I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 9 de enero de 2009

JESÚS NO ES DIOS



Jesus Christ Is Not GOD

El Dr. Wierwille dio todo de sí para que la gente pudiera amar a Dios y Su maravillosa Palabra de verdad sin pedir nada a cambio.

Muchos lo criticaron por ser no ortodoxo porque sus enseñanzas realmente eran diferentes por que se adhería a la exactitud de la Palabra de Dios y no a las tradiciones.

Grandes hombres a través de los años hicieron tareas grandiosas para llegar con la Palabra de Dios a las personas e infinitas gracias a Dios por ellos. Los empeños del Dr. Wierwille dirigidos a que la gente común entendiera y viviera la integridad y exactitud de la Palabra de Dios como una realidad cotidiana fueron únicos y originales para nuestra generación. El posibilitó a la gente de su época que tuvieran el amor que el tenía por las Sagradas Escrituras como pocos antes de el. Hizo posible a jovencitos y a mayores que llegaran a ver al Padre celestial de una manera simple y pudieran amarlo a través de amar Su Palabra. Desaparecido el hombre, lidera aun su legado de amor por Dios y Su Palabra en todos sus trabajos y en todos los que lo conocieron.

Por ello este artículo que sale justamente el día de su nacimiento, por agradecimiento a Dios, el Padre celestial que tuvo la inmensa misericordia de haber diligenciado las cosas de tal manera que un puñado de nosotros hayamos podido tener que ver con la vida y obra del Dr. Wierwille.

Dr. Victor Paul Wierwille on Christology

The expressions “God the Father”, “God the Son” and “God the Holy Spirit” are almost cliché in their association with Christianity. The doctrine of a three-in-one God is so familiar that the vast majority of Christians believe it to be the keystone of Christian faith. The author of this explosive study was also reared to believe in the “trinity”. Yet, through his biblical research, he gradually came to see that Jesus Christ is not God- that he is the Son of God, but not “God the Son”. Without “God the Son” there is no trinity. What is Christianity without a trinity? It is placed back at the point when the first century apostles lived and dynamically taught those things which God revealed to them and which Jesus himself had shown them during his life.
The Bible clearly teaches that Christianity is monotheistic. God, the Father of our Lord Jesus Christ, is the one and only true God whom Jesus Christ and his followers are to worship as above, before and over all things. How can Christians hope to please God when they aren’t clear on who God is?

The author contends that separating the Father from the Son does not at all discredit the Son. Rather, trinitarian dogma placing the Son on God’s level degrades God from His elevated, unparalleled position; besides, it leaves man unredeemed.

This book looks at the historical evolution of the trinity, since trinitarianism simply was not apart of the doctrine of the first century apostles, nor in fact, a part of Church doctrine for the first four centuries. Then, Biblical study elucidates the beauty and significance of God’s relationship with His Son. Jesus Christ was not an extension of God, but one who was willing to be the sacrificial Passover lamb-the redeeming, second Adam.

jueves, 8 de enero de 2009

ISRAEL, DISPERSIÓN, HOLOCAUSTO Y REGRESO A SU TIERRA



Veamos dos profecías cruciales del propio Mesías Jesús sobre el destino de su pueblo Judío:

Lucas 21:24 “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”.

Lucas 13:34-35 “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! He aquí, vuestra casa os es dejada desierta; y os digo que no me veréis, hasta que llegue el tiempo en que digáis: Bendito el que viene en nombre del Señor”.

Estas profecías contra Israel comenzaron a cumplirse después del año 70, y después del sitio del general Tito que luego sucedería en el trono a Vespasiano su padre en el imperio romano. De ahí en adelante este pueblo fue disperso por todo el mundo hasta 1948 cuando volvieron a ser nación y los tiempos de los gentiles llegaran a su fin (esto tiene que ver con gobiernos y gobernantes que invadieron a Israel en los 1878 años que duró la dispersión y anduvieron errante por el mundo). Esto como castigo por lo ya arriba señalado.

Israel fue hollado por muchas naciones e imperios por 1878 años. Es bueno decir que siempre quedaron judíos en la tierra llamada ahora Palestina, nombre puesto por los romanos, porque ese nombre era el que llevaba la franja de Gaza y era el territorio de los Filisteos, los peores enemigos de los judíos en toda la historia, y de donde salió el gigante Goliat que David mató con una onda y luego le cortó el cuello con su propia espada. Los romanos lo hicieron para borrar el nombre de Israel de la faz de la tierra por la gran revuelta contra ellos desde el 67 hasta el 85 DC y la humillación de Masada de los zelotes y enojar así a los judíos, poniéndole a su tierra el nombre de Palestina, y así lo mantuvieron también los ingleses con el mismo propósito.

Luego a pesar de la dispersión judía en el 116 d.C. hubo numerosos levantamientos de comunidades judías mediterráneas contra el imperio romano en Alejandría, Cirene y Chipre y estos estallaron en Palestina dirigido por el héroe judío Bar-Kojba, mejor conocido como hijo de la estrella, quien fue aceptado como mesías por el rabí Aqiba, doctor talmúdico. Esta revuelta judía fue provocada por un decreto del emperador Adriano que prohibía la circuncisión en todo el imperio.

Israel fue hollada además de los romanos por los persas con el rey Cosroes ll en el 614, por los árabes en el 635 con Califa Omar al mando, por Egipto por los fatimistas y los califas del Cairo 929, 969, por los turco otomanos seleucida islámicos 1071-1076, por las primeras cruzadas 1099-1187, de nuevo los árabes con Saladino 1187, por los musulmanes en 1291, por los mongoles 1400, por los turcos al mando de Otomano Selim 1 desde 1517-1917, por Napoleón 1799 quien se apoderó de la ciudad Haifa, mas después de una batallas con los turcos en el monte Tabor se retiró de Palestina, y luego Egipto nuevamente comandado por Mohamed Alí 1832 -1840 en rebelión contra su señor, el sultán otomano. Esta rebelión trajo a Palestina la invasión de las potencias europeas: Inglaterra, Prusia, Austria, Francia y Rusia, las cuales obligaron al invasor a devolver a Turquía a Palestina, y finalmente los ingleses en 1917-1948.

