I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 26 de junio de 2009

OTRA PREGUNTA ENREVESADA DE JAIMITO QUE PONE EN APUROS A SU PAPÁ PABLO



Dime papi, ¿es cierto que Jesús, nuestro Señor, fue un Dios excelso hasta lo Sumo antes de venir como hombre? Bueno, sí Jaimito, él era en su preexistencia la Segunda Persona de la Trinidad, el Eterno Dios Hijo, sumamente excelso junto al Padre y el Espíritu Santo. Ah, ya papi. Pero fíjate lo que San Pablo escribió a los creyentes Filipenses: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra” (Fil. 2:5-10). ¿No es esto prueba, papi, de que Jesús fue exaltado sólo después de haber sido obediente hasta la muerte, y muerte en cruz? Observa que Pablo dice: Por lo cual, es decir, por este motivo, Dios lo exaltó hasta lo sumo, lo que quiere decir que Jesús se ganó su más alta exaltación por su victoria hasta la muerte en la cruz. ¿Cómo entonces dices que Jesús era excelso hasta lo sumo ANTES de venir como hombre si no había muerto en la cruz victorioso? ¡Esteeeeeeee…bueno Jaimito, es hora que vayas a dormir porque se hace tarde!...¡Caracoles, mi papi siempre me viene con evasivas! ¿Y ahora quién podrá ayudarme?...¡¡¡yoooooooo, el Chapulín Apologista!!!...¡Yupiiiiiiii!


www.apologista.wordpress.com

www.apologista.blogdiario.com

www.elevangeliodelreino.org

¿POR QUÉ JESÚS PRONUNCIÓ LA PARÁBOLA DE LAS DIEZ MINAS?


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)


Pocos estudiantes de la Biblia se han detenido para preguntarse para qué Jesús pronunció la famosa parábola de las Diez Minas de Lucas 19:11-27. Pues bien, esta es una de las pocas parábolas que Jesús habló para responder a una inquietud o expectativa de sus seguidores con relación a su tan anhelado reinado mesiánico.

¿Un reino que se manifestaría inmediatamente?

En Lucas 19:11 descubrimos la razón por la que Jesús pronunció la parábola de la Diez Minas, con estas palabras: “Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente”. Nótese que Jesús elaboró esta parábola porque sus partidarios pensaban que su reino se manifestaría inmediatamente o que estaba muy próximo a cumplirse.

¿Pero qué les hizo pensar que el reino era inminente?

La respuesta se obtiene del mismo verso 11, el cual dice: “por cuanto estaba cerca de Jerusalén”. Sí, los partidarios del Mesías y su reino creyeron que Jesús ya iba inaugurar el reino esperado porque estaba acercándose a Jerusalén, la ciudad capital que Jesús había llamado: “la ciudad del gran rey” (Mateo 5:35). Recordemos que los antiguos reyes ungidos de Israel habían hecho de Jerusalén la capital del reino de Dios, y como era de esperarse, el heredero al trono tendría que entrar en esta misma ciudad para retomar el reino y el trono de sus ancestros.

¿Desechó Jesús aquella expectativa de sus paisanos Judíos?

Si el reino que el Señor predicaba era uno muy distinto al concebido por sus paisanos Judíos, entonces él tuvo aquí una magnífica oportunidad para corregir por completo sus “erradas expectativas” sobre una reino restaurado como antaño y presentarles su nuevo y revolucionario reino de carácter meramente espiritual y supra mundano. ¿Pero lo hizo Jesús? Les dijo, acaso, que su reino es ahora uno espiritual, o en “el corazón de los creyentes”? ¡Pues, no! En el verso 12, Jesús añade: “Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver”. Es decir, Jesús en ningún momento destruyó o revocó sus expectativas de un reino restaurado en la tierra como antaño, cuando les dice que primero él (el hombre noble) tiene que ir al cielo para recibir un reino (e.i. la autoridad) y después volver a Jerusalén (recordemos que él volverá a pisar el Monte de los olivos) para restaurar el reino que le fue confiado por el Anciano de Días…Su Padre (Daniel 7:13,14).

Autoridad sobre las naciones

Jesús, en los versículos subsiguientes (13-27), se extiende más en su parábola y revela que al volver a la tierra, él les dará a sus fieles siervos autoridad sobre ciudades enteras (Ver versículos 17,19). Esto, por sí solo, nos debería convencer de que su reino no es uno simplemente de carácter espiritual y supra mundano, o uno “en el corazón” de cada creyente. Aquí hay una promesa real y concreta de recibir autoridad y poder para regir a naciones reales y literales de este mundo. Es, pues, un reino o gobierno real o literal, uno dirigido por el Hijo de Dios, uno que es perfecto justo, y recto… uno que se origina de los cielos o de Dios.

¿Está Jesús restaurando el Reino en este tiempo?

En Hechos 1:3,6,7 leemos que los discípulos le preguntaron unánimemente a Jesús, lo siguiente: “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” o como vierten algunas versiones: “¿Estás restaurando el reino en este tiempo”? y Jesús entonces prosigue para decirles simplemente: “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que Dios puso en su sola potestad”. Es decir, Jesús no desechó la expectativa de sus seguidores para la tan esperada restauración del reino de su ancestro David, sino que más bien la confirma implícitamente, diciéndoles claramente que la fecha para el cumplimiento de ese magno evento sólo lo sabe Dios, su Padre, y nadie más.

¿Podría alguno, después de toda esta evidencia, atreverse a decir que el reino de Dios no tiene nada que ver con Jerusalén y las naciones de la tierra? ¡No lo creo!...¡aunque no faltan los “cielo-tercos”!

jueves, 25 de junio de 2009

EMBAJADORES DEL REINO DE DIOS EN LA TIERRA


La misión de Jesús era abrir camino a la venida del Reino, e introducir a los hombres al poder del Espíritu Santo. Este poder está disponible para nosotros, de modo que podamos cumplir nuestro rol en el avance del Reino a las regiones de la Tierra.La misión de reflejar la imagen de Cristo depende de cada uno de sus hijos.

Todas las personas del mundo han nacido para alcanzar un propósito. Dios nos creó a cada uno para resolver un problema. Hay algo que Él deseaba que se realizara y que requería de nuestra existencia. Ninguno de nosotros existe por accidente ni está aquí por error. Nuestro lugar en este planeta está relacionado con la misión que Dios tenía en mente mucho antes de crear el mundo. Esto nos hace cruciales en su plan global.


