I made this widget at MyFlashFetish.com.

sábado, 30 de mayo de 2009

¡MANDE AL DIABLO AL DIABLO!



Efesios 4:27 Ni deis lugar al diablo

Efesios 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

2 Timoteo 2:26 Y se zafen del lazo del diablo, en que están cuativos á voluntad de él.

Santiago 4:7 Someteos pues á Dios; resistid al diablo, y de vosotros huirá.

Mateo 16:23 Entonces él, volviéndose, dijo á Pedro: Quítate de delante de mí, Satanás; me eres escándalo; porque no entiendes lo que es de Dios sino lo que es de los hombres.

Lucas 4:8 Y respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: A tu Señor Dios adorarás, y á él solo servirás.

1 Pedro 5:8: Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando á quien devore

1 Juan 3:8: El que hace pecado, es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Apocalipsis 12:9 Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña á todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

¿ES MARÍA LA MUJER VESTIDA DEL SOL Y DE LA LUNA BAJO SUS PIES CON DOCE ESTRELLAS (APOCALIPSIS 12)?


¿Quién es esta peculiar mujer, que aparece vestida del sol y de la luna bajo sus pies, con 12 estrellas en una corona alrededor de su cabeza? ¡Los católicos romanos dicen que es la virgen María, dado que fue la madre de Jesucristo, ya que este relato muestra a la mujer simbólica que habrá de ser, pero el problema de esa hipótesis es que no se acopla de ninguna manera con el versículo 6! En este verso nos enteramos de que "la mujer huyó al desierto, donde tenía un lugar que Dios había preparado, para ser alimentada allí durante 1.260 días. Eso no le ocurrió nunca a María y nunca le ocurrirá en el futuro. Con seguridad esta no es una figura de una persona, sino más bien de un grupo de individuos bien definidos.


Algunos comentaristas sostienen que simboliza a la iglesia, cuya imagen aparece al final de Apocalipsis como la esposa de Cristo, es decir, como una mujer, pero es imposible que esta mujer represente a la iglesia porque la iglesia no produjo a Jesús, sino que sucedió todo lo contrario. Fue el Señor quien dio origen a la iglesia y ésta surge del costado herido de Jesús. Por lo tanto, este simbolismo no encaja con la imagen que nos encontramos aquí.


Por lo tanto, es preciso que examinemos las claves que se nos ofrecen a fin de identificar a esta mujer, que esta vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de 12 estrellas alrededor de su cabeza. El único otro lugar donde se usan estos tres símbolos juntos es en Génesis 37, en donde aparece el relato de José, cuando era un joven, que había tenido un sueño. Una noche soñó que el sol, la luna y 11 estrellas descendían y se inclinaban ante él. Cometió la equivocación de contarle el sueño a sus padres y a sus hermanos, que se sintieron muy molestos por ello. Su padre interpretó correctamente el significado del sueño como que José sería exaltado de algún modo y toda la familia vendrían y se tendrían que inclinar ante él. Sabemos por la historia que sucedió después que esto pasó, efectivamente, de ese modo. José se convirtió en el segundo gobernador de Egipto y sus padres y sus 11 hermanos tuvieron todos ellos que acudir ante su presencia e inclinarse ante él.


Está claro, por lo tanto, que es una descripción de la nación de Israel. (José sería, pues, la estrella duodécima.) En Romanos 9:5 el apóstol Pablo dice acerca de los judíos: "de ellos son los patriarcas y de ellos según la carne proviene el Cristo... que llega a los gentiles por esa vía. Por lo tanto, en este caso la mujer es Israel, que ocupa nuevamente un lugar destacado. Como describe acertadamente un comentador: "por eso aparece ataviada con el esplendor del sol, que es Cristo mismo, que no tardará en aparecer en su poder supremo como el Hijo de Justicia (Mal. 4:2) porque el sol es el gobernante de ese día y, como consecuencia, su antigua gloria antes de que amanezca, la luz reflejada de su típico sistema, viene a ser como la luna a sus pies. La corona de 12 estrella que lleva sobre su cabeza se refiere, como es natural, a las doce tribus, que son ahora planetas alrededor del sol.

LOS QUEBRANTARÁS CON VARA DE HIERRO: ¿A QUIÉNES?


“Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás. Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían” (Sal.2:7-12).

La referencia a la vara de hierro siempre indica un hecho correspondiente al milenio, al reinado de Cristo, que durará mil años (Apocalipsis 12 y 20). El gobierna con vara de hierro (con un poder estricto) porque, aunque es un tiempo de bienaventuranza para todo el mundo y la maldición habrá sido al menos parcialmente removida de la tierra, también es un tiempo en el que el pecado sigue manifestándose hasta cierto punto. La justicia reina en la tierra, pero tiene que ser impuesta con autoridad férrea. En el tiempo de los nuevos cielos y la nueva tierra, que Juan vislumbra en los dos últimos capítulos del libro de Apocalipsis, veremos que en ellos ya no hay un reinado con una vara de hierro porque simplemente el pecado se ha resuelto totalmente y ya nada malvado o imperfecto formará parte de la escena.

Debemos entender que los súbditos de ese reino no son perfectos, y menos, mansos, como para ser regidos sin usar una vara de hierro. Estos súbditos tendrán que ser reeducados e instruidos en el camino del Señor a fin de que puedan conocer al rey y someterse a él. Así lo podrán honrar como corresponde a un rey recto y justo, pues será el mismísimo Hijo de Dios quien los gobierne.

Los Testigos de Jehová suponen que estos súbditos son la clase terrestre de Testigos de Jehová que han decidido servir a Jehová y a Cristo (los mansos de la tierra), pero que no tienen el privilegio ni el llamado para ser los gobernantes de ese reino, sino sólo los 144,001 Testigos de Jehová Ungidos que según ellos conforman el cuerpo de Cristo, los hijos de Dios y los hermanos de Cristo. Pero si esto es verdad, es decir, que los únicos súbditos del reino son la gran mayoría de Testigos de Jehová o las “otras ovejas” mansas (Mateo 5:5), ¿por qué tendrían que ser regidas con vara de hierro?¿Acaso “ovejas mansas” requieren ser dirigidas con mano dura, con vara de hierro?¿Por qué tendrían que admitir amonestación y servir al Señor con temblor si ya lo han estado haciendo desde su conversión? Sin duda alguna estos súbditos del reino son los sobrevivientes de las naciones que habrán quedado vivos después de la Batalla del Armagedón de la Gran tribulación (Zacarías 14:16).

viernes, 29 de mayo de 2009

JAIMITO SIGUE INCOMODANDO A SU PAPI PABLO CON PREGUNTAS ENREVESADAS


Papi, ¿es verdad que el Hijo de Dios es igual que Su Padre en todo, puesto que él es “Dios el Hijo”, la Segunda Persona de la Trinidad? Claro que sí, Jaimito, el Padre y Su Hijo son igualmente Eternos, Omnipresentes, Omniscientes, y Todopoderosos. Ajá, papi, ¿y entonces por qué Jesús dijo en Juan 14:28 que Su Padre es mayor que él? Bueno Jaimito, es que Jesús hablaba como hombre. Pero Papi, ¿no se supone que todo hombre es inferior a Dios? ¿Qué de nuevo nos estaría Jesús diciendo con esa confesión tan obvia? ¿No te parece, papi, fuera de lugar esa declaración de un hombre mortal, salvo que él nos esté diciendo algo más trascendental, es decir, que él es inferior a su Padre, ayer, hoy y siempre? Bueno, esteeeeeee, ¿verdad, no? Tienes razón hijo mío. ¡Creo que me volveré un unitario!

LOS GOBERNANTES Y LOS SÚBDITOS DEL REINO MESIÁNICO


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)



El cuerpo de Cristo, llamado también “la congregación” o “la Iglesia”, está conformado por todos los creyentes en Jesucristo, del pasado, del presente, y del futuro HASTA la venida de Cristo. Los Judíos fieles del AT están dentro de este cuerpo, y son los primeros que han entrado a ser miembros (“Al Judío primeramente, y luego el Griego”).

Se entra al cuerpo por el bautismo para el perdón de pecados. Es un nuevo nacimiento para poder ver y entrar en el reino con inmortalidad (Juan 3:3,5). Es decir, hoy los fieles están buscando gloria, honra e inmortalidad en el reino de Cristo (Rom 2:6,7). Estos fieles son los que por el bautismo han recibido el E.S y han sido hechos hijos de Dios, y hermanos de Cristo, y por tanto son coherederos con él de las riquezas venideras. Estos ya no son parias o desposeídos, sin Dios y sin esperanza alguna, sino miembros de la familia de Dios y conciudadanos de los Israelitas fieles (la verdadera nación o pueblo de Dios), los herederos del reino davídico.

Estos renacidos por el bautismo serán resucitados de la tumba por el E.S que mora en ellos, y recibirán la inmortalidad para reinar con Cristo. Así, Pedro pudo decir que los fieles serán participantes de la naturaleza divina (2 Pedro 1:4,11).

Los sobrevivientes de las naciones no serán inmortales porque simplemente ellos no nacieron de nuevo por el bautismo, aunque entrarán como súbditos sin tener la inmortalidad (Zac. 14:16). En este grupo no estará ninguno que aceptó a Cristo y se bautizó para recibir el E.S ANTES de su parusía.

Los 144,000 y la grande muchedumbre no reinarán desde los cielos, sino en esta misma tierra, según lo leemos en Apocalipsis 5:10. Y en los “nuevos cielos y en la nueva tierra”, Dios estará con los hombres, y los reyes y sacerdotes estarán delante de él y del Cordero para siempre.

La idea de los Testigos de Jehová es que sólo 144,000 reinarán con Cristo en el cielo, mientras que el resto de Testigos de Jehová u “otras ovejas” estarán en la tierra como súbditos. Esta es una enorme falacia, puesto que las llamadas “otras ovejas” también fueron bautizadas, y sabemos que los bautizados reciben el E.S y son hechos hijos de Dios sin excepción alguna (Juan 1:12).