HOLOCAUSTO DE LOS JUDÍOS:

El antisemitismo nacido en Egipto, seguido por todas las naciones donde los judíos habían conquistado las tierras que Dios le había dado, seguido por las predicaciones de los padres de la iglesia, y continuada por la iglesia católica y algunos grupos protestantes, hizo explosión en Europa especialmente en Rusia. Éste originó en los judíos un fuerte movimiento de regreso a la Palestina, a la tierra de Israel. El holocausto judío vivido en dos fases, primero el del año 70 por los romanos dejó un saldo de más de un millón de muertos según lo narra el historiador Flavio Josefo, y el de Adolfo Hitler en los cuarentas que asesinaba un promedio de 30 mil judíos diarios en los campos de concentración para alcanzar una escalofriante cifra de más de 6 millones de judíos muertos, pero no sin antes torturarlos y despojarlos de sus pertenencias. ¿Quien dijo nada, quien salió en defensa de los judíos? nadie! Esto fue en cumplimiento de la profecía de Ezequiel 37:1-3:

“La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes”.

EL REGRESO A SU TIERRA:

Desde 1885 se había fundado el movimiento “Amor a Sion” por el visionario del estado judío Teodoro Herzl. Para 1850 sólo había 12 mil judíos en toda Palestina. Para 1882 ya había unos 35 mil, y para la primera guerra mundial habían 85 mil.
Por un mandato británico o declaración Balfour firmado el 2 de noviembre de 1917, Inglaterra planteó a la ONU en 1947 la repartición de tierras en dos estados independientes. Al año siguiente ya habían en Palestina unos 350 mil judíos a los que le dieron un territorio de 20 mil kilómetros cuadrados y que se convirtió en estado el 15 de mayo de 1948 con David Ben Gurion como jefe del consejo. Para que se cumplieran así la profecía bíblica.

Ezequiel 37:11-14 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.

Estas fueron las palabras de Ben Gurion: “ya no le correremos a nadie, no esperaremos que nadie nos defienda, nos defenderemos solos, no permitiremos que nos aniquilen nunca más”.

Israel fue atacado pocas horas después de la declaración de estado por 50 millones de personas, representado por los ejércitos invasores de Egipto, Jordania, Siria, Líbano, Irak y Arabia Saudita. Todos contra 375 mil judíos para hacerlos ahogar en el mar, mas no pudieron vencer a Israel porque Dios estaba con ellos. En 1956 Israel tiene que invadir Egipto, y en el 1967 Israel es atacado por los mismos ejércitos antes mencionados, apoyados por los Rusos y en 6 días Israel lo derrotó. Egipto perdió a Gaza y el Sinaí. Siria perdió las alturas de Golán. Jordania perdió a Jerusalén y a Cisjordania y los rusos perdieron sus armamentos. En 1973 Egipto con Anuar el-Sadat ataca a Israel por el sur y Siria por el norte, y tres semanas después Israel les gana territorio y le piden un cese al fuego. Esta fue la guerra de Yom Kippur.

Desde esas palabras de Ben Gurión en 1948 Israel nunca ha sido vencido, no será vencido por nadie porque Dios está con ellos, así lo dice esta profecía bíblica de Ezequiel.

37:9,10 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.

Dios de un pueblo que lleno los sepulcros, que poco faltó para que los aniquilaran, los levantó para su gloria y nadie los pisoteará más. Ahora son potencia mundial, tanto militar como económicamente.
http://www.elevangeliodelreino.org/
http://www.yeshuahamashiaj.org/

LA SALVACIÓN VIENE DE LOS JUDÍOS Y ÉSTOS SON AMADOS POR DIOS POR CAUSA DE LOS PADRES


Rom. 11:28

Deuteronomio 28.25,26 nos cuenta del sufrimiento y esparcimiento futuro de los judíos, y Deuteronomio 30.1-6 añada a esta profecía, que había indicada que los judíos serían esparcidos entre todas las naciones, que llegaría el día en que serían juntados nuevamente en su tierra. Estas profecías fueron dadas siglos antes de su cumplimiento. Sin embargo Dios había dado profecías muy literales en cuanto a la herencia de la tierra de Palestina a Abraham y a los judíos. Levítico 26.31-33, escrito más o menos 1,400 años a.C. añade a esta profecía, y también lo hace Ezequiel 36.33-35 y Ezequiel 37. Lucas 21.23,24 reafirma estas profecías. También se predijo que Jerusalén sería hollado por los gentiles lo cual se cumplió en 70 d.C..

De estas y otras escrituras vamos a dar un breve resumen de lo que la Palabra de Dios dice del futuro de los judíos. (1) Esparcimiento mundial entre todas las naciones. (2) Terrible persecución y sufrimiento. (3) Otras naciones más fuertes alrededor de ellos serían destruidas, pero los judíos nunca perderían su identidad. Siempre sobreviviría un remanente. (4) Algún día regresarían a su propia tierra y restablecerían su nación.

Ahora considera estos hechos bien conocidos. Los judíos fueron rodeados por pueblos formidables y dados a la guerra, algunos de ellos más numerosos y más poderosos que los judíos. Los Hititas, Cananitas, Filisteos, Edomitas, etc. Estimado amigo, ¿cuándo era la última vez que se encontró con un hitita? ¿Un filisteo? Ellos pasaron de la escena hace siglos. ¡Pero los judíos permanecen en escena! Fueron perseguidos horriblemente, seis millones murieron en el horrendo holocausto de Hitler. Por 2,500 años no tuvieron independencia política, y por casi 2,000 años (desde la caída de Jerusalén en 70 d.C. hasta 194 no tuvieron territorio propio. Fueron esparcidos mundialmente, pero no fueron asimilados por los anglos, sajones, godos ni visigodos. Ni fueron exterminados como muchos otros. ¡Milagrosamente retienen su identidad hasta el día de hoy! En Hungría, hay judíos húngaros, y hay judíos americanos, judíos rusos, judíos ingleses, judíos polacos, etc. Ninguna otra nación jamás volvió a la vida después de haber sido tan perseguida y desalojada, pero ¡Dios predijo que los judíos volverían! ¡Lo hicieron! Es otra prueba que la Biblia es la Palabra de Dios.