El propósito de Dios para nosotros es el mismo de siempre: ejercer dominio y autoridad sobre el plano terrenal bajo su reinado soberano. Eso nunca ha cambiado. Lo que sí ha cambiado es nuestra posición. La abdicación de Adán y Eva de su lugar de autoridad legal le permitió a Satanás usurpar el trono que Dios planeó que ocupáramos nosotros. Relegados al estado de súbditos indefensos de un devastador reino de tinieblas, no podemos regresar a nuestro lugar original sin la ayuda de Dios.


Afortunadamente para nosotros, su propósito eterno nunca será torcido; su perfecta voluntad se cumplirá. Desde el comienzo Dios tenía un plan que resolvería el problema de nuestra deserción: “Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos” (Gálatas 4:4-5). El propósito de Dios era restaurarnos a nuestro estado pleno como sus hijos e hijas, y traernos de regreso a su Reino. Él envió a Jesús como el Camino. La fe en Jesucristo como el Hijo de Dios, en su muerte por nuestros pecados y resurrección de nuestra vida, es la puerta a través de la cual entramos al Reino de Dios.Jesús no solamente fue la puerta, sino que también fue el mensajero que anunció la llegada del Reino a la Tierra. Antes de que pudiésemos entrar al Reino de Dios teníamos que saber que había llegado y dónde podíamos hallar la entrada. Por eso vino Jesús. Su propósito era doble: proclamar el arribo del Reino de Dios y, a través de su sangre, proveer la entrada al Reino para todos lo que vendrían.


Según el Evangelio de Mateo, cuando Jesús inició su ministerio público su primera declaración fue un mensaje que reflejaba su misión: “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca” (4:17). El Reino de los cielos se refiere a la presencia y autoridad soberana de Dios “invadiendo” e impactando la dimensión terrenal. Jesús desafió a sus oyentes a cambiar de una mentalidad que ignoraba o negaba el Reino de Dios, a una que reconocía y daba la bienvenida a su llegada.Reintrodujo el ReinoMás que simplemente revelar el Reino, la misión de Jesús era reintroducirlo. Vino para traer nuevamente a la humanidad un conocimiento del Reino de Dios, así como también para cambiar su pensamiento, para que pudieran vivir verdaderamente en ese Reino. Con una santa pasión, Jesús obraba según esa misión divina. Antes de regresar al trono de su Padre entrenó a sus discípulos para que continuaran esa misión hasta el final. Este mandato de Reino ha pasado de generación en generación con distintos grados de éxito. Desafortunadamente, gran parte de la Iglesia ha perdido de vista el mensaje del Reino, y en vez de ello predica temas religiosos alternativos. Este es un serio problema, particularmente porque cumplir la misión de predicar el Reino es la llave para activar el tiempo de la venida del Señor. Jesús dijo que el fin vendría cuando el Evangelio del Reino fuera predicado a todas las naciones.No solamente que Jesús habló muy poco sobre nacer de nuevo, sino que tampoco hizo de otros temas el centro de su predicación: prosperidad, sanidad, bautismo en el Espíritu Santo o muchas de las otras cosas que nosotros predicamos tanto en estos días. Jesús enseñó sobre esas cosas y las demostró en el ministerio diario, pero no predicó acerca de ellas. Hay una gran diferencia. Jesús tenía solo un mensaje: el Reino de Dios. Esta era su misión, y la delegó en nosotros. Su misión es nuestra misión.Debemos proclamar que el Reino de los cielos está cerca, que Dios trabaja para restaurarnos a nuestro lugar original y legítimo como sus hijos, como herederos de su Reino y como gobernantes del dominio terrenal.


Desde el principio, la intención de Dios ha sido la de extender su Reino celestial a la Tierra a través de la humanidad. Ese sigue siendo su plan, a pesar de la caída del hombre. El Evangelio del Reino revela cómo Dios nos está restaurando a nuestro lugar original, cómo nos está llevando de regreso a donde vinimos. Este es un punto importante que debemos entender. Muchos de nosotros suponemos o nos han enseñado que el Evangelio significa que Dios se está preparando para llevarnos al cielo como nuestro hogar. Esa no es la verdadera restauración, porque nosotros no venimos del cielo. Restauración significa poner nuevamente en el lugar o condición original. Ya que no caímos del cielo, sino desde nuestra autoridad de dominio sobre la Tierra, ser restaurados significa ponernos de nuevo en nuestro lugar de dominio terrenal.


El deseo de Dios es restaurarnos a nuestro lugar legítimo, lo cual significa regresarnos a la posición de autoridad y dominio sobre peces, aves, ganado, plantas y todo el resto del reino terrenal. Como pecadores, éramos esclavos de Satanás en el reino de las tinieblas, pero como creyentes limpios por la sangre de Jesús, somos hijos de Dios en el Reino de la luz. Dios desde siempre ha deseado tener verdaderos hijos que sean ciudadanos de su Reino celestial y vivan en continua relación con Él, no sirvientes.

miércoles, 24 de junio de 2009

¿QUÉ SIGNIFICA LA FRASE: “EL FIN DEL MUNDO”?


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)


La frase “fin del mundo” suele producir cierto pánico entre los hombres, y en particular, entre los inconversos. Pero sólo se teme a lo desconocido. Y es justamente el desconocimiento de lo que Cristo quiso decir por esa frase lo que produce temor angustiante. Pero, ¿deberían sentir temor los buenos cristianos al oír la frase: “fin del mundo”? Pues, no hay porqué.


Preguntémonos: ¿Es cierto que el planeta tierra y sus habitantes desaparecerán de la faz de la tierra algún día? ¿Es el propósito de Dios destruir la tierra la cual expresamente creó para que fuera habitada por sus criaturas humanas? Si la respuesta es “SI” entonces habría una contradicción, ya que nuestro mismo Señor Jesucristo nos promete: “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.” (Mateo 5:5).

Ahora bien, siendo que el Nuevo Testamento fue escrito casi exclusivamente en griego koiné, es menester averiguar cuál fue la palabra griega que se ha traducido por “mundo” en Mateo 24:3. Pues bien, para conocimiento nuestro, la palabra griega es “aión” y no “cosmos”. Veremos a continuación la diferencia entre la palabras griegas “aión” y “cosmos” que igualmente se vierten por “mundo” en la Biblia (Véase el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva, Ed. CLIE, España, pág.105).