Repito, los súbditos son únicamente los sobrevivientes de las naciones, los que no perecieron durante la última gran conflagración de naciones que acaecerá en la tierra justo antes del retorno de Cristo. Estos no son parte del cuerpo gobernante de Cristo porque sencillamente no se convirtieron antes de su regreso, y por tanto ellos no son parte de su iglesia o cuerpo, los coherederos de Dios. Son infieles que se someterán al rey glorioso que vuelve para dominar el planeta entero con vara de hierro.

LA RESURRECCIÓN DE CRISTO Y LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ


La Resurreción de Jesucristo

Las citas de publicaciones de la Atalaya, e incluso de su Traducción del Nuevo Mundo.

La edición de Julio 1, 1998 de la Atalaya dice, “la creencia en la resurrección (no) es opcional.” Muy cierto. Pablo dice en 1 Coríntios 15 que si Cristo no fue levantado nuestra fe es inútil y todavía estamos en nuestros pecados (v 17).

En la página 20 la Atalaya dice, “Jesucristo…murió y fue resucitado como un espíritu.” Y en la página 14 ellos dicen, “Jesucristo no fue levantado como humano.”
Hasta los niños en la organización La Atalaya son enseñados esta doctrina. Mi libro de Historias Bíblicas, p. 103, dice, “Sabes lo que le sucedió al cuerpo de Jesús? Dios causó que se desapareciera. Dios no lo levantó a vida en el cuerpo carnal en el cual murió. Él le dió a Jesús un nuevo cuerpo espiritual, como tienen los ángeles en el cielo. Pero para demonstrarles a sus discípulos que el está vivo Jesús puede tomar un cuerpo que las personas puedan ver…”

Muchos “estudiantes”(gente siendo indoctrinadas por los Testigos antes de su bautizo) no toman en cuenta cuan diferente sus enseñanzas son al Cristianismo histórico, o porque ellos no están familiarizados con el tema o porque es tratado muy brevemente. Qué es lo que enseña la Biblia?

Juan 2:18-22 “Y los Judíos respondieron y le dijeron: Qué señal nos muestras, ya que haces esto? (El había acabado de echar fuera del templo a los cambistas de monedas y los Judíos están desafiando su autoridad.) Respondió Jesús y les dijo: “Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.” Dijeron luego los Judíos: “En cuarenta y seis años fue edificado este templo, Y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo. Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho ésto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.”

Ellos creyeron que él había levantado su cuerpo tal como había profetizado! La palabra Griega para “cuerpo” es “soma” y aquí significa un cuerpo de carne y hueso. Este pasaje, Juan 2:18-22 es claro, y es indescutible. No fue la muerte y resurrección de Jesús que predicaban los apóstoles a través del libro de los Hechos?

Jesús tomó grandes medidas después de su resurrección para demostrarle a sus discípulos sorprendidos que él tenía un cuerpo humano y que fue su propio cuerpo Escucha cuidadosamente:

Lucas 24:36-43 “Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: “Paz a vosotros.” Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu (la Nueva Traducción de la Atalaya dice “espíritu,”exactamente lo que la Atalaya dice que de la misma manera Jesús fue levantado!) Él les dijo, “Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.” Y entonces él comió un pedazo de pescado asado en su presencia, para demostrar que había sido levantado en su cuerpo.

Juan 20:27-29 “Luego dijo a Tomás: ‘Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.’ Entonces Tomás respondió y le dijo: ‘Señor mío, y Dios mío!’ Jesús le dijo: ‘Porque me has visto Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.’”
Crees tú? Si crees, eres “bendecido”, dijo Jesús.

La organizació Atalaya discute que éste no pudo haber sido el cuerpo de Jesús ya que los dos que iban camino a Emaús en Lucas 24 no podían reconocer el cuerpo. Pero el versículo 16 dice específicamente, “Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.”; (ésta explicación es referida 3 veces en el texto). Crees que la organización Atalaya no lo sabe? La organización Atalaya rehusa creer en la resurrección corporal de Jesucristo y debido a eso su fe es inútil y todavía están en sus pecados.

La organización Atalaya también discute que no podía ser el mismo cuerpo porque María no lo reconoció (Juan 20). Pero una cuidadoso lectura revela que fue oscuro, ella estaba llorando, estaba volteada del otro lado, y, más importante, encontrar vivo a Jesús era lo más remoto en la mente de María. Ella no esperaba que él se levantaría. Ninguno de los discípulos esperaban que él se levantaría.

Vamos a cesar algunos de los otros argumentos que la organización Atalaya usa para apoyar su doctrina de re-creación que está opuesto a la resurrección.

1 Pedro 3:18 dice Jesús fue levantado “en espíritu” o “por el espíritu” No dice ‘como un espíritu’. Su cuerpo fue idóneo para el reino espiritual. La organización dice en la página 20 de éste artículo que Jesús fue levantado “como un espíritu”. Ningun texto dice eso.

Y entonces el argumento favorito de la organización Atalaya, como aparece en la página 14, de esta edición de Julio 1, 1998 de la revista La Atalaya, “tomando su cuerpo de nuevo invalidaría el sacrificio”(o como suelen a veces decir, el rescate). Aquí nuevamente el argumento completo de la organización Atalaya descansa sobre suposiciones filosóficos y no en la Escritura. Basta con una escritura para tratar con éste argumento directamente; citaré la Nueva Traducción Mundial:

Juan 10:17-18 (NTM) “Por eso es que el Padre me ama, porque entrego mi alma, a fin de que la reciba de nuevo. Nadie me la ha quitado, sino que la entrego por mi propia iniciativa. Tengo autoridad de entregarla, y tengo autoridad para recibirla de Nuevo El mandamiento acerca de esto lo recibí de mi Padre”. La palabra Griega Traducida “alma” aquí es “psuche”, lo cual Discernimiento sobre las Escrituras dice que es “material, tangible, visible, y mortal”(Vol. 2, p 1004).

La traducción de Juan 10:17, 18 lee, “Por eso el Padre me ama, porque entrego mi alma, a fin de que la reciba de nuevo. Nadie me la ha quitado, sino que la entrego por mi propia iniciativa. Tengo autoridad para entregarla, y tengo autoridad para recibirla de nuevo. El mandamiento acerca de ésto lo recibí de mi Padre”.

Jesucristo fue levantado de entre los muertos corporalmente. Él pagó el precio por completo y su resurrección demuestra que su Padre estaba satisfecho con que nuestra deuda de pecado había sido pagada. Él fue levantado corporalmente y aquellos que creen también serán levantados y serán como él:

Filipenses 3:21, “el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la Gloria suya.”

Escrito por
Greta Olsoe
Traducido por Arcángel Ocasio
www.soundwitness.org

¿TRABAJA DIOS A TRAVÉS DE UNA ORGANIZACIÓN?


Los Testigos de Jehová alegan que uno tiene que estar asociado con su organización para así recibir el favor de Dios. La revista La Atalaya de Feb. 15, del 1983 lista este punto como uno de cuatro requisitos para la salvación.

“Un tercer requisito es que estemos asociados con el canal de Dios, su organización. Dios siempre ha usado una organización. Por ejemplo, solamente aquellos en el arca en el tiempo de Noé sobrevivieron el Diluvio, y solamente aquellos asociados con la congregación Cristiana en el primer siglo tenían el favor de Dios (Hechos 4:12). Semejantemente, hoy Jehová está usando solamente una organización para cumplir su voluntad. Para recibir la vida eterna en el paraíso terrenal tenemos que identificar esa organización y servirle a Dios como parte de ella.”

Varios puntos son evidentes en la declaración de arriba:

1) Dios siempre ha usado una organización para cumplir su voluntad.

2) Solamente aquellos asociados, en el primer siglo, con la Congregación Cristiana tenían el favor de Dios.

3) Para así recibir la vida eterna, tenemos que identificar y ser parte de la organización que Dios ha elegido.

4) Hoy, la Sociedad de La Atalaya de los Testigos de Jehová es la única organización usada como el canal de Dios para el cumplimiento de su voluntad.
Además, los Testigos de Jehová creen que:

5) Los Cristianos primitivos en el primer siglo fueron dirigidos por los apóstoles y ancianos de Jerusalén.

Considerando el punto 1) que “Dios siempre ha usado una organización para cumplir su voluntad.”

Sí, solamente la familia de Noé fue salvada del Diluvio y

Sí, antes de la Ley Dios trató con las cabezas de las familias patriarcales y

Sí, el antiguo Israel fue organizada con un sacerdocio Levítico y

Sí, la Ley Mosaica detalla varios sacrificios para ser desempeñados por estos sacerdotes y

Sí, Dios ha establecido una monarquía para regir su pueblo.

Pero:

Melquísedec (‘Rey de Salem’ y ‘sacerdote del Más Alto Dios’) aparece y bendice a Abraham al regresar de la batalla. Abraham le entrega a Melquísedec un diezmo en reconocimiento de su servicio, a pesar de que Dios había indicado Su elección especial de Abraham (Génesis 14:14-20; 12:1-3). Aparentemente, Dios estuvo tratando con Melquísedec aunque él no estaba asociado con la familia de Abraham. Evidentemente, había más adoradores de Jehová que sólo los patriarcas y sus familias.

