alfonso Orellana

miércoles, 19 de agosto de 2009

EL REINO DE DIOS EN EL EJEMPLO DEL HOMBRE FUERTE


El Hombre Fuerte (Mateo 12:29; Marcos 3:27; Lucas 11:21-22)

Mateo 12:29
29 o cómo puede alguien entrar en la casa del hombre fuerte y llevarse su propiedad, a menos que él primero ate al hombre fuerte? Y luego él pillará su casa.

Marcos 3:27

Pero nadie puede entrar en la casa del hombre fuerte y pillar su propiedad a menos que él primero ate al hombre fuerte, y luego él pillará su casa.

Lucas 11:21-22

21 Cuando un hombre fuerte, totalmente armado, guarda su propia casa, sus posesiones están tranquilas. 22 Pero cuando alguien más fuerte que él lo ataca y lo domina, él se lleva de él toda su armadura en la cual él había confiado y distribuye su pillaje.

En el contexto de la autodefensa de Jesús contra la acusación de que él expulsa a demonios por el poder de Beelzebub, uno encuentra un refrán sobre el saqueo del hombre fuerte. Hay dos versiones diferentes de la misma tradición, completamente distinta el uno al otro: Marcos 3:27 = Mateo 12:29; Lucas 11:21-22. (Mateo parece dar la preferencia a la versión Marcana, es decir, asumiendo que él tenía acceso a la versión representada por Lucas.) Ambas versiones, sin embargo, hacen el mismo punto: a fin de pillar la casa de un hombre fuerte hay que ser más fuerte que lo que él es; sólo entonces puede uno llevarse sus bienes. Jesús, por supuesto, habla metafóricamente: el hombre fuerte es Satanás y la casa es su reino o esfera de influencia. Jesús afirma que aquí ha venido el que es más fuerte que Satanás y está en proceso de pillar su reino; esta es una referencia oblicua a sí mismo. El reino o el reinado del Satanás, en otras palabras, está en proceso de ser sustituido por el Reino de Dios. La prueba de esto es el poder de Jesús sobre demonios.

martes, 18 de agosto de 2009

LA CONSUMACIÓN DEL REINO DE DIOS DESCANSA AÚN EN EL FUTURO


El entendimiento de que el reino “ya existe” en cierto sentido nos ayuda a prestar la mayor atención e interés para seguir anunciándolo al mundo entero y proclamando su total consumación en la parusía de Jesucristo. Es necesario no olvidar de que la finalización del reino está todavía en el futuro. Si nuestra única esperanza está en esta edad, no tenemos mucha esperanza (1 Corintios 15:19). No abrigamos ilusiones de traer el reino con los esfuerzos humanos, pues es imposible mientras el diablo sea el Dios de este mundo (2 Cor. 4:4). Cuando sufrimos reveses y persecuciones, cuando vemos que la mayor parte de personas rechazan el evangelio del reino, ganamos fuerza por el conocimiento de que la plenitud del reino está aún en una edad futura.
No importa cuánto tratemos de vivir en un camino que refleja a Dios y su reino, no podemos transformar este mundo en el reino de Dios. Este debe venir a través de una dramática intervención divina. Los acontecimientos apocalípticos son necesarios para introducir la nueva edad. Satanás debe ser completamente depuesto y “encarcelado”.
Numerosos versículos de la Biblia nos dicen que el reino de Dios será una gloriosa realidad futura. Sabemos que Cristo es un Rey, y nosotros esperamos para el día en que él ejercerá su poder de un modo grande y dramático para detener el sufrimiento humano. El libro de Daniel predice un reino de Dios que gobernará la tierra (Daniel 2:44, 7:13-14, 22); el Apocalipsis del Nuevo Testamento describe su llegada (Revelación 11:15, 19:11-16).

Oramos para que el reino de Dios venga pronto (Lucas 11:2). Los pobres en el espíritu y los perseguidos esperan su futura "recompensa en el reino de los cielos" (Mateo 5:3, 10, 12). La gente "entra en el reino" en un futuro "día del juicio” (Mateo 7:21-23, Lucas 13:22-30). Jesús pronunció una parábola porque algunas personas pensaban que el reino se haría poderoso en seguida (Lucas 19:11).

En la profecía Olivética, Jesús describió acontecimientos dramáticos que vendrían antes de su vuelta al poder. Poco antes de su crucifixión, Jesús pensó con mucha ilusión en un reino en el futuro (Mateo 26:29).