La palabra griega “Kosmos” tiene el significado de planeta tierra. En cambio “aión” nunca tiene ese significado en la Biblia. El significado de “aión” es “edad” o “era”. Puede significar un período de tiempo indefinido (no necesariamente eterno), o un tiempo contemplado en relación con lo que tiene lugar en el período. “El sentido que tiene la palabra no es tanto el de la longitud misma de un período, sino el del período marcado por características espirituales o morales.” (Ver el diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, de W.E. Vine, Ed. CLIE).

El apóstol Pablo nos menciona dos “siglos” o “edades”: El presente, y el venidero. La presente edad finalizará para dar paso a la siguiente (Ver Efesios 1:21, donde Pablo dice: “…no sólo en este siglo, sino también en el venidero”).

El apóstol San Pablo nos dice, además, del presente “aión” lo siguiente: “el cual (Jesús) se dio a si mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo (”aión”) malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre.” (Gálatas 1:4).

Cristo pondrá Fin a este “aión” Malo vigenteEntendamos de una vez y por todas que “el fin del mundo” que hablan los apóstoles en Mateo 24:3 no es el fin del “Kosmos” (planeta) sino de la presente edad maligna y decadente. Es el fin del reino de Satanás, para dar paso a la ERA o “AIÓN” venidero; la de Cristo, nuestro Señor. Por eso Jesús dijo: “De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo (aión). Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a todos los que hacen iniquidad.” (Mateo 13:40,41).

Nótese que Jesús habla del “fin del presente aión malo” cuando él vuelva con sus ángeles a este planeta. Entonces él inaugurará un nuevo “aión” (el venidero) de justicia. Entonces, el fin del mundo es el fin de la Edad o Era presente con todos sus males. En Marcos 10:30 el Señor Jesús nos dice que “en el siglo venidero” obtendremos la vida eterna. “…Y en el siglo (aión) venidero la VIDA ETERNA.”
La Versión Biblia de Jerusalén

También el Señor Jesucristo nos habla de “los hijos de este mundo (aión)”, y “los hijos de aquel siglo (aión)”. Estos no se casan, pero los otros sí. He aquí otra diferencia. Dice Jesús así: “…los hijos de este siglo (aión) se casan, y se dan en casamiento; mas los que fueran tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo (aión) y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni se dan en casamiento. Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.”(Lucas 20:34-36).

Además de no casarse, los hijos de “aquel siglo” venidero resucitarán de entre los muertos. Entonces podemos afirmar que la resurrección se dará cuando comience el aión venidero, cuando el presente aión malo haya finalizado. El llamado “fin del mundo” será el fin del presente siglo, edad o era que está marcado por las malas y deplorables características morales y espirituales.

Es interesante lo que nos dice Pablo en 2 Corintios 4:4. Veamos textualmente lo que dice el pasaje: “En los cuales el dios de este siglo (aión) cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo…”
Pablo nos dice muchas cosas del presente “aión” (siglo, mundo o era). Nos dice que es un aión malo (Gálatas 1:4), y ahora nos dice que Satanás es el dios de ese aión malo. Sin duda, este “aión” está destinado a desaparecer para dar paso al “aión” venidero de justicia. A los Efesios Pablo les dice que Satanás está por ser retirado de este presente “aión” malo. Sus palabras son como siguen: “Porque no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra los principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo (aión), contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12).

¿Notó estimado amigo? Este “aión” malo está gobernado por Satanás y sus demonios, y contra ellos nosotros debemos batallar. Pero será Cristo quien ponga fin a este llamado “mundo malo”, cuando destituya al Diablo y sus seguidores.

Ahora aquí viene una paradoja. Usted y yo debemos de sentir alegría de conocer la verdad de la finalización de este mundo (aión) malo, pues significará el inicio de un “nuevo mundo” (aión) de paz y justicia nunca antes vista o soñada por hombre alguno.

Mientras tanto, la iglesia de Dios deberá de vivir ejemplarmente en este siglo malo, pues nos dice el propio apóstol Pablo: “Enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo (aión) sobria, justa y piadosamente.” (Tito 2:12).

Sólo aquellos hombres que vivan sobria, justa y piadosamente podrán disfrutar de aquella edad o Era (aión) maravillosa, cuando por fin haya finalizado el presente mundo (aión) malo.

No tema, pues, por la expresión “fin del mundo”, sino más bien alégrese de que este final producirá una edad gloriosa para usted, los suyos, y las demás familias de la tierra. Por eso Jesús dijo: “Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas (los males en aumento), erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.” (Lucas 21:28).

El fin del aión malo presente se traducirá en su redención, es decir, en la adquisición de toda la herencia prometida. Y en el “aión venidero”, la humanidad disfrutará de grandes bendiciones. El profeta Isaías nos habla del “mundo venidero” o de la “nueva tierra”, así: “Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, y sus crías se echarán juntas; y el león como le buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren la mar.” (Isaías 11: 6-9).

La Nueva TierraEs cierto que la Biblia habla de la “nueva tierra”, pero en el sentido de una nueva edad o era. También se nos dice que nosotros, los creyentes, somos “nuevas criaturas”, “nuevos hombres”, pero en el sentido espiritual y moral aunque seamos aún imperfectos. Veamos lo que nos dice el apóstol Pedro sobre la “nueva tierra”: “Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia.” (2 Pedro 3:13).

La “nueva tierra” significará una tierra donde morará la justicia. En esta vieja tierra, en este “aión” malo, la injusticia impera por doquier.¡Esto finalizará pronto! El apóstol Juan nos dice algo más de aquella era maravillosa, con estas palabras: “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.” (Apocalipsis 21:4).
Las primeras cosas del aión malo habrán pasado al olvido. La muerte, el llanto, el clamor y el dolor son las características más saltantes del presente “aión” malo. Pero en el “aión” venidero, esos males habrán dejado de existir. Por fin los cristianos tendrán la herencia concreta de la vida eterna, y sobre la cual, la muerte, el dolor, y el clamor no pueden funcionar.

El profeta Isaías, hablando de la “nueva tierra” nos dice lo siguiente: “Porque he aquí que yo (Dios) crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento… porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo.” (65:17,18).