Dios no siempre ha revelado su voluntad a través del sacerdocio Levítico. Durante el período de los Jueces El levantó diferentes individuos para guiar a los Israelitas. Algunos, como Gedeón y Débora, eran gente insignificante en Israel (Jueces capítulos 4 al 7). Luego, David fue ungido como Rey en Israel y un pacto especial fue levantado con David y su posteridad. El hijo de David, Salomón, se dice que se sentaba en ‘el trono de Jehová’ (I Crónicas 29:23). Sin embargo Dios dividió esta ‘única organización’ en dos después de la muerte de Salomón y le dio 10 tribus norteñas de Israel a Jeroboam, convirtiéndolo en Rey (I Reyes 11). Jehová en aquel entonces trató por siglos con las 2 naciones, Israel y Judá, levantando profetas para enderezar a ambos reyes y sacerdotes. Fidelidad hacia Dios nunca dependió de seguir ciegamente las instrucciones del sacerdocio organizado y la monarquía. Después del exilio Babilónico los Judíos fueron hallados en varios lugares fuera de Israel. Ester se convirtió en la reina de Persia. Una colonia considerable de Judíos se estableció en Egipto, hasta tradujeron las Escrituras Hebreas al Griego. Esta fue la versión que vino a ser llamada la traducción Septuaginta. ¿Tenían los Judíos, quienes establecieron residencia lejos de Isarel, que mantener contacto regular con Jerusalén? De ninguna manera. Ellos apreciaban ese templo en Jerusalén, pero todo lo que era necesario para ellos era que mantuvieran la Ley y observaran las Escrituras.

Considerando los puntos 2 y 5: “sólo aquellos asociados con la Congregación Cristiana en el primer siglo tenían el favor de Dios” y “los …. Crisitianos en el primer siglo fueron dirigidos por los apóstoles y ancianos de Jerusalén.”

Sí, Jesús designó a los 12 apóstoles y

Sí, en el Pentecostés la Iglesia fue establecida en Jerusalén y

Sí, Pablo y Bernabé fueron a Jerusalén para tratar con la cuestión de la circuncisión (Hechos 15)

Pero:

La razón por lo cual Pablo y Bernabé fueron a Jerusalén fue que algunos en Jerusalén habían causado una disputa (Hechos 15:1,2,5). La carta subsecuente de los apóstoles y ancianos en Jerusalén era tanto una disculpa como una petición para la consideración de la conciencia de los Judíos creyentes (Hechos 15:20,21,29), junto con un llamado a la pureza moral. Pablo había llevado la disputa de regreso a su origen y, con la ayuda del Espíritu Santo, un acuerdo pacífico fue logrado.

Pablo no buscó la autoridad de Jerusalén para su ministerio. De hecho, su epístola a los Gálatas enfatizó que su apostolado no vino de hombres, sino como un nombramiento directo del Señor Jesucristo y Dios el Padre! Él toma gran esfuerzo para demostrar que él no buscaba la aprobación del hombre para su nombramiento, y que los únicos apóstoles que él vio fueron Pedro y Santiago tres años después de su conversión (Gálatas 1:1, 10-12,15-20). En Gálatas 2:1 él además señala que no fue a Jerusalén otra vez por 14 años! Mencionando a los apóstoles Santiago, Pedro, y Juan como “pilares” de la congregación en Jerusalén (Gálatas 2:9), Pablo escribió: “Pero de los que tenían reputación de ser algo…a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron” (Gálatas 2:6). Esos “pilares” estaban contentos con concentrarse en su ministerio con los Judío circuncisos, dejando la obra con los Gentiles incircuncisos para Pablo y Bernabé (Gálatas 2:7-10). ¿Dónde está el supuesto patrón alegado por la Sociedad de la Atalaya de un cuerpo gobernante en Jerusalén dirigiendo a los Cristianos del primer siglo a través del mundo? La primera gira misionera de Pablo y Bernabé fue comisionada por la dirección del Espíritu Santo hacia la congregación en Antioquía, no Jerusalén (Hechos 13:1-4,26,27)

Considerando el punto 3 “para así recibir vida eterna, tenemos que identificar y hacerse parte de la organización que Dios ha elegido.”

Recuerde que Jesús le dijo a sus discípulos: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”(Juan 14:23). El cristiano no está buscando ser miembros de una organización o denominación! El Cristianismo verdadero es amar a Cristo-el ser rectos con Dios-y ser la morada para Cristo y el Padre por el Espíritu Santo, y luego canalizar ese amor hacia otros. (vea Juan 14:16; Gálatas 4:6,7; Efesios 3:17; I Juan 4:7-10; 5:11,12.) Sí, a los Cristianos se les dice que tengan compañerismo con otros creyentes (Hebreos 10:24,25; Mateo 18:20), pero lo que cuenta es estar inscritos en el libro de la vida (Hebreos 12:23).

Considerando el punto 4: “hoy, la Sociedad de La Atalaya de los Testigos de Jehová es la única organización usada como la vía de Dios para cumplir su voluntad.”

Los primeros Cristianos no tenían una organización impresionante centralizada en Jerusalén como los Testigos de Jehová tienen hoy en Brooklyn, Nueva York. Pablo, quien escribió más libros del Nuevo Testamento que cualquier otra persona, no tuvo contacto con Jerusalén por 14 años! Los Cristianos no tienen ningún sacerdocio especial como el sacerdocio Levítico de Israel. I Pedro 2:9,10 aclara que “El pueblo de Dios…que habéis alcanzado misericordia” son todos un “sacerdocio real.” Esto es lo que es conocido como el sacerdocio de todos los creyentes. Los nombres de los 12 apóstoles del cordero se ven escritos en las piedras del fundamento de la pared del Nuevo Jerusalén (Revelación 21:14), pero ninguna indicación es dada en las Escrituras que ellos tendrían sucesores hoy día.

Trabaja Dios a Través de una Organización?

Los Testigos de Jehová alegan que uno tiene que estar asociado con su organización para así recibir el favor de Dios. La revista La Atalaya de Feb. 15, del 1983 lista este punto como uno de cuatro requisitos para la salvación.

“Un tercer requisito es que estemos asociados con el canal de Dios, su organización. Dios siempre ha usado una organización. Por ejemplo, solamente aquellos en el arca en el tiempo de Noé sobrevivieron el Diluvio, y solamente aquellos asociados con la congregación Cristiana en el primer siglo tenían el favor de Dios (Hechos 4:12). Semejantemente, hoy Jehová está usando solamente una organización para cumplir su voluntad. Para recibir la vida eterna en el paraíso terrenal tenemos que identificar esa organización y servirle a Dios como parte de ella.”

Varios puntos son evidentes en la declaración de arriba:

1) Dios siempre ha usado una organización para cumplir su voluntad.

2) Solamente aquellos asociados, en el primer siglo, con la Congregación Cristiana tenían el favor de Dios.

3) Para así recibir la vida eterna, tenemos que identificar y ser parte de la organización que Dios ha elegido.

4) Hoy, la Sociedad de La Atalaya de los Testigos de Jehová es la única organización usada como el canal de Dios para el cumplimiento de su voluntad.
Además, los Testigos de Jehová creen que:

5) Los Cristianos primitivos en el primer siglo fueron dirigidos por los apóstoles y ancianos de Jerusalén.

Considerando el punto 1) que “Dios siempre ha usado una organización para cumplir su voluntad.”

Sí, solamente la familia de Noé fue salvada del Diluvio y

Sí, antes de la Ley Dios trató con las cabezas de las familias patriarcales y

Sí, el antiguo Israel fue organizada con un sacerdocio Levítico y

Sí, la Ley Mosaica detalla varios sacrificios para ser desempeñados por estos sacerdotes y

Sí, Dios ha establecido una monarquía para regir su pueblo.

Pero:

Melquísedec (‘Rey de Salem’ y ‘sacerdote del Más Alto Dios’) aparece y bendice a Abraham al regresar de la batalla. Abraham le entrega a Melquísedec un diezmo en reconocimiento de su servicio, a pesar de que Dios había indicado Su elección especial de Abraham (Génesis 14:14-20; 12:1-3). Aparentemente, Dios estuvo tratando con Melquísedec aunque él no estaba asociado con la familia de Abraham. Evidentemente, había más adoradores de Jehová que sólo los patriarcas y sus familias.

Dios no siempre ha revelado su voluntad a través del sacerdocio Levítico. Durante el período de los Jueces El levantó diferentes individuos para guiar a los Israelitas. Algunos, como Gedeón y Débora, eran gente insignificante en Israel (Jueces capítulos 4 al 7). Luego, David fue ungido como Rey en Israel y un pacto especial fue levantado con David y su posteridad. El hijo de David, Salomón, se dice que se sentaba en ‘el trono de Jehová’ (I Crónicas 29:23). Sin embargo Dios dividió esta ‘única organización’ en dos después de la muerte de Salomón y le dio 10 tribus norteñas de Israel a Jeroboam, convirtiéndolo en Rey (I Reyes 11). Jehová en aquel entonces trató por siglos con las 2 naciones, Israel y Judá, levantando profetas para enderezar a ambos reyes y sacerdotes. Fidelidad hacia Dios nunca dependió de seguir ciegamente las instrucciones del sacerdocio organizado y la monarquía. Después del exilio Babilónico los Judíos fueron hallados en varios lugares fuera de Israel. Ester se convirtió en la reina de Persia. Una colonia considerable de Judíos se estableció en Egipto, hasta tradujeron las Escrituras Hebreas al Griego. Esta fue la versión que vino a ser llamada la traducción Septuaginta. ¿Tenían los Judíos, quienes establecieron residencia lejos de Isarel, que mantener contacto regular con Jerusalén? De ninguna manera. Ellos apreciaban ese templo en Jerusalén, pero todo lo que era necesario para ellos era que mantuvieran la Ley y observaran las Escrituras.

Considerando los puntos 2 y 5: “sólo aquellos asociados con la Congregación Cristiana en el primer siglo tenían el favor de Dios” y “los …. Crisitianos en el primer siglo fueron dirigidos por los apóstoles y ancianos de Jerusalén.”