Pablo habla varias veces de “heredar el reino de Dios" como una futura experiencia (1 Corintios 6:9, 10; 15:50; Gálatas 5:21; cf. Efesios 5:5), y por otra parte indica por su lenguaje que él piensa en ello como realizado sólo al final de edad (1 Tesalonicenses 2:12; 2 Tesalonicenses 1:5; Colosenses 4:11; cf. 2 Timoteo 4:1, 18). Cuando Pablo quiere concentrarse en la manifestación presente del reino, él tiende a introducir el término "justicia" o “rectitud" junto "con el reino" (Romanos 14:17) o en lugar del reino (Romanos 1:17; para la asociación cercana del reino y la justicia de Dios, ver a Mateo 6:33), o (alternativamente) para unir el reino con Jesucristo en lugar que con Dios el Padre (Colosenses 1:13). (J. Ramsey Michaels, "el Reino de Dios y el Jesús Histórico," capítulo 8 del Reino de Dios en la Interpretación del Siglo XX, editado por Wendell Willis [Hendrickson, 1987], página 112).

Muchas escrituras "de reino" podrían aplicarse igualmente al reino presente o a la futura realización. Los transgresores de la ley serán llamados lo menos en el reino (Mateo 5:19-20). Abandonamos familias por el reino (Lucas 18:29). Entramos en el reino por las tribulaciones (Hechos 14:22). La cosa importante para este artículo consiste en que algunos versículos son claramente para el presente, y muchos son claramente para el futuro.

Después de la resurrección de Jesús, los discípulos le preguntaron, "¿Señor, restaurarás el reino a Israel en este tiempo?" (Hechos 1:6). Y aquí Jesús no les dice que el reino ya estaba siendo restaurado en un sentido nuevo y espiritual, diferente al nacional que ellos conocían a través de las Escrituras. Simplemente les dice que el tiempo para la tal anhelada restauración aún descansa en el futuro, y que sólo lo conoce el Padre (el único Dios verdadero Omnisciente). Así que, contrario de lo que muchos exponentes bíblicos afirman, Jesús no destruyó las esperanzas Judías mesiánicas de un reino davídico por restaurarse a Israel. Por lo tanto, este texto de Hechos 1:6 es un problemón para los preteristas, incluyendo a los amilenialistas.

lunes, 17 de agosto de 2009

LA METAMORFOSIS DEL REINO DE DIOS CON EL CORRER DEL TIEMPO



Los eruditos discrepan hasta qué punto Jesús entendió el reino de Dios como presente (”realizado”), futuro, o ambos. La mayor parte de ellos están de acuerdo, sin embargo, que Jesús vio el reino, paradójicamente, como de alguna manera “ya” presente pero “aún” no plenamente consumado.

Los Cristianos más tempranos retuvieron esta tensión paradójica, entendiendo el reino de Dios como que ya estaba entre ellos, pero esperándolo para ser totalmente establecido en el futuro próximo cuando Jesús volviera – es decir en uno terrenal y por lo tanto social. Durante los próximos pocos siglos, sin embargo, esta expectativa se atenuó, y la consumación fue empujada adelante en el futuro y en un reino celestial, o espiritual. Las interpretaciones subsecuentes se diferenciaron principalmente en el modo en que ellos enfatizaron el presente contra el futuro, y también lo social (o terrenal) contra lo espiritual (o celestial) del Reino de Dios.

Mientras la piedad medieval (Pietismo) estaba enfocada en una esperanza futura, espiritual y celestial, el catolicismo, al menos desde Agustín (354-430), también podría considerar el reino de Dios como presente de un modo secundario por el establecimiento de la iglesia, y en la sociedad en tanto que la iglesia influyera en ella. Esto condujo a una sacralización del catolicismo y de la sociedad medieval que los reformadores Protestantes procuraron desafiar.

Martín Lutero habló de dos reinos, ambos de los cuales estaban en gran parte presentes. Dios era el más directamente activo en el reino de Cristo. Este consistió en las relaciones espirituales entre individuos justificados y Dios, y entre tales individuos en la iglesia; aquí los asuntos fueron regulados por las enseñanzas de Jesús sobre el radical amor desinteresado. Dios estaba indirectamente presente en los asuntos sociales, sin embargo, a través del reino de este mundo; aquí Dios mantuvo el orden por estructuras sociales tradicionales y la violencia ejercida por los regímenes temporales. Aunque Lutero tuviera la intención de identificar menos el gobierno político directamente con el reino de Dios que lo que hizo el catolicismo, su insistencia en la conformidad hacia las estructuras y gobiernos establecidos, condujo a resultados prácticos similares.