Si en la “nueva tierra” aún existirá la ciudad de Jerusalén, eso quiere decir que la expresión “nueva tierra” es puramente simbólica. Si esta “vieja tierra” será literalmente destruida, ¿no se destruiría también a la ciudad de Jerusalén? Pero el caso es que en la “nueva tierra” Jerusalén permanecerá en pie, lo que quiere decir que NO habrá una destrucción literal de la tierra. Además, no sólo Israel permanecerá, sino también Egipto, Asiria, y muchísimas otras naciones de todo el mundo (Isaías 19:24; Miqueas 4:1-4).

(Católica) vierte Mateo 24:3 y su palabra “aión” como “mundo”. En cambio, la Versión Reina Valera (1960) vierte la palabra “aión” de Mateo 24:3 como “siglo”, lo que nos parece más apropiado.Un día los discípulos se le acercaron secretamente a Jesús y le preguntaron: “Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida, y del FIN DEL MUNDO”? (Mateo 24:3). Sí, la esperanza del “fin del mundo” estuvo presente en la mente y conciencia de los apóstoles de Jesús hace dos milenios— ¡Y la sigue estando aun hoy día!

AMÉRICA LATINA: ALTO RIESGO SOCIAL


La región llega a esta crisis con fortalezas macroeconómicas pero con marcados déficit sociales. Las prioridades deben estar claras: hay que garantizar el trabajo, la educación, la sanidad y la dignidad del pueblo

BERNARDO KLIKSBERG 24/06/2009

América Latina creció un 4,8% en 2005, un 5,6% en 2006, un 5,7% en 2007, y un 4,6% en 2008. A consecuencia de una crisis que no generó, sino de la que es una víctima más, sus economías decrecerán en 2009 un 0,3% según CEPAL o un 0,6% de acuerdo al Banco Mundial. Será una caída muy fuerte. Se está produciendo por diversas vías. En cinco de sus mayores economías las exportaciones cayeron un tercio entre agosto y diciembre de 2008. Los flujos de inversiones pueden caer a menos de la mitad en este año. El turismo está siendo afectado.

Están bajando las remesas migratorias. Son del 18% al 24% del Producto Bruto de Honduras, Guyana, Haití, Jamaica y El Salvador, y del 6,6% al 12,1% del de Nicaragua, Guatemala, República Dominicana, Bolivia y Ecuador. Se redujeron en el último año un 8% en Guatemala, y un 11% en México, Por ejemplo, las remesas desde España fueron en 2008 un 7,1% menores al año anterior.

La región ha llegado a esta crisis con fortalezas macroeconómicas pero con marcados déficits sociales. Más de un tercio de su población es pobre y la desigualdad es la peor de todos los continentes. La combinación de la crisis con estas vulnerabilidades puede ser explosiva si no se adoptan las políticas más adecuadas.
Entre los posibles efectos sociales de la crisis se hallan:

1. Aumentará la desocupación. La tasa de desempleo urbano puede crecer según la OIT, que ha ido aumentando sus proyecciones negativas desde el 7,5% al 8,4% y luego al 8,8%. Serían entre 2,3 millones y 3,2 millones de nuevos desocupados, que elevarían el total a 18,2 millones o 19,1 millones.

2. Los más afectados serán los jóvenes.En nueve países analizados la tasa de desempleo juvenil más que duplica la tasa de desocupación total. Aun en una de las economías más prósperas como la de Chile, el 20,2% de los jóvenes está desocupado. En Colombia los desempleados jóvenes son 978.000, el 50% del total nacional. En Perú, son el 22%. Uno de cada cuatro jóvenes latinoamericanos está fuera del mercado laboral... y del sistema educativo.

La crisis puede agravar aún mucho más la situación de los jóvenes. Eso ya está sucediendo en Estados Unidos. Un estudio del Center for Labor Market del pasado mayo concluye: "Cuanto más joven, más será expulsado del mercado de trabajo". En la medida en que se reducen los puestos de trabajo disponibles están quedando fuera los jóvenes, los pobres y los de menos educación. También se está produciendo el fenómeno de que los jóvenes graduados con título universitario están ingresando en trabajos que no requieren más calificación que uno secundario, desplazando así a sus pares menos educados.

3. Las mujeres pueden ser más discriminadas laboralmente. Ya previamente a la crisis, en 2006, la tasa de desocupación femenina era un 56% superior a la masculina, y sus ingresos un 72% de los de los hombres. Pero en esta crisis esas brechas se están agudizando. Entre otras actúan las estructuras machistas que siguen viendo al hombre como el sostén real del hogar y desvalorizan el rol laboral logrado con tanto esfuerzo por la mujer.

Las mujeres verán también aumentadas sus responsabilidades familiares por las dificultades económicas. En un mercado laboral mucho más tenso y disputado se hará aún más difícil la situación de las mujeres solas jefas de hogar, que son un pilar de la familia en la región. Como media, un 33% de los hogares están dirigidas por ellas. En el caso de Nicaragua es un 40%, en México un 26%. La CEPAL estimó que sin la barrera de protección que significan las trabajadoras al frente de hogares, la pobreza sería un 10% mayor en América Latina.

También puede producirse como ha sucedido en crisis recientes en diversos países de la región un aumento de las ya muy altas tasas de violencia doméstica, que van del 10% al 38% según el país. El estrés socioeconómico agudo que implica la crisis para muchas familias puede ser un disparador de estas conductas aberrantes que recién empiezan a ser denunciadas y sancionadas como corresponde.

4. Elevación del número de trabajadores pobres. La OT proyecta que en un escenario pasivo, si no hay respuestas públicas de envergadura, el número de trabajadores con empleo pero cuyos sueldos serán menores que el umbral de la pobreza puede subir en cinco millones en 2009.

5. Crecimiento de la vulnerabilidad en salud y protección social. La cobertura social de la región es limitada. Casi cuatro de cada 10 ocupados urbanos carecen de protección en salud y seguridad social. El crecimiento del trabajo informal por la crisis aumentará la población vulnerable.

Por otro lado, a pesar de progresos, la región tiene indicadores comprometidos en mortalidad infantil (multiplica por 10 la de los países nórdicos) y mortalidad materna (multiplica por 15 la de Canadá). Pueden potenciarse por el aumento de la pobreza en sus diversas expresiones.