Sí, Jesús designó a los 12 apóstoles y

Sí, en el Pentecostés la Iglesia fue establecida en Jerusalén y

Sí, Pablo y Bernabé fueron a Jerusalén para tratar con la cuestión de la circuncisión (Hechos 15)

Pero:

La razón por lo cual Pablo y Bernabé fueron a Jerusalén fue que algunos en Jerusalén habían causado una disputa (Hechos 15:1,2,5). La carta subsecuente de los apóstoles y ancianos en Jerusalén era tanto una disculpa como una petición para la consideración de la conciencia de los Judíos creyentes (Hechos 15:20,21,29), junto con un llamado a la pureza moral. Pablo había llevado la disputa de regreso a su origen y, con la ayuda del Espíritu Santo, un acuerdo pacífico fue logrado.

Pablo no buscó la autoridad de Jerusalén para su ministerio. De hecho, su epístola a los Gálatas enfatizó que su apostolado no vino de hombres, sino como un nombramiento directo del Señor Jesucristo y Dios el Padre! Él toma gran esfuerzo para demostrar que él no buscaba la aprobación del hombre para su nombramiento, y que los únicos apóstoles que él vio fueron Pedro y Santiago tres años después de su conversión (Gálatas 1:1, 10-12,15-20). En Gálatas 2:1 él además señala que no fue a Jerusalén otra vez por 14 años! Mencionando a los apóstoles Santiago, Pedro, y Juan como “pilares” de la congregación en Jerusalén (Gálatas 2:9), Pablo escribió: “Pero de los que tenían reputación de ser algo…a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron” (Gálatas 2:6). Esos “pilares” estaban contentos con concentrarse en su ministerio con los Judío circuncisos, dejando la obra con los Gentiles incircuncisos para Pablo y Bernabé (Gálatas 2:7-10). ¿Dónde está el supuesto patrón alegado por la Sociedad de la Atalaya de un cuerpo gobernante en Jerusalén dirigiendo a los Cristianos del primer siglo a través del mundo? La primera gira misionera de Pablo y Bernabé fue comisionada por la dirección del Espíritu Santo hacia la congregación en Antioquía, no Jerusalén (Hechos 13:1-4,26,27)

Considerando el punto 3 “para así recibir vida eterna, tenemos que identificar y hacerse parte de la organización que Dios ha elegido.”

Recuerde que Jesús le dijo a sus discípulos: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”(Juan 14:23). El cristiano no está buscando ser miembros de una organización o denominación! El Cristianismo verdadero es amar a Cristo-el ser rectos con Dios-y ser la morada para Cristo y el Padre por el Espíritu Santo, y luego canalizar ese amor hacia otros. (vea Juan 14:16; Gálatas 4:6,7; Efesios 3:17; I Juan 4:7-10; 5:11,12.) Sí, a los Cristianos se les dice que tengan compañerismo con otros creyentes (Hebreos 10:24,25; Mateo 18:20), pero lo que cuenta es estar inscritos en el libro de la vida (Hebreos 12:23).

Considerando el punto 4: “hoy, la Sociedad de La Atalaya de los Testigos de Jehová es la única organización usada como la vía de Dios para cumplir su voluntad.”

Los primeros Cristianos no tenían una organización impresionante centralizada en Jerusalén como los Testigos de Jehová tienen hoy en Brooklyn, Nueva York. Pablo, quien escribió más libros del Nuevo Testamento que cualquier otra persona, no tuvo contacto con Jerusalén por 14 años! Los Cristianos no tienen ningún sacerdocio especial como el sacerdocio Levítico de Israel. I Pedro 2:9,10 aclara que “El pueblo de Dios…que habéis alcanzado misericordia” son todos un “sacerdocio real.” Esto es lo que es conocido como el sacerdocio de todos los creyentes. Los nombres de los 12 apóstoles del cordero se ven escritos en las piedras del fundamento de la pared del Nuevo Jerusalén (Revelación 21:14), pero ninguna indicación es dada en las Escrituras que ellos tendrían sucesores hoy día.

Escrito por Warren Bosma

Traducido por Arcangel Ocasio

LA GRANDE MUCHEDUMBRE Y LA MANADA PEQUEÑA


A todo lo largo de las publicaciones WT existe la subyacente falsa premisa de que hay dos clases de creyentes, y cada interpretación de la WT es hecha pasar a través de esa cuadrícula.

En el esbozo de la WT de Julio 15, 1980 sobre “el arreglo de Jehová para Sus ovejas” la gran mayoría de las ovejas están fuera del redil. Si ese fuese el caso en 1980, ciertamente es más hoy! Esto trae a la mente Mateo 9:36, “cuando Jesús vio a las masas, él tuvo compasión de ellas, porque estaban acosadas e indefensas, como ovejas sin un pastor”.

¿Cómo ocurrió esta división en el rebaño del Buen Pastor? La WT, que se identificó con los 144,000 había superado ese número en 1935 2, por sus propios cálculos insostenibles. Pero la WT estaba atorada y la única solución para su apuro debido a su propio predicamento fue “la nueva luz”. ¡El sistema de dos categorías fue una invención de la WT en 1935!

[Otros artículos se dirigen al hecho de que la WT limita la mayoría de los beneficios de Cristo a los 144,000 .Uno de esos beneficios es la promesa del cielo.]

Para distraer la atención de la verdadera cuestión La WT de Septiembre. 1, 1998, declara: “algunos han dudado si es justo… que algunos tengan una esperanza celestial mientras otros tienen una esperanza terrenal”. No, no preguntamos si es justo; preguntamos si es Bíblico.

La WT también dice, – “aquellos con una esperanza terrenal no son celosos de aquellos con una esperanza celestial”. Otra vez, ese no es el punto. ¡El punto es si es Bíblico!

Para el apoyo de esta doctrina que tiene tales efectos de gran alcance, la WT simplemente se refiere a Juan 10:16! ¡Pero Juan 10:16 dice exactamente lo opuesto!
“Tengo a otras ovejas que no son de este redil de ovejas. Las debo traer también. También escucharán mi voz, y habrá un rebaño y un pastor. (Note “un rebaño”!)

¿Qué justificación existe para conectar este pasaje de Juan 10:16 con el número 144,000 en el Libro de Apocalipsis? Ninguna. Pablo interpreta lo que quiso decir Jesús en Juan 10:16 cuando él dice a los Gentiles:

Efe. 2:11-22: “Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”. Los dos grupos de los que Jesús hablaba en Juan 10:16 son los judíos creyentes y la Gentilidad creyente (o “las gentes de las naciones” como el pone la WT) que serán juntados en un rebaño (John 10:16), mientras el mensaje del Evangelio se extiende a todas partes. ¿Muy claro, no es así?
Veo también Juan 11:51-52 “(Caifás, el sumo sacerdote) profetizó que Jesús moriría para la nación judía, y no sólo esa nación, sino que también los hijos dispersados de Dios, para juntarlos y hacerlos uno”. La misma cosa aquí, un rebaño.

Miremos a 1 Pedro. 2:9-10, un pasaje que la WT aplica exclusivamente a los 144,000:
“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia”.

Otra vez, no hay justificación para aplicar esto a una elite de pocos. El contexto de este pasaje demuestra que es dirigido a “todos aquellos que creen”. ¡Identifica sólo dos grupos- los creyentes y los incrédulos, no hay vuelta de hoja! (Y la WT difícilmente clasificaría a la “Grande muchedumbre” como “incrédulos”.) Entre todas las personas de la tierra hay realmente sólo dos categorías – los creyentes y los incrédulos. Todos los creyentes comprenden la única categoría, el rebaño pequeño, pequeño sólo porque son una minoría comparada al número de incrédulos, pero no limitado en número para 144,000. Vea Mateo 7:13,14.

En lo que se refiere al destino de los creyentes, Juan 12:26, dice, ” Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.” ¡Jesús les promete a todos sus siervos que donde él está, ellos estarán! 3 La WT enseña que sólo 144,000 ganarán la entrada al cielo, el resto residirá en la tierra. Este pasaje enseña que sus “siervos”, (cada creyente), estará con Cristo donde él estaba entonces.

Bastante más podría decirse acerca de este tema. Haga una comprobación en las siguientes Escrituras:

Lucas 12:32 “no es asustada, la bandada pequeña, pues su Padre ha tenido el gusto de Darle El reino”. Esos que verdaderamente creen en Jesucristo son la “bandada pequeña” y estarán con él donde él estaba.

¡El WT ha despojado a millones de personas de las promesas de Dios!

Escrito por Greta Olsoemailto


Haga clic aquí para más artículos en los Testigos de Jehová

1 que El WT también refiere a esta clase como los “Elegidos”,” los “Ungidos”

2 La idea que de que había habido sólo 144,000 creyentes verdaderos en los 19 siglos desde Cristo es asombroso. Un artículo de la WT de Septiembre. 1, 1951, p 516, informa de las persecuciones macizas de cristianos antiguos. La WT dice que hubo “10 persecuciones principales en contra de los cristianos sobre un período de casi 300 años”. El décimo fue el más feroz. La WT reporta un total de 861,000 cristianos matados violentamente en esta persecución. En una persecución 144,000 cristianos fueron asesinados En Egipto solamente. La WT a todo lo largo del artículo estima todos estos como “Cristianos” y se refiere a ellos, en resumen, como fieles. Así que, ¿cómo podría haber habido sólo 144,000 cristianos en 1935?!

3 El mismo pensamiento es indicado en Juan 14:3: Jesús dice, ” Y si voy y preparo un lugar para usted, regresaré y me le requeriré para estar conmigo que usted también puede estar dónde yo am.. Aquí también, no hay razón para limitar esta promesa a 144,000 personas.

jueves, 28 de mayo de 2009

EL HIPNOTISMO Y LA RELIGIÓN




El sátrapa y hereje, Carlos "Cash Money" Luna, de Guatepeor

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

«Es inconcebible oír gritar la mentira mientras que la verdad permanece rendida y callada».

Definiremos la hipnosis como la inducción mental a un estado parecido al trance con énfasis en la sugestibilidad y la obediencia.