Uno de los líderes de la tradición Reformada, Juan Calvino, habló principalmente del reino de Dios como espiritual, celestial, y futuro. Aun él reconoció que ciertos principios de ello están presentes en la tierra. Los Cristianos Reformados, a diferencia de la mayor parte de Luteranos, cada vez más consideraron el reino de Dios como una fuerza dinámica que transforma la vida útil y política. A veces éste condujo a la crítica y la transformación social. A menudo, sin embargo, esto también condujo a un sacralización de medios violentos del cambio (como en la Guerra Civil Inglesa, 1642-48) y de nuevos arreglos sociales (como entre los Puritanos americanos).

Por otra parte, los socinianos, ciertos albigenses y valdenses, los anabaptistas polacos, Pablo de Samosata Miguel Servet, John Milton, John Locke, Isaac Newton, y muchos otros que eran unitarios, estaban a la espera del reino de Cristo, e hicieron de éste el mensaje central de las Escrituras, y la razón de su quehacer evangelístico en Europa.
En el siglo 19o el liberalismo Protestante acentuó los aspectos sociales y terrenales del reino de Dios tan fuertemente que sus dimensiones celestiales y espirituales a veces desaparecían. Ellos enfatizaron en las ordenanzas sociales radicales de Jesús, confiados de que éstas se hacían más practicables porque la humanidad se hacía más moral. Ellos a menudo comparaban esta supuesta evolución moral con la futura dimensión del reino de Dios. Pero en tanto que ellos lo identificaron con los movimientos tales como socialismo y democracia, los liberales los sacralizaron y subestimaron la radicalidad de la llamada de Jesús para la conversión espiritual.

La alineación optimista del liberalismo de los movimientos sociales con el reino de Dios despertó dos protestas muy diferentes en los siglos 19 y 20. Los dispensacionalistas sostuvieron que las enseñanzas sociales de Jesús debían ser seguidas literalmente en el reino de Dios – pero que este reino era totalmente futuro y sería establecido sólo en su vuelta. En la presente “Edad de la Iglesia” sólo el énfasis espiritual de Jesús era relevante. Completamente diferentemente, los teólogos existenciales, p.ej, Rudolf Bultmann (1884-1976), afirmaron que las enseñanzas de Jesús realmente no tenían ninguna importancia social, pero que el reino de Dios estaba presente siempre que los individuos respondieran a Dios. A pesar de sus diferencias, ambas teologías localizaron la esencia de la vida cristiana no en el movimiento social e histórico, sino en un reino presente, interior.

Finalmente, para entender el reino de Dios, es necesario tomar en cuenta la expectativa judía mesiánica del reino, la cual propugna la restauración completa del reino de Dios en la tierra prometida como en los viejos tiempos de los primeros reyes, tales como David, Salomón, etc. Jesús, sin duda, jamás manifestó que su reino sería radicalmente distinto de aquel que vendrá a restaurar. Si él restaurará el reino davídico caído o desaparecido, es imposible que termine siendo uno totalmente distinto en un lugar diferente. Pero las iglesias parecen obviar el pensar Judío del reino, y sólo se limitan a escuchar lo que tiene que decirnos el teólogo Agustín de Hipona o el protestante Lutero sobre el tema. Éste último, por otra parte, no mostraró mucha simpatía por los judíos, y en sus expectativas mesiánicas, a pesar de que en 1517 sostenía, entre sus principios, devolver el cristianismo a sus fuentes hebreas, en lugar de la interpretación helenística.

domingo, 16 de agosto de 2009

EL ATLÁNTICO AFRONTA LA PEOR FRECUENCIA DE HURACANES EN 1,000 AÑOS


Así lo concluyó un estudio de la Penn State University de EEUU, que examinó los sedimentos de los huracanes que atravesaron la costa de Norteamérica y del Caribe.
De esta forma, comprobaron que el número actual de huracanes es históricamente alto. Además, establecieron que en la última década se ha registrado una promedio de 17 huracanes y tormentas tropicales, el doble que a principios del siglo pasado y una cifra sólo comparable durante el fenómeno climático que se produjo durante el medievo, conocido como el Período de Calentamiento Medieval hace aproximadamente 10 siglos.