6. Los riesgos en deserción escolar. América Latina tiene 110 millones de personas que no terminaron la primaria, y sólo uno de cada dos jóvenes termina la secundaria. En la crisis puede aumentar significativamente el trabajo infantil que lleva al abandono de la escuela en los primeros niveles. Hay 18 millones de niños menores de 14 años que trabajan. También el ingreso temprano al mercado de trabajo de los jóvenes de menores recursos puede llevar a acortar sus años de estudio, en un mundo en donde es fundamental para las personas aumentar su capital educativo.

7. El fortalecimiento de las "trampas de la pobreza". El Banco Mundial estima que habrá seis millones nuevos de pobres en América Latina en este año. Muchos de ellos estarán encerrados en "trampas" que sólo políticas públicas agresivas pueden romper.
El círculo perverso que se produce es conocido. Siendo niños de hogares pobres, deberán trabajar, abandonarán la escuela, sólo podrán acceder a empleos marginales, carecerán de protección social y reproducirán la pobreza. Un alto porcentaje de los niños nacidos en hogares donde sus padres no terminaron la primaria tampoco la finalizan. En México, en 2008, mostrando como funcionan estas "trampas", el 83% de los ocupados con primaria incompleta no tenían seguridad social, frente al 45% en la población global.

La región tiene a pesar de sus avances macroeconómicos un fuerte talón de Aquiles social. Sus desigualdades agudas inciden en los altos niveles de pobreza. Lo ilustra el siguiente dato: a pesar de producir alimentos que podrían abastecer varias veces a su población, el 16% de los niños está desnutrido. De 2005 a 2007, aun siendo época de bonanza económica, al subir el precio de los alimentos el total de personas desnutridas creció fuertemente, en seis millones llegando a los 51 millones. En América Latina el tema no es la producción, sino el acceso a los alimentos.

La crisis requerirá prestar máxima atención a lo social. Las ideas de ajuste ortodoxo practicadas en décadas anteriores pueden ser fatales, acentuar todas las tendencias referidas y generar altísimos niveles de conflictividad.

Entre otras áreas, hará falta mucha política contracíclica: invertir fuertemente en obra pública, potenciar el mercado interno, proteger a la pequeña y mediana empresa, extender el crédito, blindar las inversiones en educación y salud, encarar especialmente el desempleo joven y las discriminaciones de género, ampliar la cobertura social...

¿Cómo financiarlo? Hay mucho terreno a explorar, desde los elevados niveles de evasión fiscal, pasando por la posibilidad de rehacer el anacrónico pacto fiscal actual, hasta el gasto militar, que creció un 30,54% en los últimos 10 años.
Se necesitará, asimismo, junto a política pública de calidad, responsabilidad social a escala de la empresa privada, movilizar el voluntariado y aumentar sustancialmente los niveles de concertación social.

Una ciudadanía cada vez más activa exige que, a diferencia de los ochenta y los noventa, esta vez las prioridades deben estar claras. En primer lugar, debe quedar garantizado el derecho al trabajo y la dignidad de las grandes mayorías de la población que están en serio riesgo.

LA IGLESIA CATÓLICA EN GUATEMALA, ASEDIADA POR LAS LLAMADAS SECTAS PROTESTANTES


La Iglesia católica en Guatemala corre el riesgo de ser oscurecida por el dramático crecimiento de las sectas evangélicas, que no se detienen ante nada a la hora de ganar adeptos.

Cristina Sánchez/Zenit -

Así lo ha denunciado la asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), constatando que estos grupos prometen ayuda material a cambio de conversiones.

Una delegación de AIN ha visitado recientemente diez de las catorce diócesis del país. Tras haber recorrido 3.000 km en 17 días, esta delegación ha elaborado un informe en el que constata que Guatemala es ya evangélica al 50% . En este informe, la delegación de AIN afirma que las sectas radicales son acusadas de corromper a la gente que pasa hambre prometiéndoles alimento, medicinas y trabajo a cambio de su conversión.

Según el documento, algunos líderes evangélicos están tomando como objetivo a la Iglesia católica para convencer a los fieles de que abandonen el catolicismo, atacando enseñanzas fundamentales como la importancia de la Virgen o el Papa y enfatizando los escándalos que afectan al clero.

"Nos hemos quedado sorprendidos por el enorme número de nuevas iglesias evangélicas que hemos visto durante nuestro viaje --afirma el coordinador de proyectos de AIN para América Latina, Xavier Legorreta--. Parece surgir como hongos en todas partes". Aunque Guatemala tiene una de las más fuertes comunidades evangélicas latinoamericanas, la rápida difusión de estas confesiones es, afirman, "sorprendente".

El informe de AIN afirma que los líderes de algunas sectas se han dirigido a zonas particularmente pobres mostrando alimento y vestidos que la gente habría podido conseguir si hubieran comenzado a asistir a los servicios religiosos. Esto, afirma la asociación, sucede sobre todo en los momentos en los que la gente es más vulnerable, como tras un huracán o cualquier otro desastre natural.

"Parece que lo que atrae a la gente hacia las sectas no sea una cuestión de fe sino una cuestión económica. Es la promesa de llegar a ser rico en seguida", explica el documento.

También afirma que estas sectas reciben a menudo abundante financiación por parte de ricas organizaciones estadounidenses, y recuerda las campañas publicitarias evangélicas masivas con posters y otros materiales difundidos en todo el país. "Los líderes evangélicos han abierto brecha indudablemente en la conciencia de las personas --reconoce Legorreta--. Su mensaje es muy simple y claro. El cristianismo evangélico se ha promovido en todas partes -en televisión, en la radio, en grandes carteles-, incluso ante las farmacias en las calles principales".

En esta difícil situación, AIN está ayudando a los obispos con un proyecto actualmente en fase de discusión, que prevé la impresión y distribución de la Biblia católica en todo el país.

"Los obispos de Guatemala son extremadamente conscientes del problema de las Iglesias evangélicas", confesó Legorreta. "Lo que seguimos diciéndoles es: 'estamos dispuestos a ayudar'. La Iglesia católica reconoce la necesidad de responder presentando nuestra fe de modo claro y usando todos los medios disponibles", concluyó.

martes, 23 de junio de 2009

¿UNCIÓN O MESMERISMO?







¿UNCIÓN O MESMERISMO?