El diccionario de la real academia española define el hipnotismo de manera siguiente:

Hipnotismo. (Del ingl. hypnotism). m. Med. Método para producir el sueño artificial, mediante influjo personal, o por aparatos adecuados.

El método del hipnotismo conduce a un estado alterado o anormal de la conciencia humana, cuyas metas y propósitos están bien definidos. El origen de la hipnosis no es tan reciente. El hipnotismo fue practicado hasta hace dos centurias por hechiceros, oráculos griegos, por magos de Persia y faquires de la India. Hoy en día es enseñado lícitamente en universidades por grupos médicos calificados para su aplicación clínica, por ejemplo, para controlar el dolor severo y a veces refractario a la medicación convencional. En el año 1958 el método hipnótico fue admitido oficialmente por la Asociación Médica Americana para el tratamiento de problemas psicosomáticos. Por otro lado, existen personas de dudosa reputación, los charlatanes en este caso, que lo manejan con fines de lucro, dando falsas e imposibles esperanza con él para el alivio de enfermedades de manejo difícil. Existen además los “hipnotistas del espectáculo”, los que sugestionan a las gentes para manipularles la voluntad a conveniencia. Se cree que el efecto hipnótico inducido en los individuos es provocado por ciertas sustancias químicas («mediadores») que pueden ser liberados en el cerebro, entre las que se encuentran las «endorfinas». Clínicamente está descrito que las endorfinas disminuyen el dolor somático, es por este motivo que se relacionan dichas sustancias con la hipnosis, cuando ésta se maneja para mitigar o hacer desaparecer cualquier clase de dolor que se desprende de la economía humana. Por otra parte, la “sensación de bienestar” de las personas que pertenecen al gremio neo-pentecostalista pudiera estar causado con bastante probabilidad por esta clase de «opioides o pétidos naturales» análogos de la morfina sintética, «opiáceos naturales» detonados por el sugestionamiento mental en los cultos del pseudo carismatismo de los “muchos e inesperados tonos”. No hay otra explicación racional al respecto. Personalmente, pienso, casi con toda seguridad, que estas neuro-sustancias vienen a exhalar las experiencias místico religiosas observadas en el mundo novoerista y neo-pentecostalista pseudo carismático. Entre estas experiencias están las supuestas visiones celestiales, la apreciación de colores fantásticos e indescriptibles (muy similar al modo que lo hace el peyote, la mezcalina y el LSD), el hablar jerigonza, los temblores esperpénticos y aullidos animales, las sacudidas corporales violentas y de muy “malas trazas”. Por su importancia, no me olvido decir que la hipnosis es más fácil de ejecutar en aquellas personas de mentes sugestionables y que muestran marcada inestabilidad y labilidad emocional, en esos individuos que poseen rasgos conversivos y neuróticos. Por sus características muy propias, las «mujeres» ocupan el primer lugar de la lista para la inducción hipnótica religiosa. Por esta causa, en los grupos neo-pentecostalistas, el sexo “débil”, por ser más histérico (hyster: útero) que el sexo masculino, se lleva el “mejor premio en el show” del mover catártico-pseudo carismático, en las concurridas aulas del mal nombrado “cristianismo pentecostalista”. Y aunque a usted se le haga imposible creerlo amable lector, no sólo los psiquiatras, médicos y psicólogos han utilizado el hipnotismo por razones de “salud”, para tratar la obesidad, el tabaquismo y el dolor, también ha sido requerido por ministros religiosos, “porque con él puede detectarse el principio de los disturbios psíquicos y somáticos para tratarse adecuadamente”. No es nada extraño saber que la hipnosis se ha practicado para lograr regresiones a supuestas vidas anteriores de los que son hipnotizados. Unos se atreven a admitir que con las regresiones se logrará un mejorar estado de salud, pudiéndose obtener una mayor sabiduría, únicamente con una sesión hipnótico-terapéutica (¿?). El problema radica aquí en la intromisión de la mente al mundo oscuro y diabólico. El hipnotismo es sin duda una proceder ocultista viejo. El budismo, doctrina filosófica y religiosa derivada del brahmanismo, es tan común en naciones como China, Japón, la India, Corea y de una vasta parte del sudeste de Asia, con un enorme auge en el mundo occidental el día de hoy. El budismo proclama “un ciclo sostenido de la trasmigración del alma”. La Biblia rechaza esta idea peligrosa surgida del pensamiento pagano. La Biblia acierta en decir que después de la muerte los hombres quedan en una total inconsciencia. Esta inconsciencia es una parecida al sueño normal y profundo, obviamente, de largura ininterrumpida hasta el día de la resurrección. Las personas muertas, «nada saben», «no aman», «no odian», «no envidian» (véase Ec.9:5-6). Todos los que han muerto hasta este momento, y los que faltamos, serán despertados del sueño de la muerte por el poder de Dios en el futuro, «resucitados para vida o para muerte eterna» (véase Dn. 12:2; Jn. 5:28-29). No hay ninguna cosa referida en las Escrituras que apruebe la “trasmigración de un alma incorpórea” después de la muerte a un nuevo cuerpo. Cabe mencionar que la doctrina de la “metaspique” o de la “trasmigración del alma” fue aprobada por el filósofo Platón, luego que los orfistas y pitagóricos la introdujeron en la antigua y pagana Grecia, como ya lo comente en otro estudio recientemente pasado. Por lo tanto, la regresión para indagar “vidas anteriores pasadas”, es una absoluta y abismal patraña. Ya dijimos que esta forma de manejar la mente fue practicada por hechiceros, por oráculos, magos y faquires hace aproximadamente dos siglos. La regresión hipnótica es una buena y segura manera para abrirle el ancho portón al enemigo draconiano. El diablo aprovechará la oportunidad en la regresión hipnótica para hacer creer a los incautos que el hipnotizado tuvo vidas anteriores en otros cuerpos, antes de nacer en el actual. Aquí el “médium”, por decirlo así, es el hipnotizado, y el que habla como si fuese el hipnotizado, es el mismísimo Satanás, el espíritu engañador y padre de toda mentira (Jn. 8:44).

El sectario grupo G12, comandado por su inicuo y perdido líder César Castellanos, qué de cristiano tiene lo qué yo de general militar y de cardenal romanista tengo, ha concientizado gustosamente la práctica de la regresión hipnótica en sus esclavos seguidores por medio de sus enajenados y “calificados ungidos”, cosa que se echó a andar en sus “encuentros” de repudiable satanismo. Poco han valorado estos “psiquiatras religiosos del G 12” el sacrificio vicario de Cristo para limpiar los pecados del mundo por su sangre derramada, cuando simplemente, con corazón arrepentido, se ha creído que Cristo es el Señor y que Dios por su espíritu santo lo levantó de los muertos (Jn. 1:7; Ro. 10: 8-11).

Vemos que las razones o propósitos del G12 con la práctica de la «regresión inducida» es buscar en las gentes supuestos pecados ocultos que no pueden ser recordados con facilidad o nunca. Antes de la conversión a Cristo, al pedirle perdón a Dios por nuestros hartos pecados, fue imposible recordar numéricamente todas las cosas malas que una vez hicimos, y no sólo en ese día fue difícil, sino hasta la fecha es lo bastante complicado el recordarlas con brillante claridad. No por esto tendremos una vida espiritual mediocre o desagradable delante de Dios. Él, en su misericordia, nos ha perdonado, si fuimos sinceros, de cualquier pecaminosidad, por más grotesca y terrible que haya sido, a pesar que nuestra mente la tenga por olvido. Somos hombres y las memorias fallan por nuestra humana condición. Más adelante, el cambio en el creyente profesante se determinará por su fervor y sujeción a la Palabra de Dios. No habrá otro factor fuera de ella, de la voluntad divina, que logre culminarlo. César Castellanos y su proxeneta compañía deberán saber que ningún modo o forma terrenalmente humana desvanecerá por “arte de magia” una supuesta y cuestionable “maldición generacional” o “un pecado profundamente oculto y olvidado”. Pablo anima a los creyentes de Colosas para que «sean llenos del conocimiento de Dios, de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, agradándole a Dios en todo, llevando fruto de toda buna obra» (Col. 1:9-11). El conocimiento de Dios y el consecuente crecimiento espiritual que consigo trae será obtenido exclusivamente en el creyente cuando sea empapado por la Palabra. De esa modo podrá entender sus designios y muchos de sus conceptos personales concebidos y errados serán desechados de su mente terrenal; su vida cambiará, sin dudas. Será un creyente fortalecido en la potencia de Dios encontrada en su Palabra (Col. 1:11), un creyente «trasladado al Reino de su Hijo, el cual lo ha liberado de la potestad de las tinieblas, en quien tiene redención por su sangre, el perdón de pecados» (Col. 1:13-14). Aún así, los problemas, las aflicciones y afecciones, las luchas, las circunstancias adversas y el dolor, no desaparecerán en lo absoluto. Estarán vigentes en su caminar como hijo de Dios, pero nada de esto lo «deberá apartar» del amor de Dios y de su Cristo:

«¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro» (Ro. 8:35-39). Esto sí es «pisar la tierra pero mirando el cielo» (Col. 3:1-3).

Pablo dice que «uno» mismo deberá hacer morir lo terrenal (Col. 3:5). Los malos deseos, las fornicaciones e impurezas, las pasiones desordenadas y la avaricia sólo desaparecerán con el esfuerzo del creyente que se afirma en las Santas Escrituras. La negra práctica de las “regresiones hipnóticas” no está establecida en la Biblia. ¿Por qué? Lógicamente porque no se necesitan y por su lóbrego y pagano origen. Dios es lo suficientemente poderoso, y se basta con su Palabra para cambiar hasta el hombre más rebelde y detestable de este torcido mundo. Es bueno que los adeptos de la Nueva Era y los neo-pentecostalistas lo sepan.