Sin embargo, el estudio, publicado en la revista `Nature’ no evalúa si existe una relación entre el incremento de ese fenómeno meteorológico y el cambio climático. Según informa la agencia Efe, el procedimiento para elaborar la serie histórica fue estudiar los sedimentos que dejan tierra adentro, especialmente en las lagunas próximas a la costa, así como los vientos de hasta 300 kilómetros por hora de los huracanes que llegan a impactar en la tierra.

El procedimiento consistió en analizar los sedimentos de siete lagunas en la costa de EE.UU. y de una laguna en Puerto Rico, para luego hacer un cálculo aproximado del número de huracanes ocurrido en cada época a partir del numero de ellos que alcanzó la costa -muchos se pierden en el mar. De igual forma se estableció que pese a que la frecuencia e intensidad de los huracanes de hoy y de hace 1.000 años son las mismas, no tienen detrás las mismas causas ni características.

En la última década, el alto número de huracanes sólo tiene que ver con un calentamiento del agua del Atlántico, lo que establece una pauta más sencilla y más peligrosa, porque todo apunta a que la temperatura del océano aumente en las próximas décadas. “Aunque los niveles de actividad son similares, entre hace 1.000 años y ahora, los factores implicados son diferentes”, reza el estudio.

“Esto implica que si todo lo demás se mantiene igual, entonces el calentamiento de la zona tropical del Atlántico debería derivar en un creciente aumento de la actividad ciclónica”, advirtió.

www.retornoalparaiso.blogspot.com
www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
www.apologista.blogdiario.com

DRAMÁTICO TESTIMONIO DE UNA TESTIGO DE JEHOVÁ PROFUNDAMENTE DECEPCIONADA DE SU RELIGIÓN


Mi historia es ésta: fui Testigo de Jehová durante 25 años y mi esposo lo fue durante 35 años. Mi hijo menor se bautizó a la edad de 13 años, y mi otro hijo lo hizo a la edad de 23 años. Todo fue muy bien hasta que mi hijo mayor se casó y él y su esposa Testigos de Jehová se separaron por diferencias de caracteres. Con este evento empezó nuestro drama, pues descubrimos cómo eran en realidad los Testigos de Jehová.

Mi hijo perdió su trabajo y enfermó gravemente y en ese estado permanecía solo en su casa. Cuando vimos esta situación, mi esposo y yo le dijimos que regresara a casa para cuidarlo. Él arrendó su casa y se fue con nosotros, a Quintero, Chile, de donde yo soy. A los Ancianos de la congregación no les gustó la mudanza de nuestro hijo a mi casa, y entonces comenzaron las presiones y los comentarios de los ancianos, hasta el punto de decirle a mi esposo que si echaba a su hijo de su casa él podría llegar a ser siervo ministerial (un claro chantaje), pero mi esposo les dijo que era más importante la familia que los puestos, así que los mandó a la punta del cerro.