Por Doryan Iván Acevedo



Les paso esta información a mis amigos pastores y cristianos en general, mientras leía mis libros de historia del cristianismo, empezando por la iglesia primitiva de los Hechos y posteriormente con los Padres de la Iglesia, noté algo que no se encuentra redactado y que la iglesia moderna de nuestros días la práctica, me refiero al famoso show de la tumbadera, retorcedera y revolcadera, pero bueno me imaginé que esos hombres no tenían la unción moderna, pero un día leyendo mis libros de medicina especialmente los de psiquiatría, mi espíritu se estremeció al estudiar una ya famosa técnica de hipnosis llamada mesmerismo, y me impactó ver, que no tiene ninguna diferencia con el show de la retorcedera y lo más sorprendente del caso es que los grandes avivamientos de las tumbaderas y retorcederas son después de que se descubre el mesmerismo y es por eso que los padres de la iglesia, jamás mencionan nada al respecto, por lo tanto me decidí a profundizar en el tema y les comparto parte de el estudio que estoy realizando y juzguen ustedes lo que investigué.

¿QUÉ ES EL MESMERISMO?




Nacido en Alemania en 1734, Franz Antón Mesmer estudió medicina en la Escuela de Viena y obtuvo su diploma en 1766. Por esta época ya era doctor en filosofía. Abre su consulta en Viena y, en 1772, comienza a experimentar con el método magnético en sus pacientes. Se apoya en el postulado de que existe un fluido universal que interactúa con los cuerpos celestes y otros cuerpos animados. Esta influencia mutua tiene como resultado un flujo y un reflujo que actúan sobre los hombres, insinuándose en la sustancia de los nervios. De acuerdo con esta teoría, todas las enfermedades provienen de una mala repartición de este fluido al interior del cuerpo. Al ser la unión entre el hombre y el universo del mismo tipo que aquella existente entre los objetos imantados, sólo se necesita drenar dicho fluido por medio de un imán (magnetismo mineral) para restablecer el equilibrio en el organismo. Mesmer trata a sus pacientes aplicándoles, en primer lugar, imanes que hace fabricar por los obreros del Observatorio de Viena, a fin de que se adecuen a las diferentes partes del cuerpo. Luego, utiliza la imposición de las manos y abandona los imanes. Pasa así del “magnetismo minera al “magnetismo animal”.



Controversias y éxitos

La terapéutica de Mesmer consiste en una imposición de las manos o “traspaso” localizada o general, dependiendo de la enfermedad. Esta debe devolver la tonicidad nerviosa a los pacientes y eliminar dolores y tics nerviosos. El primer relato sobre este tratamiento se refiere a un tal Osterwald, miembro de la Academia de Baviera, a quien Mesmer habría sanado casi milagrosamente de una parálisis y de una ceguera total. Pero el hospital general de Viena rehúsa autentificar esta curación. Es la primera confrontación entre Mesmer y la medicina oficial, la que negará siempre toda legitimidad a sus prácticas. Mesmer parece, sin embargo, obtener resultados. El gran duque de Baviera, Maximiliano José, le invita dos veces a Múnich para que exponga su método. Y se vuelve realmente famoso con la curación del barón Horka, que sufría de espasmos en la faringe y a quien ningún médico había podido sanar hasta entonces. Pero en 1775, la Academia de Berlín publica una carta en la que trata al magnetismo de mistificación. De todos modos, Mesmer continúa con sus tratamientos. Sin embargo, después de muchos fracasos y de la continua oposición de los médicos, abandona Viena en 1778 y se instala en Pans. Al año siguiente, la publicación de su Memoria sobre el descubrimiento del magnetismo animal despierta una enorme curiosidad y le asegura el éxito.



La “cubeta” de Mesmer

Al observar que las propiedades del imán pueden transmitirse a otros objetos, por ejemplo a la barras de fierro, Mesmer piensa que el magnetismo animal podría también transmitirse, en particular, al agua. Es así que inventa su famosa “cubeta” y desarrolla experimentos de «magnetismo colectivo”. Este magnetismo colectivo puede alternarse con el “magnetismo individual que puede practicarse en el domicilio del enfermo. Entonces, Mesmer se lanza a practicar manipulaciones que se limitan al órgano enfermo del paciente. En general, prescribe muy pocos medicamentos. Entre los años 1783 y 1784, el mesmerismo se transforma en la curación “de moda” y es entonces que la Facultad de Medicina obtiene que se dicte una prohibición de las sesiones, lo que despierta la cólera de‑ los pacientes y de la opinión pública. Debido a este asunto, Luis XVI decide crear dos comisiones para que se encarguen de estudiar el fenómeno. Su veredicto no tiene apelación. Su conclusión es que el fluido universal no existe e insisten sobre el papel que juega la imaginación en la práctica del magnetismo. Un último informe señala que el mesmerismo puede ser peligroso para las costumbres por sus connotaciones sexuales (debido al contacto que se requiere para la imposición de las manos).



Del magnetismo al hipnotismo

Desengañado y en vista de que la práctica del magnetismo le estaba prohibida a pesar de las curaciones atestiguadas por los enfermos, Mesme
r se retira a Constancia, donde vive apaciblemente hasta su muerte, en 1815. Pero sus discípulos, entre ellos el marqués de Puy segur, continúan con su obra. En 1784, Puy segur se sorprende al ver que sus pacientes se duermen cuando les hace la imposición de las manos. Es así como descubre el fenómeno del sonambulismo artificial, el que llama “sueño espasmódico”. El cirujano inglés James Braid reemplaza en 1843 la palabra sonambulismo por hipnotismo. Finalmente, el profesor Charcot (1825‑1893), un neurólogo que ejerce en el Hospital de la Salpetriere, utiliza a su vez el hipnotismo en sus terapias. El mesmerismo, fuertemente atacado por los médicos durante la vida de su creador, conoce entonces una larga descendencia en el seno de la medicina oficial.
La teoría del fluido universal.