Individuos como Increase Mather vieron esta verdad en la Biblia y predicaron que los judíos regresarían a Palestina y establecerían su propia nación nuevamente. ¡Él predicó en 1669!, como informa Hal Lindsey en The Late Great Planet Earth. Esto no es adaptar los hechos de un evento histórico a algunas generalidades indefinidas. ¡Es el cumplimiento preciso de la profecía que los creyentes en Dios han estado esperando desde hace siglos! ¡Repentinamente, ocurrió! Durante y después de la Segunda Guerra Mundial, los judíos empezaron a regresar a Palestina, huyendo de la persecución en Alemania, Europa y Rusia. (Anteriormente la población judía de Palestina había bajado a unas 10,000 personas). Se unieron con ellos judíos de alrededor del mundo, algunos desde la América. ¡Imagínalo! ¿Por qué? Este impulso de regresar al ‘terruño’, después de 2,000 años no era porque creyeron en la profecía bíblica. Sin embargo, el regreso de los judíos a Palestina era el cumplimiento exacto de lo que Dios había dicho que sucedería. Los británicos, responsables de Palestina en ese tiempo, sacaron sus buques de guerra, pero no sabían qué hacer con hombres, mujeres y niños desarmados y viajando en buques mercantes. Finalmente, dejaron a los judíos entrar. ¡Milagro de milagros, declararon que eran una nación el 14 de mayo, 1948! Con enormes poderes en su contra, fueron atacados a la semana por las fuerzas armadas de sus vecinos. Los enemigos tenían muchos más soldados, pero los judíos sobrevivieron y vencieron. Sobrevivieron otra vez cuando fueron atacados en 1967 y en los años ’70. Los árabes habían controlado a Jerusalén, pero ahora esa ciudad también está bajo el control de los judíos. (Véase Lucas 21.24.) ¡La Palabra de Dios siempre se cumple! Ahora sólo falta la bendición del reino milenario en Jerusalén con Jesucristo como Su Majestad.
http://www.yeshuahamashiaj.org/

¿ACEPTARÁN LOS JUDÍOS A JESÚS COMO EL MESÍAS PROMETIDO?




Para muchos les parece imposible, pero nada hay imposible para Dios, él es el todo Poderoso, y ciertamente está escrito que toda la nación de Israel se convertirán y reconocerán que Jesús de Nazaret es el Mesías de Israel. Ahora la pregunta ¿cuándo sucederá esto? Bueno, la verdad es que hoy día hay muchos judíos que ya están convertidos, por ejemplo en Israel hay unos 10.000 que pertenecen a la Iglesia Mesiánica, y el número sigue creciendo, pero esto no es lo que indica la Biblia como después veremos, pues la Biblia habla de una conversión masiva del pueblo Judío. Pero para entender esto debemos mirar antes que es lo que nos dice la Biblia que sucederá al pueblo Judío, para poder entender que motivos tendrán los judíos para de repente reconocer que Jesús es el Mesías.

Todos sabemos, ó mejor dicho los creyentes sabemos, que Israel no acepta a Jesús como el Mesías, y ellos siguen esperando a que venga. El problema radica en que ellos esperan a un Mesías triunfante, que les librará de sus enemigos, y ciertamente será así, pero antes han de sufrir todavía un poco, y lo decimos con tristeza, pues el pueblo judío ya ha sufrido demasiado, pero eso es lo que dice la escritura y lo veremos. Ahora bien, a pesar del sufrimiento que todavía les queda, lo cierto es que el Señor les ha hecho volver para nunca más ser echados de su tierra. También es cierto que las naciones que maltrataron al pueblo escogido serán juzgadas y castigadas por el Señor. Habrá varías guerras contra Israel, pero de todas ellas el Señor les librará y destruirá a los ejércitos que vayan contra ella. Para ver una de estas guerras puede leer Ezequiel 38 y 39. Después veremos otras.

LA CEGUERA DE ISRAEL

En Romanos 11:25, léelo por favor, Este versículo entre otros, marca un tiempo determinado para la total restauración de Israel y el reconocimiento del Mesías. Veamos con detalle este verso de romanos. Dice así: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles” Lo primero que nos indica es que es un misterio, se refiere a la incredulidad de Israel. Anteriormente explica de los motivos por el cual el pueblo Israel no conoció al Mesías Jesús de Nazaret. Ahora explica cuando se producirá ese reconocimiento, es decir dice con claridad en que tiempo les será quitada la venda de los ojos.

El tiempo cuando los judíos reconocerán al Mesías es este: “que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles” Es decir hay un número determinado de gentiles que deben ser salvos, y aún no lo han sido, cuando llegue ese tiempo los ojos espirituales les serán abiertos y entenderán. Pero esta revelación de parte de Dios al pueblo de Israel vendrá mezclado de un poco de sufrimiento. Sabemos que ese tiempo ya ha dado comienzo, ¿porque? Porque Miles de Judíos en Israel y en otras partes del Mundo están reconociendo a Jesús como el Mesías y cuando esto comienza significa que está a punto de acabar la época de los gentiles y comienza la época del pueblo judío, en el sentido de que ellos gobernarán con Jesús desde Jerusalén al igual que su Iglesia. Es importante para aquellos que piensan que Dios ha desechado a su pueblo que lean los capítulos 10 y 11 de Romanos, y podrán entender que Dios nunca desecho a su pueblo a pesar de la ceguera espiritual, Israel nunca dejó de ser el pueblo escogido por Dios y en este sentido el apóstol Pablo dice en Romanos 11:1 “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera” y en el mismo capítulo verso 29 dice: “Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” el apóstol dice esto en el sentido de que el llamamiento al pueblo judío es irrevocable.

¿QUÉ SUFRIMIENTO LES QUEDA POR PASAR TODAVÍA?
Antes de nada quiero decir, que aunque habrá sufrimiento, sin embargo la restauración será gloriosa como romanos lo indica y otros pasajes, es decir que aunque queda por sufrir un poco, pero la gloria que viene a través de Israel es tremenda.