Ahora bien, sólo a mi hijo mayor lo expulsaron a pesar de que su mujer y él habían sido infieles, y esta parcialidad fue porque uno de los ancianos tenía tratos comerciales con el padre de la muchacha. Pero aquí no finalizó todo, pues para colmo siguieron con mi hijo menor. Ellos instaron a los padres de los hijos que se juntaban con mi hijo menor para que ellos no lo tomaran en cuenta en el colegio, en el salón, en las reuniones, en las reuniones sociales, o donde fuera. Es decir, un ostracismo salvaje. Esto le trajo consecuencias negativas al menor, ya que se sintió solo, desorientado, y desilusionado, y cayó en una depresión que lo tuvimos que tratar con un sicólogo y siquiatra. Esto destruyó la fe, la confianza y el amor de mi hijo menor. Mi esposo por esto habló y gritó por todos lados, mandó cartas y quejas a Betel de Chile, y nada. Quejas y más quejas con nombre y apellido, con argumentos, con papeles, con personas con puestos dentro de los Testigos de Jehová, y NADA. Simplemente se taparon unos a otros y lo peor estaba por venir. Mi suegra en ese tiempo también era TJ de 81 años, y padecía de Parkinson, y estuvo enferma y postrada en cama por dos años. Durante esos años NADIE de los supuestos ANCIANOS la fue a visitar. Yo me pregunto: ¿Es eso amor cristiano? Ella, después de haber servido fielmente a la Sociedad y nunca haber estado en el comité judicial disciplinario durante los 40 años de TJ, murió sola, abandonada, botada, y olvidada. Pregunto: ¿es eso amor cristiano? No…simplemente son mentiras, utopías, y sueños de opio. Lo triste de todo es que la familia que no era Testigo de Jehová vio este desamor, y con decirles que ni siquiera hubo alguna oración en el funeral por ella, y máxime, cuando mi suegro de 83 años es también un TJ. Por esto, la familia de mi esposo se dividió. Mi suegro repartió los bienes entre sus hijos no cristianos y a los hijos TJ los dejo sin nada, y mi esposo, buen hijo durante toda su vida, y buen hermano, lo único que recibió fue el maltrato de su familia y su desprecio por ser TJ, y a todo esto a mi esposo con la depresión que le dio, se enfermó. Nos fuimos a Santiago tratando de olvidarlo todo y empezar de cero, pero yo me enfermé de pena y nos tuvimos que regresar a Quintero. Aquí a mi esposo le vino una depresión severa, pues su padre murió también lejos de los TJ, y no queriendo saber nada de ellos. Para mala leche mi esposo se enojó con toda la familia en el año del 2008, y a raíz de esto se enfermó de depresión por todas estas penas, tristezas y traiciones de los TJ. En Mayo de ese año resolvimos como familia enviar nuestras cartas de RENUNCIA a los TJ. La enfermedad de mi esposo entró en una fase de desarrollo, y le dio LUPUS. Después de innumerables exámenes dimos al fin con esta rara enfermedad. En abril de este año 2009, entró en el hospital por 10 días donde se le administró quimioterapia. De allí salió bien, pero después volvió a caer, aún con depresión, en el hospital. Estuvo 40 días y salió en dos semanas. En este momento mi esposo está en la UCI desde hace 28 días con un coma inducido, y con un pronóstico de insuficiencia respiratoria catastrófica. El lupus llegó a sus riñones y a su pulmón, y no sé si se salvará de esto, pero quiero dejar en claro algunas cosas.

1.- No somos TJ, gracias a Dios, y aunque esto tenga una resolución terrible de vida o muerte, lo cierto es que todo esto empezó por LA TRAICION, FALTA DE AMOR, E INDOLENCIA DE PARTE DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ.

2.- Esto que acabo de contarles es lo mismo que se presentó como argumento para las renuncias: falta de amor, traición e indolencia.

3.- Sobre mis hijos sólo puedo decir que ellos destruyeron a mi familia, y mi hijo lo único que quiere es no verlos nunca más y tiene un odio profundo en su corazón hacia esta gente.

4. Me quedé callada 3 años esperando justicia y que en algún momento se viera la razón, la justicia, o la humanidad, pero nada. Ahora gritaré a los cuatro vientos, y iniciaré una campaña a nivel local, y si es posible, mundial, para que se desenmascare a esta organización traidora, mala leche, INDOLENTE, que habla del amor al prójimo, de justicia y paz, y sólo son un montón de personas que permiten que les laven el cerebro y que no pueden pensar por sí mismas, pues necesitan que la organización les diga qué hacer y se meten en las vidas privadas para que las familias (según ellos) puedan llevar “una relación sana y acepta a Dios”. Ellos destruyeron mi familia, mi vida, mis hijos, y yo ahora ya no me quedaré callada nunca más. La vida de mi esposo pende de un hilo, y hago responsables de su vida a los Testigos de Jehová. Esta es una secta peligrosa, que si bien existen personas de buen corazón dentro de ella, les tengo lástima, porque NUNCA podrán saber acerca de la AMISTAD SINCERA, SIN EGOISMOS, Y ABIERTA. Y LO PEOR DE TODO ES QUE ANDAN POR EL MUNDO PROCLAMANDO EL AMOR DE DIOS, EL AMOR AL PROJIMO, Y HABLANDO DEL TÉRMINO DE ESTE SISTEMA DE COSAS, MIENTRAS QUE ELLOS MISMOS SE TRICIONAN UNOS A OTROS Y HACEN CAER A GENTE NOBLE Y SINCERA QUE CREE EN SUS TEORIAS RETORCIDAS Y EGOISTAS. EN VERDAD ESA RELIGIÓN NO SIRVE, NO ES LA ADORACIÓN VERDADERA. NOSOTROS NOS RETIRAMOS POR ESO, POR QUE NO LO SON.




Otros sitios de interés:










Mi lista de blogs

Mi lista de blogs