Mesmer postula la existencia de un fluido universal. Según él, existe una influencia mutua entre los cuerpos celestes, la Tierra y los cuerpos vivientes. Esta influencia se ejerce por medio de un fluido que se extiende por el universo sin dejar vacío alguno. En esta teoría se muestra heredero de varios autores y filósofos como Platón, con sus ideas de¡ alma de¡ mundo y de la materia prima; también de Aristóteles, con su doctrina M quinto elemento llamado “éter” o “primer cuerpo”. Estas teorías, retornadas por el hermetismo, dan origen a la noción alquimista de fluido. Para los alquimistas, la materia prima es un caos, una sustancia absoluta y omnipresente. La energía universal, al unirse a ella, forma al mundo y a todos los seres que lo habitan y se transforma en el principio vital único. El médico y alquimista suizo Paracelso (1493‑1541) estima de este modo que la luz tiene actividad y su acción se ejerce sobre el caos primitivo y ve en el aura, desdoblamiento síquico del cuerpo humano, una manifestación del principio vital universal. La doctrina espiritista otorga un lugar importante a la noción de fluido, ya que éste llega a ser el agente intermediario del que se sirven los espíritus para manifestarse al mundo sensible. El espiritismo moderno le da un nombre más científico, utilizando el término de onda o de radiación. Satanás conoce muy bien todo esto por eso el mezcló lo científico con lo oculto y surgió la antigua técnica de hipnosis llamada Mesmerismo fundada por el francés Medico Ocultista Frank Antón Mesmer de donde viene el nombre de mesmerismo, yo honestamente cuando empecé a estudiar esta técnica me quede sorprendido y triste de mirar cómo está metida dentro de las iglesias evangélicas, Satanás es experto en tratar de querer minimizar a Dios haciendo creer a la gente que una técnica antigua de magnetismo es el Espíritu santo, muy poca información cristiana existe sobre este tema y muy pocos pastores han levantado la voz, yo no sé ustedes queridos hermanos pero mi celo por lo santo se enciende al ver a Satanás dentro de los templos evangélicos y mas tristeza mirar como toda la gente quiere ese fascinante toque, como el mesmerismo es una mezcla de hipnosis con magnetismo, las personas experimentan sensaciones de corriente eléctrica por el cuerpo, que las hace contorsionarse, temblar o revolcarse, físicamente existe tal magnetismo, es por eso que en las cruzadas de falsos profetas como Beni hinn, Cash Luna, Cesar Castellanos las personas a veces tocan a otras y esa corriente se transmite (leer la ley del magnetismo) otra faceta es perder el conocimiento ya que la persona está bajo un trance hipnótico y puede quedar en catalepsia.



En lo personal yo tengo una prima de 15 años de edad la cual fue a un encuentro de la secta g12 la cual la tumbaron y la revolcaron en esos famosos encuentros, pero cuando llego a su casa ella caía en trance y gritaba por las noches, su madre no podía calmarla, ella desarrollo un desequilibrio mental tremendo gracias al Señor ella no está en un hospital psiquiátrico, pero esto no sale a la luz que mucha gente tocada por esa supuesta ¨unción¨ está reclutada en hospitales psiquiátricos.

La música suave, el ambiente en un auditorio, y la necesidad de la gente de recibir algo de “Dios’ es justo lo que estos hipnotistas evangélicos necesitan para controlar la mente de miles de personas, “recordemos que Antón Mesmer descubrió esta técnica para sanar a las personas” y tales personas eran sanadas de sus enfermedades, y hoy en día el Mesmerismo maquillado evangélicamente para hacerlo pasar como el Espíritu Santo para practicar sanaciones, solo que hoy le ponen la frase bíblica¨ reciba su milagro departe del Señor¨ , cruzada de milagros o ¨Noches de Gloria¨.



Quiero dejar en claro que yo creo en el Espíritu Santo y creo en el Derramamiento de él, pero en su contexto bíblico real, como dice el libro de Hechos.



Otra de las cosas que me encontré es, que ya existen Escuelas y Universidades de mesmerismo en todo el mundo, por si les, solo van unos meses, aprenden como tumbar gente y así empiezan a anunciar que llegó una visitación sobrenatural a sus iglesias, se compran su traje blanco con una palomita en el pecho, claro tienen que vestirse como angelitos de luz,,, o que les parece decir que Dios les dio una nueva revelación de juntar gente de doce… hummmm ! esa ya nos la ganó otro brujo! Ha y por si no puedes a asistir a una de esas escuelas te pueden mandar la “unción” por correo.

¿Para reflexionar no?

DIOS LES BENDIGA

domingo, 21 de junio de 2009

¿ERAN ANALFABETOS LOS APÓSTOLES?




DE LAS PALABRAS AL TEXTO SAGRADO

generaciones los creyentes han dedicado incontables horas a la lectura, escritura y análisis de unos libros que constan entre la lista de los más famosos. Son las Escrituras Griegas Cristianas también conocidas como Nuevo Testamento. Estos textos, como los restantes que forman la Biblia, han influido de manera notable en nuestro mundo, moldeando principios éticos y morales, y servido como una gran fuente de inspiración en la literatura y demás artes. Sobre todo, han ayudado a millones de personas a conocer a Dios y a Jesús.

Los Evangelios, como los demás libros del Nuevo Testamento, no se escribieron justo después de la muerte de Jesús. Al parecer, Mateo compuso su Evangelio unos ocho años después. Juan, el escritor del evangelio que lleva su nombre, lo escribió sesenta y cinco años después.

Estos datos nos llevan a preguntarnos cómo pudieron registrar los dichos y hechos de su Maestro sin cometer errores. Se afirma que pudo escribirse fielmente por la intervención del espíritu santo. ¿Pero cómo pudieron transmitirse fielmente sus enseñanzas hasta que finalmente fueron redactados?

¿Eran analfabetos en aquellos tiempos?

En el transcurso del siglo XX hubo quienes plantearon la hipótesis de que los seguidores inmediatos de Jesús se limitaron a transmitir de palabra las enseñanzas de su Maestro. Algún biblista afirmó: “Hay un lapso de varias décadas entre el ministerio público de Jesús y la recopilación de sus palabras en los Evangelios. Durante todo ese tiempo se fue transmitiendo oralmente lo que se sabía de Jesús”. Algunos estudiosos dicen que aquellos primeros discípulos “eran prácticamente analfabetos”. Además se afirma que durante las siguientes décadas de tradición oral ampliaron y adaptaron los relatos sobre el ministerio de Jesús. Por ello, se sostiene que los Evangelios no ofrecen una crónica confiable de los hechos.

¿ERAN ANALFABETOS LOS APÓSTOLES ?

La Biblia dice lo siguiente acerca de los gobernantes y los ancianos de Jerusalén: “Al contemplar la franqueza de Pedro y de Juan, y al percibir que eran hombres iletrados y del vulgo, se admiraban”, (Hechos 4:13). En español, la palabra iletrado significa “con poca instrucción” sinónimo de analfabeto: “ignorante, sin cultura, o profano en alguna disciplina”. ¿Serían analfabetos los apóstoles? Un comentario bíblico da la siguiente explicación: “Es poco probable que estas expresiones se usaran en sentido literal, como si Pedro no hubiera recibido educación o no supiera leer y escribir. No son más que un reflejo de las profundas diferencias sociales existentes entre aquellos jueces y los apóstoles” (The New Interpreter’s Bible ).