El sufrimiento que viene es debido a su cabezonería, sí, porque ellos se empeñan en recibir un Mesías a su medida, y eso no puede ser, porque Dios marcó unas pautas en el Antiguo Testamento y ellos no supieron reconocerlo, por ello Jesús les reprochó en Mateo 23: 37-38 “Gente de Jerusalén, gente de Jerusalén! Ustedes matan a los *profetas y a los mensajeros que Dios les envía. Muchas veces quise protegerlos, como la gallina que cuida a sus pollitos debajo de sus alas, pero ustedes no me dejaron. 38 Su templo quedará abandonado. 39 Les aseguro que a partir de este momento no volverán a verme, hasta que digan: “Bendito sea el *Mesías que viene de parte de Dios”»

Realmente los Judíos aceptarán al Señor y de todas las tribus habrán salvos y entrarán en el reino milenario junto con los otros descendientes de Abraham por la fe (los gentiles conversos).

DEFENDIENDO LAS OPERACIONES MILITARES EN GAZA



Por Honestreporting.com

Una guía rápida para entender algunos de los temas más relevantes.
Esta semana los aviones de combate del ejército de Israel han bombardeado el cuartel general de Hamas en la Franja de Gaza. El objetivo de la operación es dar un golpe duro a la infraestructura terrorista de Hamas y anular su capacidad de lanzar misiles a los ciudadanos israelíes desde la Franja de Gaza, además de neutralizar otros diversos tipos de ataques terroristas como por ejemplo los secuestros de ciudadanos y soldados israelíes.

A medida que aumentan las víctimas fatales, la cobertura del conflicto en los medios de prensa determinará la habilidad de Israel para llevar a cabo la ofensiva militar y así completar la operación necesaria.

A continuación, una guía rápida para entender algunos de los temas más relevantes.
¿Por qué Israel bombardea Gaza si en esos bombardeos inevitablemente mueren civiles inocentes?

Israel nunca dirige sus ataques hacia blancos civiles. La muerte de civiles inocentes es lamentable bajo cualquier punto de vista y se hacen todos los esfuerzos para evitar estas víctimas. Este imperativo se contrapone a la necesidad que tiene el estado de Israel de defender a sus ciudadanos, que sufren incansables ataques desde la Franja de Gaza. Pero, mientras que los palestinos disparan misiles Kassam indiscriminadamente a blancos civiles israelíes, el ejército de Israel lanza ataques aislados apuntando específicamente a la infraestructura de Hamas. Antes de llevar a cabo un ataque militar, Israel pasa meses identificando los cuarteles militares y los campos de entrenamiento de las organizaciones terroristas. La Fuerza Aérea Israelí ha logrado bombardear exitosamente blancos militares “secretos” como por ejemplo, lanzadores de misiles subterráneos - esto demuestra que Israel se esfuerza por identificar los blancos militares, atacando solamente a Hamas y tratando de evitar a toda costa víctimas inocentes.

Israel no quiere generar una crisis humanitaria con sus ataques, Hamas es la causa del sufrimiento y de la agonía de toda la población palestina en Gaza.

Desafortunadamente, Hamas nunca ha demostrado un nivel de preocupación similar, tanto por civiles palestinos como por civiles israelíes. Por una parte, Hamas ha lanzado miles de misiles a Israel, hiriendo y matando a cientos de víctimas inocentes.

Por otra parte, en vez de buscar el bienestar de la población palestina (que está bajo su control en Gaza), Hamas sitúa a los civiles inocentes en áreas militares y los utiliza como escudos humanos, apelando a la reluctancia por parte del ejército israelí de causar víctimas fatales inocentes. Hamas coloca mujeres y niños inocentes en las azoteas de los edificios que albergan a las organizaciones terroristas para prevenir ataques aéreos; envían civiles al frente de batalla; se esconden en colegios y en mezquitas; disparan desde lugares llenos de gente; y envían a madres palestinas a asesinar niños israelíes a través de atentados terroristas.
Además, muchos de los túneles que Hamas utiliza para contrabandear armas, pasan por debajo de hogares civiles.

Esta cínica utilización de escudos humanos es ilegal en base a la ley internacional y es la causa de muchas e innecesarias víctimas inocentes palestinas. Por lo tanto, Hamas es responsable por las muertes inocentes, no Israel.

¿La operación militar israelí viola la tregua pactada con Hamas?

Hamas es responsable por esta situación, ellos violaron la calma disparando misiles, atacando a civiles israelíes e invirtiendo todos sus recursos para adquirir armamento y poder.

El rompimiento de la tregua con Egipto fue ocasionado por Hamas, no sólo para emplear el terror en contra de los ciudadanos israelíes, sino que también para adquirir armamento militar y así aumentar su capacidad terrorista expandiendo su rango de amenaza. Los militantes de Hamas se escabullen y se entrenan en Irán y Siria.

Hamas dispara misiles caseros inofensivos, en cambio Israel responde con aviones sofisticados y misiles de alta precisión. ¿No es acaso un uso excesivo de la fuerza?

Los palestinos han cultivado una imagen de victimas para ganar la simpatía del mundo y para condenar los ataques de Israel. En realidad, los “primitivos” misiles Kassam han matado y herido a cientos de civiles israelíes. Además, las cifras serían mucho mayores si Israel no hubiera adoptado medidas de seguridad como por ejemplo ‘alarmas de amenaza de ataque’ que permiten que los israelíes se escondan en refugios anti-bomba antes de que caigan los misiles. Hamas ha disparado también “primitivos” misiles Katyusha tipo Grad de medio alcance, poniendo a más de 250.000 civiles bajo amenaza de ataque.

Dado el poder militar palestino y su intención de utilizarlo, es claro que culpar a Israel de “uso excesivo de la fuerza” es simplemente un ejemplo más de la estrategia palestina de victimización. Los grupos terroristas disparan indiscriminadamente a víctimas inocentes y después se quejan del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza cuando Israel responde. Pero de acuerdo a las leyes internacionales de guerra, Israel puede responder con la fuerza necesaria para erradicar el conflicto.