El G12 se ha metido en un gravísimo problema con Dios por colosal engaño. Más le vale a César Castellanos y a sus prosélitos-marionetas que desistan de tanta mísera mentira e iniquidad y se conviertan al Dios vivo que sí da salvación. Cuando Dios perdona nuestros pecados y maldades, dice el Antiguo Testamento que «se olvida de todos ellos, sepultándolos y poniéndolos en el fondo del mar»:

« ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados» (Mi. 7:18-19).

Si Dios se ha olvidado de nuestros pecados cuando nos perdona, no entiendo porqué la secta G 12 tiene el descaro de “revivirlos” nuevamente con el método de la hipnosis regresiva, cómo si Dios fuese un ser inútil para perdonarlos todos, “revividos” inútilmente en el pensamiento frágil y obtuso de sus anticristianos súbditos, subyugados a las normas del mundo y no sujetos a las de Dios.

Entremos ahora a las filas de los “hipnotistas del espectáculo” adornado de gloriosa y engañosa santidad. En este caso, por su considerable abundancia, me es imposible nombrarlos a cada uno; únicamente mencionaremos «uno» o «dos», ya de sobra conocidos en el círculo neo-pentecostalista.

Benny Hinn y Cash Luna, son unos verdaderos y magistrales artistas del hipnotismo religioso. Su capacidad para sugestionar a las gentes y llevarlas a un estado de trance mental es muy loable y asombrosa (en serio que les admiro a este par de negros “ases” su impía y astuta dinámica para hacerlo). En sus cultos he visto la facilidad con la que manipulan, cuales hábiles titiriteros, a las masas que caen con el simple hecho de mover la mano, con un sencillo y débil soplido (¿será por la halitosis que cargan?).

¿Cuáles son los factores qué están involucrados en la sugestibilidad hipnótica de la personas que concurren asiduamente a los cultos de Benny Hinn y de Cash Luna? Comprenderemos que no todas las personas en general son susceptibles a la hipnosis. Entre estos factores están: una motivación grande de parte del hipnotizado, como creer que el hipnotizador es un “gran siervo enviado de Dios”. Otro sería: la destreza del hipnotizador para hipnotizar al motivado. Otro más: la personalidad de hipnotizado que tiende a la neurosis, propenso a la inestabilidad emocional. Muy alejado de las verdaderas manifestaciones espirituales del pasado «carismatismo bíblico», el hipnotizado vendrá a desplegar en su «mística catarsis» un conjunto de floridas y aberradas manifestaciones que indican la realidad de su crasa mentira, inconcebidas en el corazón de Dios para sus hijos. Tan alocada confusión, a generado una mala interpretación de los genuinos «dones espirituales» (véanse los capítulos 12, 13 y 14 del primer libro a los corintios), ya que la «carne» aprovechará en la oportunidad el “dar rienda suelta” a su insujetable naturaleza. Esto no es más que una barata imitación del insigne diablo, un vaporoso reflejo del la Eternidad que sigue impactando con denuedo a sus “gatos” inconversos, negantes del Dios bíblico, aborrecedores de sus estatutos y mandamientos, que viajan “más pronto que rápido” al «horno de fuego», donde serán aniquilados «para siempre», si no agudizan debidamente el “átomo” de discernimiento que todavía no se les ha escapado de sus “narices” trastocadas.

«No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Someteos unos a otros en el temor de Dios» (Ef.5:18-21).

El famoso movimiento de la “risa santa”, también conocido como la “bendición de Toronto”, fue promocionado por el sudafricano evangelista de la muerte Rodney Howard-Browne en un principio. La “risa santa” se caracteriza por una abrupta e inesperada presentación de una insana risa incontrolable, emergida por sugestión inducida en quienes se han predispuesto inconscientemente para la farsa: Otra vez el método hipnótico en acción en los cultos del demonio religioso. De antemano sabemos que el contenido de los textos de «arriba» ha sido torcido de manera insolente y temeraria para justificar que la supuesta “embriaguez” (temblores, mareos, carcajadas y lenguaje farbullante) surgida en cultos pentecostalistas es por obra del “espíritu santo”. Pablo hace una clara distinción entre el estado «embriaguez» producido por el vino, «en el cual hay disolución», y la llenura del espíritu santo genuina y verdadera. La «llenura del espíritu santo» únicamente será expresada en una vida ordenada y de devoción bíblica de parte del creyente, ofreciéndole a Dios de corazón «himnos y cánticos espirituales, alabándole en todo momento, sujetándose al temor del Señor, y dándole gracias en todo, porque esa es su voluntad» (1 Ts. 5:18). Pablo jamás relaciona la embriaguez del vino con una “borrachera espiritual” y que sea precisamente apta para el creyente. Cristo dijo que el «consolador», el «paráclito», «convencería al mundo del pecado», que «guiaría al creyente a toda justicia y verdad» (Jn. 16: 7-15), no al tipo de desordenes como los que estamos analizando en este estudio. Con respecto a la «llenura del espíritu santo», un autor escribe con acertada propiedad:

«Cuando el espíritu santo llena a la persona, el resultado es un control total de la vida de ese creyente por el espíritu, cuando esa vida está entregada a Cristo. La experiencia de ser llenos es algo que debe ocurrir continuamente...».

El glorioso suceso sobrenatural de «hablar en lenguas» y la hora inusual para beber vino, llevo a pensar a la gente de alrededor en el día del Pentecostés que quienes las «hablaban» se encontraban “borrachos”, es decir, «alcoholizados», o «llenos de mosto» (mosto: gleukous, gr. Eran las «nueve» de la mañana, en el horario romano; la hora «tercera» del día, en el horario judío. Gr. höra tritë tës hëmeras). El libro de los Hechos (véase Hech. 2:1-15) nunca narra que estos hombres de Dios se “tambaleaban como árboles”, como “si fuesen a caerse”, como “si dieran pasos torpes o atáxicos”, o que “dieran brincos”. Nada dice esta parte de la Biblia que hablaron una “sarta de incoherencias”, de la manera que lo hacen los beodos con niveles de oxidrilos elevados en la sangre, sino que hablaron «lenguas terrenas previamente conocidas en ese entonces» (Hech. 2:7-11). Repetimos: Lo que en realidad llamó la atención con perplejidad en el incidente del Pentecostés, fue el oír hablar a estas personas muchos idiomas extranjeros desconocidos para ellas en «una hora temprana del día», trayéndose a deducir y concebir con acentuada ligereza que esto era sin duda el resultado de una copiosa cantidad de vino fermentado ingerida (el vino dulce guardado por un año era bastante embriagador).

Rodney Howard-Browne, no con poca pretensión y burla se ha hecho llamar “el cantinero de Dios”. Vimos como a expensas de una mala interpretación de los últimos textos tratados se ha convergido en una confusa idea que nada tiene que ver con la «embriaguez etílica» y la «llenura del espíritu santo». Únicamente el estudio racional, sensato, cuerdo y serio de la Biblia nos dará luz a cualquier mentira, como esta que sustenta con gusto y gozo el maligno Howard-Browne, el perverso Benny Hinn, y el blasfemo Cash Luna, y otros muchos y muchos más inicuos y mentirosos que se autoproclaman con purulento orgullo “ungidos benditos del Señor”, pero que son más bien los “ungidos malditos de Satanás”.

El hipnotismo es una práctica antigua y pagana que ha sido tomada por lo impávidos «maestros de la teología de la prosperidad» como Benny Hinn, Cash Luna y Howard-Browne para “hacer de las suyas”, por demás ofensiva para con Dios, foránea al carismatismo verdadero de los ya inexistentes y sobrenaturales dones espirituales. Es una total farsa religiosa elaborada para el sugestionamiento deliberado de las mentes débiles e ignorantes con el fin de sacarles el mejor provecho egoísta, una falsa ilusión pseudo carismática proyectada y confundida con el poder de Dios genuino y que ha hecho dependientes, por la «eufórica y agradable experiencia endorfínica», parecida a los efectos adictivos y placenteros de las drogas opiáceas, a testaduras y arrogantes gentes que inundan las salas neo-pentecostalistas y que no quieren saber para nada «la verdad de la impúdica mentira».

La hipnosis ha sido puesta en el mismo grupo donde está la astrología, la lectura de la bola de cristal, la brujería, el tarot, la lectura de la baraja, la misa negra, el alquimismo, la cábala, la protección astral, el yoga, las experiencias fuera del cuerpo y la quiromancia. La hipnosis es una excelente forma para hacer estragos en las vidas de los que han abrazado su mortífero engaño.

¡Cuidado con los faquires e hipnotistas del neopentecostalismo pseudo carismático, hermanos y amigos míos!

Gracias. Anexo los siguientes videos obtenidos de You Tube como apoyo y prueba de lo comentado. Como dice el proverbio chino:

«El significado de una imagen puede expresar diez mil palabras».

Haga –click- en estos títulos y vea los videos.