Otros eruditos señalan que sí hubo una transmisión oral más exacta. Sostienen que los judíos, que eran discípulos inmediatos de Jesús, siguieron el método de enseñanza rabínico: el aprendizaje memorístico, es decir, a fuerza de repetición. Ahora bien, ¿se basaron los discípulos de Jesús únicamente en la palabra hablada? ¿O se habrían valido también de las escrituras para preservar los relatos sobre su ministerio? Aunque no se pueden hacer afirmaciones categóricas, es posible que hayan recurrido en buena medida a la escritura, como veremos a continuación.

LA ESCRITURA EN LA VIDA COTIDIANA

En el siglo I, el dominio de la lectura y la escritura no se limitaba a las clases altas. A este respecto, Alan Millard, especialista en hebreo y otras lenguas semíticas antiguas, señala: “La escritura en griego, arameo y hebreo estaba muy difundida, y hallamos testimonios de su uso en todos los niveles (..). Así era la sociedad en la que efectuó su obra Jesús”.

En cuanto a la teoría de que los Evangelios “surgieron en una sociedad analfabeta hasta la médula”, el profesor Millard comenta: “Ese no es un cuadro realista, ya que la escritura seguramente era una técnica difundida de manera amplia. Por lo tanto, casi siempre había alguien presente capaz de anotar algunas de las afirmaciones que oía, fuera para uso propio o para comunicarlo a otros”.

A fin de apuntar los datos, tenían a su alcance un material de escritura que, según las indicaciones disponibles, era bastante común: las tablillas enceradas. De hecho, encontramos un ejemplo de su uso en el capítulo primero de Lucas. El versículo 63 nos muestra lo que hizo Zacarías al encontrarse temporalmente mudo. Cuando le preguntaron como quería llamar a su hijo, “pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Como indican los diccionarios bíblicos, lo que pidió era, seguramente, una placa de madera que solía ir recubierta de cera. Es fácil que alguno de los presentes la tuviera consigo y pudiera prestársela a Zacarías.

Hay otro detalle que ilustra la difusión de las tablillas en aquella época. Cuando Pedro pronunció un discurso ante una multitud reunida en el templo, les hizo esta exhortación: “Arrepiéntanse, para que sean borrados sus pecados” (Hechos 3:11,19). La expresión “sean borrados” traduce un verbo griego que significa “limpiar o quitar frotando”. Como indica una obra especializada, “es probable que en este pasaje y tal vez en los demás, la imagen que comunique el verbo sea el alisamiento de la superficie de una tablilla de cera para volver a escribir en ella” (The New International Dictionary of New Testament Teology).

Los Evangelios también revelan que entre los discípulos y los oyentes de Jesús había personas que probablemente empleaban la escritura en sus labores cotidianas. Veamos algunas: los recaudadores de impuestos Mateo y Zaqueo (Mateo 9:9; Lucas 19: 2); uno de los presidentes de la sinagoga (Marcos 5:22); un oficial del ejército (Mateo 8:5); Juana, esposa de un alto funcionario de Herodes Antipas (Lucas 8:3), y algunos escribas, fariseos, saduceos y miembros del Sanedrín (Mateo 21: 23, 45; 22:23; 26:29). Así que no es aventurado afirmar que muchos d los apóstoles y discípulos de Cristo sabían leer y escribir.

ESTUDIANTES, MAESTROS Y ESCRITORES

Para cumplir con su labor de maestros, los discípulos no podían conformarse con conocer las palabras y acciones de Jesús; también tenían que ser capaces de examinar la Ley y las profecías de las Escrituras Hebreas y ver cómo se cumplieron en Cristo (Hechos 18-.5). Para ilustrar este hecho, fijémonos en lo que ocurrió cuando Jesús se encontró con algunos de sus discípulos, poco después de resucitar. ¿Qué hizo él? El relato de Lucas indica: “Comenzando desde Moisés y todos los Profetas les interpretó cosas referentes a él en todas las Escrituras”. Y poco después dijo a sus seguidores: “Estas son mis palabras que les hablé mientras todavía estaba con ustedes, que todas las cosas escritas en la ley de Moisés y en los Profetas y en los Salmos acerca de mí tenían que cumplirse”. Entonces les abrió la mente por completo para que captaran el significado de las Escrituras” (Lucas 24:27,44,45). Más tarde, ellos supieron relacionar los pasajes bíblicos con las explicaciones de Jesús (Juan 12:16).

¿Qué se desprende de todos estos relatos? Que los apóstoles y los discípulos estudiaron con cuidado y atención las Escrituras para comprender el significado de las cosas que habían visto y oído acerca de su Señor, Jesucristo. (Lucas 1:1-4); (Hechos 17:11). Con referencia a este hecho, Harry Y. Gamble, profesor de Estudios Religiosos en la universidad de Virginia, comenta: “Pocos cuestionarán que desde el principio hubo cristianos, diversos grupos que se dedicaron al análisis riguroso y la interpretación de las Escrituras Hebreas, gracias a lo cual pudieron extraer argumentos bíblicos en apoyo del cristianismo y hacerlos disponibles para su uso en la predicación”.

Visto todo lo anterior sobre los primeros discípulos de Jesús, podemos afirmar razonablemente que lejos de depender exclusivamente de la transmisión oral, sabían dar buen uso a la lectura, la escritura y el estudio. Eran estudiantes, maestros y escritores competentes. Pero sobre todo, eran personas devotas que confiaban en la guía del espíritu. Jesús les había hecho esta promesa: “El espíritu de la verdad (..) les hará recordar todas las cosas que les he dicho” (Juan 14:17,26).

En conclusión, aunque los evangelistas seguramente se valieron tanto de fuentes orales, como escritas, todo lo que redactaron procede de una fuente más fidedigna y elevada; el propio Dios. Por ello podemos tener la certeza más absoluta de que “toda Escritura es inspirada de Dios” y nos enseña y guía para hacer lo que a él le agrada. (2 Timoteo 3:16 ).


Mi lista de blogs

Mi lista de blogs