También es importante examinar la intención detrás de los ataques. Los terroristas palestinos hacen cualquier cosa para herir y matar a la mayor cantidad de civiles israelíes posible; Israel en cambio, utiliza su avanzada tecnología militar para proteger en la medida de lo posible a las víctimas inocentes.

¿Acaso Hamas no tiene derecho de defender su territorio de la ocupación israelí?

Israel se retiró completamente de la Franja de Gaza en el año 2005, evacuando a miles de ciudadanos israelíes que perdieron sus casas y sus trabajos para respetar así los limites reconocidos internacionalmente en esa zona. Los palestinos no tienen ningún reclamo territorial en contra de Israel con respecto a la Franja de Gaza. Pero en lugar de trabajar para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, Hamas se ha concentrado en adquirir armamento militar y en mejorar la precisión de sus ataques con misiles Kassam. Por lo tanto, los ataques palestinos no son sino una agresión injustificada hacia Israel sin ninguna base moral.

Los palestinos han disparado más de 6.000 misiles y morteros en contra de Israel desde la evacuación de la Franja de Gaza - todos ellos gratuitamente, sin ningún tipo de provocación. Los ataques continuaron incluso durante los seis meses de “calma” que fueron pactados y que terminaron el viernes recién pasado. Desde ese día, Hamas ha aumentado sus ataques substancialmente, disparando más de 170 misiles en 8 días, un promedio de más de 20 misiles diariamente.

Ningún país del mundo permitiría este tipo de ataques en contra de sus ciudadanos. Como dijo el presidente electo Barack Obama durante su visita a la afectada ciudad de Sderot hace cinco meses, “Si alguien estuviera disparando misiles a mi familia, yo haría todo lo posible para detenerlos, y no me sorprende en absoluto que Israel haga lo mismo”.

¿Acaso Hamas no es el gobierno democráticamente elegido en Gaza? ¿Por qué Israel intenta derrocarlo?
Hamas se promociona a si mismo como el poder político legítimo en Gaza. En realidad, Hamas es una organización terrorista que se rehúsa a detener la violencia y a reconocer el derecho de existir del estado de Israel. Hamas está registrado como una organización terrorista en los

Estados Unidos y también en la Comunidad Europea.

Hamas llegó al poder en Gaza a través de una violenta rebelión en contra del gobierno de la Autoridad Palestina. La comunidad internacional continúa reconociendo a la AP, bajo el liderazgo de Mahmoud Abbas, como el legítimo gobierno palestino en los territorios autónomos. Mientras que Israel combate el terror, al mismo tiempo, mantiene deliberada y abiertamente un proceso político con el gobernador palestino Abbas. Hamas se opone a estas negociaciones y a cualquier acuerdo con el gobierno israelí, y constituye un elemento de inestabilidad en la región.

Hamas continuamente se rehúsa a reconocer al estado de Israel y continúa lanzando ataques. Como Hamas se rehúsa a vivir en paz con Israel, entonces, el gobierno israelí no tiene otra opción que buscar un reemplazo para Hamas.

Mensajes del Ministerio de Relaciones Exteriores por Herb Keinon / Jerusalem Post.

MENSAJE DE APOLOGISTA PARA ESTE MES DE ENERO DEL 2009



Estimados correligionarios y detractores que visitan mi blog regularmente:

Quiero desearles a todos ustedes un feliz año 2009 y que frente a la presente dura crisis mundial el Señor les provea de trabajo y salud para afrontar los meses difíciles que se avecinan.

Sin duda alguna estamos viviendo tiempos tristemente emocionantes, pues vemos que las profecías del Antiguo Testamento y las de nuestro Señor Jesucristo se están cumpliendo a pasos agigantados. Todos los eventos catastróficos que estamos contemplando con nuestros propios ojos no nos dejan dudas de que el Señor Jesucristo vendrá muy pronto a este mundo para restaurar todas las cosas a través de su reinado milenario mundial desde Jerusalén. Como los dolores de parto de la mujer encinta que van en aumento, y que anuncian la pronta “aparición” del hijo esperado, así los dolores de parto de nuestro mundo que van agudizándose día a día nos anuncian la pronta venida del Hijo esperado, el Señor Jesucristo.

Los estudiantes de las profecías bíblicas están replanteando sus antiguas creencias con respecto al anticristo y están dirigiendo su atención hacia otra dirección en vista de que Europa ya no representa mayor peligro para nuestro mundo. Sí, más y más estudiantes de la profecía están dirigiendo su atención hacia el Medio Oriente, y están esperando, ya no a un anticristo europeo, sino uno oriundo del Medio oriente, probablemente de la región Mesopotámica, y puntualmente, de Irak. Todo apunta al hecho de que los “diez dedos” de Daniel y los “diez cuernos” de Apocalipsis y Daniel que se levantarán en los días finales contra el pueblo santo, no saldrán de la Unión Europea— que por otro lado está conformada por veinte naciones y no diez— sino del Oriente Medio, como bien se puede comprobar leyendo el Salmo 83. Los estudiantes de la profecía pasaron por alto por mucho tiempo este Salmo que nos presenta precisamente diez reinos del Oriente Medio que se unirán para intentar aniquilar a Israel.

Este blog es un sitio que orienta al lector neófito de las Santas Escrituras y le brinda una visión panorámica y un nuevo entendimiento de los eventos mundiales a la luz de la palabra profética, pues nosotros seguimos fielmente el consejo de Pedro que dice: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 Pedro 1:19).

Nosotros creemos sinceramente que sin las profecías de las Escrituras la humanidad entera estaría en tinieblas, y la misma iglesia del Señor carecería de brújula y de horizonte en su derrotero piadoso. Las Escrituras nos dicen que sin profecía el pueblo se desbanda, se pierde, o se desorienta, por eso se hace cada vez más imperioso estar atentos a ella. (Prov. 29:18).

Viendo los cristianos fieles todos estos preocupantes eventos mundiales, no deberían ellos porqué sentirse atemorizados y desconsolados como aquellos individuos que no tienen esperanza, ya que es harto conocido por todos los cristianos bíblicos que todos estos sucesos anuncian la pronta venida de su rey y Señor, el cual transformará sus cuerpos mortales en inmortales para así poder heredar como ”reyes y sacerdotes” el reino de su Majestad, el Señor Jesucristo. Ellos recuerdan siempre las palabras del Señor Jesucristo, quien dijo: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lucas 21:28).