Analisis de la borrachera espiritual o risa santa ¾

Benny Hinn

miércoles, 27 de mayo de 2009

CRISIS EN LAS IGLESIAS EVANGÉLICAS



Por Guillermo Green

Cuando Jorge Gómez escribió su libro El Crecimiento y la Deserción en la iglesia evangélica costarricense (IINDEF, 1996), muchos pastores en su país ignoraron su estudio, o peor, se burlaban de él como otro ‘aguasfiestas’. Debieran haber escuchado. Edward Cleary, misionero a Bolivia y Perú y actual profesor de estudios sobre Latinoamérica en Providence College, Rhode Island, acaba de confirmar que no todo anda bien en las iglesias evangélicas de Latinoamérica. (1) De hecho, andan mal.
Durante las últimas décadas mucha atención enfocaba en las personas que salían de la iglesia Católica para las iglesias evangélicas, especialmente las iglesias pentecostales. Muchos artículos han sido escritos, encuestas realizadas, y victorias cantadas - como por ejemplo las supuestas cifras que salían de Guatemala de que el 50% del país era evangélico. Pero nuestros lentes no estaban bien enfocados, padecíamos de miopía. Al mismo tiempo que muchos salían de la iglesia Católica, las religiones indígenas se han fortalecido mucho, y un ‘avivamiento’ del viejo paganismo americano está en proceso. Quiere decir que no todos salían de la iglesia Católica para unirse a los evangélicos. También, al mismo tiempo, las religiones orientales, incluyendo la Nueva Era, budismo, y gnosticismo están creciendo de manera estrepitosa. Y como estos movimientos no tienen ‘membrecía’ como tal, es difícil saber la cantidad de adeptos - máxime que muchos practican también la religión Católica o evangélica. El mismo pentecostalismo ha experimentado una metamorfosis, convirtiéndose en muchos lugares en una nueva religión, el neo-pentecostalismo de ’salud, prosperidad y victoria’. Y mientras la vieja guardia sigue proclamando ‘estamos en avivamiento’ - hoy hay que preguntarse ‘¿avivamiento de cuál religión?’ Es un hecho que las últimas 3 décadas han presenciado movimientos masivos de una religión a otra. Y parece que estos movimientos siguen dándose en la actualidad. Y parece que la iglesia evangélica está muy envuelta en el mismo proceso.
Hoy existen mejores criterios y estudios más profundos del fenómeno que está experimentando Latinoamérica. Casi ha llegado a ser una ‘moda’ el cambiar de religión. El problema para nosotros es que así muchos tratan su ‘conversión’ a la fe evangélica - una mera moda. Veamos algunas estadísticas.

Cifras y cifras

La ciencia de encuestas y cifras es bien difícil. Nos quitamos el sombrero para con aquellos que realizan estos estudios tan valiosos. Sin embargo, el optimismo ha plagado lamentablemente a los evangélicos cuando han realizado sus encuestas. Por ejemplo, Johnstone publicó en Operation World en 1993 (2) que el 27.9% de los chilenos eran protestantes, con 25.4% de los chilenos siendo pentecostales. Pero un censo realizado cuidadosamente en 1992 mostró que sólo un 12.4% eran evangélicos. (3) En 2002 las cifran eran aproximadamente 16%. (4) En Brasil el crecimiento numérico de las iglesias evangélicas ha sido rápido, de hecho, ¡probablemente la mitad de todos los evangélicos de Latinoamérica residen en Brasil! En 1993 Johnstone dijo que el 21.6% de la población nacional era evangélico, pero esto se contrasta con el censo de 2000 que pone el porcentaje de evangélicos en 15.4.

Durante muchos años hemos oído que Guatemala ya pasó a ser un país ‘evangélico’, con más del 50% de la población siendo evangélica. Sin embargo, la realidad es otra. Desde los primeros años de la década de los 90 parece que el crecimiento evangélico paró en un 25% de la población. Diversas encuestas han mostrado cifras similares, comprobando que el porcentaje de la población evangélica no incrementa. A pesar de que las conversiones continúan, la población evangélica no aumenta. Esto es muestra siniestra de problemas graves.

Un estudio sobre la asistencia a culto en Chile mostró que menos de la mitad de los pentecostales asistían a culto una vez por semana, y una tercera parte no asistían casi nunca. El nominalismo no sólo ha crecido grandemente en el seno de la iglesia pentecostal, sino es permitido. Encontramos tazas altas de nominalismo en otras denominaciones también. En México se encuentra patrones similares, con menos de la mitad de los evangélicos activos en la iglesia, y grandes porcentajes nunca asisten.(5)

Deserción

Existe más y más evidencia de que muchas personas no sólo dejan de practicar su fe evangélica, sino que salen del todo del protestantismo. Bowen encontró que en Latinoamérica un 43% de aquellas personas que fueron criadas en iglesias protestantes ya no son protestantes como adultos. Y encontró que 68% de los que fueron bautizados en iglesias protestantes en México en los años 80, para el año 1990 habían salido.(6) Se estima que las mismas cifras se darían en otros países. Lo que estamos viendo es que mientras las personas siguen ‘convirtiéndose’, también desertan a la Iglesia. Una respuesta típica podría ser: «Pues, su conversión no fue genuina.» Pero, ¿cómo puede fallar tanto las iglesias evangélicas en apuntar ‘conversiones’ que resultan ser falsas? ¿Dónde está la responsabilidad de la iglesia? ¿Dónde está el discernimiento de los líderes? Las excusas superficiales ya no convencen a estas alturas. Ni ayudan. Los líderes evangélicos tienen que encarar sinceramente la situación que han creado. Es hora que nos hagamos las preguntas difíciles.

No podemos seguir hablando de ‘conversiones‘ sin hablar de ‘la deserción‘ también. No tiene sentido hablar de ‘crecimiento‘ si no hablamos de ‘nominalismo‘ y de ‘éxodo‘. No tiene sentido hablar de ‘evangelismo‘ si ¡nuestros propios hijos no se quedan en nuestras iglesias! La desobediencia cobra caro. Hace 20 años el Dr. René Padilla hacía un llamado al discipulado y la enseñanza en las iglesias, señalando que los jóvenes evangélicos eran fácilmente llevados por cualquier otro movimiento. Padilla hablaba como pastor que observaba empíricamente. Hoy tenemos los resultados a nivel regional, y el cuadro es triste. El fundamento falso que muchas iglesias evangélicas han dejado podría terminar en un colapso grande. ¿Será esta la razón el porque nuevas modas constantemente se inventan y atraen a tantos? ¿No tiene nada que ofrecer el protestantismo histórico? O más bien, ¿nunca se fundó el protestantismo histórico?

Del catolicismo al protestantismo -del protestantismo al mundo

Durante siglos en Latinoamérica la gran mayoría de personas eran religiosas, creían en Dios, practicaban algún tipo de culto o por lo menos se consideraban parte de alguna religión. Sin embargo, esto está cambiando. Las cifras continúan aumentando con respecto a las personas que se califican a sí mismas como ‘no-religiosas’ o bien ‘ateos‘. Algunas personas que dejaron las iglesia Católica por la iglesia evangélica han regresado a la iglesia Católica. Pero muchos salen de la iglesia evangélica para no practicar ninguna religión. Una encuesta cuidadosa realizada por Steigenga en Costa Rica y Guate mala encontró que un gran porcentaje de lo que hoy afirman no tener religión habían formado parte de grupos evangélicos. El 57% dijeron que habían experimentado una sanidad milagrosa.. 37% dijeron que habían experimentado una conversión personal. Y 13% dijeron que habían hablado en lenguas. (7) Las encuestas muestran que hoy un 12% de la población en Guatemala dicen no tener afiliación religiosa. Estas cifras crecientes se presentan en Costa Rica también.

En México Bowen encontró que de las personas criadas en hogares evangélicos un 43% ya no se identificaban con ninguna religión. Lo mismo se presentó en Guatemala y Costa Rica. Muchas personas salen de las iglesias evangélicas para ser ‘nada’ en términos religiosos.

Sacando conclusiones

Estos estudios nos exigen un auto-examen sincero de nuestra práctica y nuestra teología. Como dice Cleary, ante cifras altas de deserción no basta echar la culpa a que las personas ‘vuelvan al mundo por falta de compromiso’. Ante el fenómeno de tanta deserción, la iglesia evangélica tiene que hacer un escrutinio de cerca de todo su programa. Quiero señalar sólo dos puntos que considero importantes.

1. ‘Conversión’ sin arrepentimiento La práctica predominante hoy entre las iglesias evangélicas es pedir ‘una decisión por Cristo.’ Pero este ‘decisionismo’ superficial es el punto de arranque para todo el mal que estamos experimentando. Es muy claro en la biblia que Jesús exigía un buen conocimiento de lo que el ‘convertido‘ estaba aceptando. Jesús tomaba especial cuidado cuando le seguían las multitudes de asegurar que sus esperanzas no fueran falsas. En Lucas 14, por ejemplo, le advirtió a la multitud que «él que no lleva su cruz y viene en pos de mi, no puede ser mi discípulo» (Lucas 14:27). Y les exhortó a calcular el costo de ser su discípulo (vs. 28-33). En muchas otras ocasiones Jesús aclaró que ser discípulo de él requería negarse a sí mismo, aceptar a Jesucristo como único Señor y Rey, y fue por esto que Jesús comenzó su predicación diciendo «el reino de Dios se ha acercado, arrepentíos y creed el evangelio».

Por practicar un evangelismo sin arrepentimiento, la misma iglesia evangélica ha producido ‘cristianos’ no-arrepentidos, asegurando a muchos la promesa de la salvación y la vida eterna sin cumplir con los requisitos que Dios exige. Esta práctica distorsionada ha producido ‘cristianos’ distorsionados, e iglesias distorsionadas. Y no es de sorprenderse que una persona no-arrepentida que llega a una iglesia llena de otros no-arrepentidos pronto se da cuenta que tampoco necesita esa iglesia para ¡vivir su vida no-arrepentida! Y tenemos a mano las cifras que lo demuestran. La deserción de tantas personas de la iglesia es muestra de un grave problema en nuestra forma de evangelizar. El afán por las ‘decisiones por Cristo’ probablemente nace de la carne - nosotros queremos ver números, y fácilmente aseguramos a las personas que ‘recibieron a Cristo’ a pesar de que su vida no lo muestre. En cambio, Jesucristo envió su iglesia a hacer discípulos, seguidores de él, «enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado» (Mat. 28:20). Es por esto que un trabajo evangelístico basado en el próximo punto es tan importante para que la carne no intervenga y para que sea el Dios Soberano que defina los resultados.