Así que amigos, manténganse atentos a este blog para que puedan entender aún más el significado de los eventos que están tomando lugar hoy en el mundo entero, y en especial, en el Oriente Medio, que es la región donde las profecías bíblicas se enfocan principalmente.

Su Servidor,

Apologista

¡UNO, Y NADA MÁS!




Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

«Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra» (Sal.83:18).
«…En las palabras de un clérigo británico, él mismo siendo Trinitario, dice: “la razón es insultada y la fe se queda medio estupefacta frente a la Trinidad”».

«Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él;y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios» (Mr.12:28-33).

En un principio, el pueblo judío fue enseñado en una doctrina monoteísta.

«Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto» (Is.45:5-7).

En los Evangelios, Cristo jamás discutió que fuera parte de un Dios compuesto por tres personas distintas, co iguales en tres sí, sin faltar mencionar, eternas. La pregunta esmaltada de fina ironía y formulada por aquel escriba conocedor del Dios presentado y develado en el Antiguo Testamento, es contestaba con simple obviedad que el escriba no se sorprende de la respuesta dada por el Hijo de Dios, al decir que: «El Señor es nuestro Dios, el Señor uno es». Esto no genera conflicto, al contrario, se aprecia el claro apruebo cuando el escriba exclama: «Bien, maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él…». Si Cristo hubiese dicho ser parte de una Deidad trinitaria, estamos seguros que el escriba sin tardanza refutaría correctamente la presunción del Mesías de hacerse igual a Dios. Cristo nunca alegó ni insinuó tampoco ser una persona distinta pero inherente a la Deidad. Esta absurda cohesión, únicamente la conciben las mentes confundidas por la ignorancia bíblica y por el error doctrinal que agitan aguas sucias y turbulentas para ahogar la razón, dejándola puspa, macilenta y desnutrida.

Antes que se cristalizaran en los sucios rincones de las mentes oscuras y profanas los desquiciados credos de Nicea y de Atanasio que trasudan con descaro inmovible la perversidad trinitaria, para nadie era extraño saber en un inicio de la fundación de la Iglesia cristiana que el Dios de Abraham, de Moisés, de Isaac y Jacob, de reyes y profetas del pueblo de Israel siempre fue Uno. No hay indicios de un conocimiento previo por parte de los primeros cristianos de un Dios compuesto por tres personas co-sustanciales, raramente jerarquizadas; aunque en el año 215 de la presente era Jerónimo utilizo la palabra “Trinidad”, no fue sino hasta en el Concilio de Nicea en el año 325 que se estableció oficialmente como Símbolo Niceno de la fe cristiana.

El credo niceno exhala la trinidad, contrariamente de lo que piensa el Sr. Tito Martínez, que por ser henoteísta, declara que Cristo es “dios”, uno menor que el Padre, uno que es “segundo”, ignorando al Espíritu Santo. El credo niceno auspicia el pseudo misterio abigarrado trinitario, proclamando que el Espíritu Santo es una “tercera persona” co-igual al Padre y al Hijo:
«Y creo en el Espíritu Santo, Señor y Dador de vida, procedente del Padre y del Hijo, el cual con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado…».

¿Queda claro el asunto Sr. Tito Martínez?

El credo niceno y de Atanasio disturban el concepto veraz de la unipersonalidad de Dios, de acuerdo al Antiguo Testamento. Para nadie era extraño saber que el Dios de Abraham, de Moisés, de Isaac y Jacob, de reyes y profetas del pueblo de Israel siempre fue Uno. No hay indicios de un conocimiento previo por parte de los primeros cristianos de un Dios compuesto por tres personas co-sustanciales entre ellas, aunque es merecido comentar por su importancia cronológica que el término «trinitas», que es el latín de «trinidad», fue utilizado por vez primera por teólogo latino Tertuliano en el siglo II, pero no fue hasta en el Concilio de Nicea en el año 325 que se estableció oficialmente como Símbolo Niceno de la fe cristiana.

«Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios» (Is.44:6).

« No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno» (Is. 44:8).
Teniéndose en mente la singularidad en la que habla Jehová, el Padre: «…y fuera de mí no hay Dios», «No hay Dios sino yo», es sensato admitir que dos personas más de una supuesta trinidad no cabrían en la lógica de estas declaraciones hechas por el mismo Dios del cielo: saldrían sobrando, sin la menor duda.

En Nuevo Testamento apreciamos la misma línea veterotestamentaria acerca de la unipersonalidad de Dios:

«…para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él» (1 Co.1:8:6).
Es tan transparente la distinción que Pablo realiza en este texto entre el Padre, que es Dios, y Jesucristo, que es el Hijo de Dios, el Hijo del Hombre (O es Hijo de Dios, o es Dios, sencillo y punto). Éste último, Cristo, no está involucrado en la naturaleza propia de la Deidad y que le compete al Padre precisamente. Es racional y evidente por lo que Pablo escribe, que sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas. Con esto se resuelve que él, con exclusividad, es el creador de ellas en general. No hay nada que indique la participación de otros agentes deíficos para tal efecto. ¿No lo muestra de ese modo el versículo a tratar? Por lo tanto, es imposible que el Hijo sea «Dios» también. Se exime incuestionablemente esta probabilidad.

«Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos» (Mt.23:9).

En este texto tan leído por tantos trinitarios, pero cuyo contendido real ha sido velado, en mucho, por el mismo diablo (2 Co. 4:4), el Señor declara que a nadie en esta tierra o mundo deberá llamársele Padre, y se entiende, con relación a la divinidad de Dios. Vimos en 1 Co.8:6 que Pablo afirma que sólo el Padre es Dios. Aquí se echa por tierra la mentira de que Cristo sea llamado en la tierra «Padre» o «Dios», en el sentido de la Deidad, como es costumbre que lo hagan los católicos y protestantes trinitarios que han sido amamantados con infecto calostro de dogmatismos extravagantes por la antigua madre fornicaria que surgió al mezclare el cristianismo con el paganismo religioso en los primeros siglos de nuestra era, y me refiero, a la apóstata Iglesia católica romanista. Si alguien piensa que nuestra posición es incorrecta, de manera automática haría de Cristo y de Pablo unos perfectos mentirosos, de primera clase y de calibre cósmico.

Se habrá de considerar con mucha seriedad que la palabra «dios» («Elohim», heb.) no siempre se relaciona con la Deidad, con el Dios Todopoderoso, Omnipresente y Omnisciente. Este término se ha utilizado en aquellos hombres mortales y fallidos cuando han representado al «Eterno Divino» en la tierra (Léase por favor: Ex.7:1; Sal. 82:1, 6-7).

Un autor cristiano unitario comenta al respecto con atinada y absoluta verdad. Esto, que me parece tan convincente, lo hemos plasmado en comentarios y escritos ya en otras ocasiones para que se logre entender... Es nuestro más vivo y ferviente deseo:

«…Dentro de las páginas del Evangelio de San Juan Jesús nunca se refirió a sí mismo como Dios. El hecho es que el Nuevo Testamento aplica la palabra «Dios» en su forma Griega «ho theos» a Dios, el Padre solamente unas 1350 veces. Las palabras «ho theos» (el único Dios), usadas absolutamente, no son aplicadas con certeza en ninguna parte a Jesús. La palabra que Tomás usó para describir en Juan 20:28 fue en efecto «theos». Pero Jesús mismo había reconocido que el Antiguo Testamento llama a los jueces «dioses», cuando él se refirió en Juan 10:34 al Salmo 82:6: «…Yo dije, dioses sois?» «Theos» (aquí en el plural «tehoi») aparece en la Septuaginta Griega del Nuevo Testamento como un título de los hombres que representan al único Dios verdadero».

Al igual que Moisés y los Jueces, Cristo también cae en la misma lista, aunque superior a todos por su especial propósito (véase Heb. 3:3), de dichos representantes:

«Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz» (Is.9:6).

Por otro lado, se ha tratado de justificar con grande error, a través del siguiente texto espurio que fue introducido con forzada deliberación en la primera carta juanina, la existencia de un Dios trino:

«Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno» (1 Jn.5:7).

Para los que no lo saben, en este punto la Vulgata Latina da las palabras en el Textus Receptus, que no aparece en ningún Ms. excepto en dos cursivos tardíos (el 162 en la Biblioteca Vaticana, del siglo quince, y el 34 del siglo dieciséis en el Trinity Collage de Dublín). Jerónimo lo tenía. Cipriano aplicó el lenguaje de la trinidad, y prisciliano lo tiene, es evidente su inconstancia. De importancia suma, es vital comentar, que Erasmo no lo incluyó en la primera edición, pero se ofreció precipitadamente a insertarlo si un solo Ms. griego lo tuviera. Se le presentó el Número. 34, como si hecho bajo pedido. La edición espuria es: «en töi ouranöi ho patër, ho logos kai to hagion pneuma kai houtoi hoy treis hen eisin kai treis eisin hoy marturountes en tëi gëi» (en el cielo, el padre, el Verbo, y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y hay tres que dan testimonio en la tierra). Algún escriba latino se asió a la exégesis de Cipriano, y lo escribiría en el margen de su texto, y así se introdujo en la Vulgata latina, y finalmente en el Textus Receptus al plegarse Erasmo de las presiones sobre él ejercida (Comentario al Texto Griego del Nuevo testamento, de A.T., de Robertson, página 625).

En ningún lado de las Santas Escrituras se evidencia el más mínimo esbozo de la doctrina trinitaria, no encontramos ni tan siquiera una leve insinuación de ésta. Las malas apreciaciones exegéticas y sintácticas de la Biblia han puesto en el pedestal de la herejía y de la condenación a los que acariciado con ternura su maldad. ¿Cómo pude llamarse un cristiano verdadero a quien ha amado la magna mentira de la trinidad? Hemos visto, que el Shemá judío presenta con harta y diáfana clareza al Dios unipersonal, al verdadero único, sin jamás provocar en el pensar la abstrusa conceptualización de un Dios a manera de «Hidra griega de tres cabezas».

El credo de Atanasio, o símbolo Quicumque, que a pesar de no haber sido estructurado por algún concilio ecuménico, pero que armoniza con fidelidad asombrosa con el nicenico, alcanzó ancha autoridad que entró en el uso litúrgico, para tenerse como “verdadera definición de fe”. Esta es una parte de él:

«…Hay, consiguientemente, un solo Padre, no tres padres; un solo Hijo, no tres hijos; un solo Espíritu Santo, no tres espíritus santos; y en esta Trinidad, nada es antes ni después, nada mayor o menor, sino que las tres personas son entre sí coeternas y coiguales, de suerte que, como antes se ha dicho, en todo hay que venerar lo mismo la unidad de la Trinidad que la Trinidad en la unidad. El que quiera, pues, salvarse, así ha sentir de la Trinidad».

El credo de Atanasio, así como el nicenico, son seguramente incompatibles por sus contenidos con el del Shemá judío, que presenta al Dios único y eterno sin tener problemas de extraños “aderezos” místico-paganos como los que sí poseen los nombrados credos que han confundido en todos los tiempos a las gentes escasas en las Sagradas Escrituras. El rechazo que nació de los judíos para con Cristo, no fue porque estos creyeron que era Dios, viéndolo dentro de una perspectiva célica y divina, como una parte de la Deidad, como piensan muchos todavía por fatal desgracia, sino que jamás asumieron que fuera un enviado de Dios, el Mesías prometido que libraría a la nación de Israel del yugo del gobierno romano y que instalaría de inmediato el reino teocrático para regirlo con vara de hierro y con justicia (Sal. 2; Ap. 2:27). Rechazaron toda idea de que Cristo, como el intachable hombre que miraban (Jn.8:46), fuera un representante en el mundo del Perfecto Invisible (Jn.10:33), mas ahora, es, el supremo agente humano glorificado, el mediador entre Dios y los hombres terrenales (1 Tim.2:5), del que nosotros «somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos» (Ef.5:30).