2. Un evangelio sin Dios - Existen problemas con los métodos de evangelismo, pero hay un problema más grave aún, y ese es con respecto al contenido del mensaje predicado hoy. El ‘evangelio’ se ha convertido más y más en un mensaje enfocado en el hombre. Se le dice a la gente que debe ‘aceptar’ el llamado para ser feliz, o para ser próspero, o para solucionar sus problemas, o para sentir un propósito en la vida. El llamado profético de humillarse y conocer al Dios Santo y Soberano de la biblia se ha apagado, y ha tomado su lugar un mensaje terapéutico, centrado en el hombre. Hemos convertido a Jehová en otro dios pagano, un dios caprichoso, no-soberano, a la merced de las ofrendas y clamores de los seres humanos. Dejó de resonar el anuncio del Dios tres veces santo, absolutamente soberano, a quien se le conoce por medio de su Palabra infalible, tal como anunciaron los profetas, los Padres de la Iglesia primitiva, y los Reformadores protestantes. La biblia nos comunica una fe basada en el ‘conocimiento de Dios’, y este conocimiento está transmitido por su Palabra. Como el salmista dijo, «Estad quietos, y conoced que yo soy Dios» (Salmo 24:10). En cambio, hoy se proclama «dance con la música y sienta la presencia de Dios». Esta clase de misticismo anti-bíblico ha dejado a miles de personas sin ningún fundamento para su fe, y las cifras tristemente nos muestran las consecuencias. Los ‘resultados’ inmediatos no lo es todo. El mensaje superficialmente ‘atractivo‘ se está volviendo opio del pueblo. Nuestro único deseo debe ser servir como instrumento de los medios de Dios, para que Dios soberanamente actúe como él quiere. Creo que muchas veces no creemos en el poder soberano de la Palabra de Dios, y queremos ‘ayudarle’ a la Palabra, metiendo nuestras técnicas, presiones, y adiciones. Pero recordemos lo que Dios mismo dijo:

Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié (Isaías 55:9-11).

¿Nos basta esta Palabra poderosa, o creemos que nuestras palabras son más efectivas?

Es urgente que la iglesia evangélica no sólo cambie su forma de evangelizar, sino urge un cambio del mismo mensaje que proclama. Hemos vagado lejos de los fundamentos bíblicos e históricos de la fe. Muchos sufren en carne propia las consecuencias de la desobediencia doctrinal y práctica. Lleguemos ante la presencia de Dios con humildad, pidamos su perdón, y hagamos un compromiso sincero de retornar al camino de Dios. No seamos como los hijos desobedientes de Israel, sino escuchemos el llamado del profeta:

Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos. (Jer. 6:16)

¿ES LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD EL EVANGELIO SALVADOR?


“Porque no me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios para salvación para todo aquel que cree, al judío primeramente y también al griego” (Romanos 1:16).

¡Lo que los trinitarios como Pablo Santomauro no quieren aceptar!

Muchos cristianos sostienen que la negación de la doctrina de la Trinidad acarrea inexorablemente la perdición eterna del individuo en el infierno de tormento sin fin. Y se afirma, además, que todos aquellos que alguna vez defendieron esta doctrina central de la Cristiandad, y que ahora la han repudiado, son unos auténticos herejes o apóstatas que han perdido la gracia de Dios. ¿Pero encontramos semejante criterio en las Escrituras? ¿Es el evangelio salvador la doctrina de la Trinidad?

El verdadero evangelio salvador

Jesús vino a predicar o a anunciar un mensaje salvador a la humanidad por encargo de Su Padre. El dijo: “Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado (Lucas 4:43). En el libro de Marcos capítulo 1 y versos 1,14,15 leemos sobre este mensaje central que Cristo vino a anunciar, y que él esperó que su audiencia lo creyera para su bien o salvación. Dicen los versículos, así:

“Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios…Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”. Y más adelante, al final de este libro, Jesús dice de este evangelio, así: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado” (Marcos 16:15,16).

En los pasajes de Marcos que hemos mencionado arriba, Jesús evidentemente considera que la creencia en el evangelio es vital para la salvación. Este evangelio gira alrededor de él y de su reino venidero de Justicia. Y más adelante, el gran apóstol Pablo, al escribirles a los creyentes Corintios, definirá el evangelio salvador, así: “…os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque PRIMERAMENTE os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí. (1 Cor. 15:1-8). Claramente vemos que el evangelio salvador de Pablo es la creencia de que Cristo murió por nuestros pecados, y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, apareciéndoseles vivo y glorioso a muchos testigos presenciales (500), y por supuesto el anuncio inicial de un reino que sería establecido en la tierra (1 Cor. 15:45-50; Hechos 19:8; 20:25; 28:23,30,31). Nótese que Pablo no dice que el evangelio es creer PRIMERAMENTE que Cristo es Dios o que es la Segunda Persona divina de la Trinidad, sino simplemente de que Cristo murió por nosotros, que fue sepultado, y que resucitó al tercer día para luego aparecerse vivo y glorioso a muchos Testigos. Si nosotros, como cristianos convertidos, tenemos esta misma fe en el evangelio paulino, seremos salvos.

Pablo nunca hubiera sido trinitario

Una de las verdades que a pocos cristianos les agrada oír es que Pablo claramente y rotundamente nunca hubiera sido un paradigma del cristiano Trinitario. Y es que escasean en sus epístolas afirmaciones en pro de una doctrina que se supone es central para el “cristianismo ortodoxo”. Esto es interesante y curioso, pues si la Trinidad es una doctrina central y fundamental del cristianismo, el apóstol de los gentiles no fue precisamente un ardiente defensor de esa doctrina católica que se infiltró en la iglesia cristiana.

Afirmaciones paulinas como las que siguen son más que suficientes como para convencernos de que Pablo no era precisamente un apologista Trinitario sino más bien unitario. Veamos algunas de sus afirmaciones sobre quién es Dios para él:

1 Corintios 8:4-6:

“Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él”.

Comentario:

Es muy claro para cualquiera que lea estos versículos de Pablo que él no era un Trinitario, sino todo lo contrario, un verdadero unitario, un monoteísta unitario. Sus locuciones “Y no hay más que un Dios” y “para nosotros (los apóstoles, y todos los verdaderos cristianos), sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre”, son más que suficientes para convencernos de que Pablo no era un Trinitario.

Romanos 15:6:

“Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo”.

Comentario:

Si Pablo dice acá que Jesucristo tiene su Dios, entonces obviamente él no pudo ser un Trintario.

1 Corintos 1:3 y 2 Corintios 1:2:

“Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.

Comentario:

Acá, en estos dos versículos, Pablo distingue a Jesucristo como el Señor, y al Padre como Dios. Obviamente esto es sintomático de que Pablo no creyó en la Trinidad.

2 Corintios 11:31:

“El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento”.

Comentario:

Aquí Pablo habla del Dios y Padre de Jesucristo, estando ya Jesucristo en el cielo con su Padre. Obviamente para Pablo, aun en el cielo Jesús tiene su Dios y Padre.

Gálatas 1:3:

“Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo”.

Comentario:

Pablo distingue claramente al Señor Jesucristo de Dios el Padre. Para Pablo, sólo el Padre es Dios.

Efesios 1:2:

“Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.

Comentario:

Pablo distingue claramente al Señor Jesucristo de Dios el Padre. Para Pablo, sólo el Padre es Dios.

Efesios 1:3:

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”.

Comentario:

Aquí Pablo habla del Dios y Padre de Jesucristo, estando ya Jesucristo en el cielo con su Padre. Obviamente para Pablo, aun en el cielo Jesús tiene su Dios y Padre. Pablo, por tanto, difícilmente hubiera sido un Trinitario.

Efesios 1:17:

“Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él”.

Comentario:

Aquí Pablo habla del Dios y Padre de Jesucristo, estando ya Jesucristo en el cielo con su Padre. Obviamente para Pablo, aun en el cielo Jesús tiene su Dios y Padre. Pablo, por tanto, difícilmente hubiera sido un Trinitario.

Efesios 4:6:

“Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”.

Comentario:

Para Pablo, sólo hay un Dios a quién él identifica como el Padre de todos. Este pasaje es igualmente contundente para concluir que Pablo no era un binitario, y menos, un Trinitario.

Efesios 5:20:

“Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”.

Comentario:

Para Pablo sólo el Padre es Dios, y Jesucristo, el Señor.

Filipenses 2:11:

“Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.

Comentario:

Acá Pablo manda a que toda lengua confiese que Jesucristo es SEÑOR (no Dios), para la gloria de Dios Padre.

Filipenses 4:20:

“Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén”.

Comentario:

Para Pablo, el Padre es el Dios de los creyentes.

Colosenses 1:3:

“Siempre orando por vosotros, damos gracias al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo”

Comentario:

Para Pablo, Jesucristo tiene su Dios y Padre aun en el cielo. Recuerde que cuando

Pablo escribió esto, Jesús ya había ascendido al Padre.

1 Tesalonicenses 3:11:

“Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros”.

Comentario:

Para Pablo, Dios es sólo el Padre, y Jesucristo, nuestro Señor.
Pedro no era Trinitario

1 Pedro 1:3:

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de

Jesucristo de los muertos”

Comentario:

Pedro coincide con Pablo al decir que Jesucristo tiene su Dios y Padre, inclusive estando ya glorificado en el cielo con Su Padre.

Estimados correligionarios y detractores por igual, no estamos apostatando de la fe al negar la doctrina de la Trinidad, pues sencillamente ésta no se puede encontrar en ninguna parte de la Biblia. Son los herejes Trinitarios quienes le han dado la espalda al verdadero y prístino monoteísmo unitario de las Santas Escrituras, abrigando doctrinas de demonios y filosofías paganas infiltradas en el cristianismo original vía la madre iglesia Romana. Desagraciadamente sus llamadas “hijas” también se han contaminado con estas herejías, incluyendo el Trinitarismo, hasta el día de hoy.

Mi lista de blogs

Mi lista de blogs