Para concluir el escrito, lo dejo hermano y amigo mío que nos visita con las palabras uno de los más grandes eruditos de la teología unitaria del siglo veinte y veintiuno, Sir Anthony Buzzard:
«Cuando se cambia el verdadero fundamento de una religión, se requiere una explicación para ello. Semejante drástica revolución teológica no pasa inadvertida; nótese los volúmenes escritos y a las a veces a las sangrientas controversias disputadas por los defensores de la Trinidad contra las protestas de los estrictos unitarios. Hubiera sido razonable y aceptable una revelación divina para introducir la creencia en un Dios tri-personal. Pero donde ambas: la revelación está carente y la razón violada, existe poca base para aceptar una semejante idea extraordinaria como la Trinidad».
Amén.

miércoles, 7 de enero de 2009

¿ESTÁ USTED APTO PARA EL REINO DE DIOS?



Por Ing° Mario A Olcese (Apologista)


El peligro de Mirar en la dirección contraria

He aquí una historia bíblica que deseo compartir con ustedes de dos hombres que querían seguir a Jesús. Es como sigue: “Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios” (Lucas 9:61,62). En este breve relato del encuentro de Jesús con dos hombres que estaban dispuestos a seguirlo, Jesús les dice que los que quieren poner primero los intereses familiares antes que la proclama del reino, no son aptos para dicho reino. En general, lo más grande que tiene el hombre es su familia, y acá vemos a Jesús exhortando a dos potenciales seguidores a que ignoren a sus familias para seguirlo a él. Esto me pareció muy extraño en un principio, y lo debo confesar. Sin embargo, creo que aquí hay una enseñanza que nos dice que el amor por Cristo y su reino deben ser más fuertes que el amor que uno siente por sus seres queridos. Y también el reino de Dios es lo primero y lo más importante que incluso la misma familia. Recordemos que en una ocasión Jesús dijo: “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” (Mateo 10:37).

Entonces Jesús está enseñando que el amor por él y su evangelio del reino debe superar al amor que uno tiene por sus seres queridos, e incluso por el que uno tiene por su propia persona. Así que estos dos hombres de la historia evangélica aún estaban mirando hacia atrás, hacia su familia, y no se estaban enfocando hacia la meta suprema. Pablo con claridad pudo Decir: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:13,14). Y además él dijo que quienes no se enfocaban en el “supremo llamamiento” era porque todavía estaban pensando sólo en las cosas mundanas o terrenales (verso 19: “…sólo piensan en lo terrenal”). Pero nuevamente la enseñanza acá de Jesús no es que abandonemos a nuestras familias por completo, porque aquel que no provee para su propia casa ha renegado a la fe y está caminando hacia su perdición (1 Timoteo 5:8: “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”). Tenemos que entender que la enseñanza de Cristo es espiritual. La idea es que uno no debe estar poniendo primero sus intereses personales y los de su familia y relegando los intereses del Reino en un segundo plano. Entonces si ponemos primero a Cristo y su reino de justicia, todo lo demás vendrá por añadidura.

El Ejemplo de Lot y Su Familia

El fiel Lot fue advertido a tiempo por los ángeles de Yahweh para escapar a tiempo con su familia de las ciudades pecaminosas de Sodoma y Gomorra porque Dios las iba a destruir totalmente . He aquí la historia:

“Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar; porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo. Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba. Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. Pero Lot les dijo: No, yo os ruego, señores míos. He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera. He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; dejadme escapar ahora allá (¿no es ella pequeña?), y salvaré mi vida. Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado. Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Por eso fue llamado el nombre de la ciudad, Zoar. El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó a Zoar. Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal. Aquí hay otra enseñanza profunda y espiritual en esta historia que nos dice que siempre debemos mirar hacia adelante y no volver la vista hacia atrás, hacia nuestro pasado, hacia nuestras posesiones y hacia nuestros amigos y familiares que quedaron atrás. Es semejante a lo que leímos en Lucas 9:62.

De modo que se nos manda a no retroceder, a no bajar la velocidad, a no ser indolentes y conformistas, a no estar mirando nuestro pasado y lo bien que lo pasábamos con nuestros familiares y amigos en nuestras mansiones y en nuestros clubes elegantes. Aquí, en la historia de Lot y su familia, la esposa se rezagó por mirar su pasado, lo que estaba dejando atrás, como su casa, sus amistades, sus comodidades, temiendo seguramente deambular por un lugar incierto y desértico para después comenzar todo nuevamente. Pero esa imprudente decisión de mirar hacia atrás, por su apego a su pasado, le costó su vida. Esta es una realidad que se repite en nuestros propios días, cuando constatamos que muchas mujeres (como ocurrió con la esposa de Lot) aún se resisten a dejarlo todo para obedecer la voz del Señor. Ciertamente ellas, más que los varones, son seducidas por la vanidad de la vida y por los deseos de los ojos. Y todo esto es un impedimento para que ellas puedan alcanzar su salvación y las de sus esposos e hijos. No digo que esto no ocurre con los varones, pero lo cierto es que las damas están mayormente bombardeadas por tanta propaganda materialista, que difícilmente pueden sacudirse de la avaricia y el consumismo que generan estos anuncios. Por eso es que difícilmente podrán los ricos entrar en el reino de Dios. Estos individuos están enredados en los negocios de esta vida porque desean mantener, e incluso mejorar, su estatus de vida cómodo y con excesos. Aparentemente parece inocuo este anhelo, ¡pero está lejos de serlo! (Lucas 8:14: “…son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto”).

http://www.yeshuahamashiaj.org/
http://www.elevangeliodelreino.org/

¿ESTÁ LA FRASE “VENGA TU REINO” EN SUS PRECES?



¿ESTÁ LA FRASE “VENGA TU REINO” EN SUS PRECES?
Archivado en: 1 — apologista @ 6:57 pm EditarTags: , ,
Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)
Por casi dos milenios los cristianos han repetido la oración del “Padre Nuestro”, la cual fue enseñada por Jesucristo mismo a sus discípulos. Una de sus partes dice: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” (Mateo 6:10). Tal vez usted mismo ha coreado esta oración muchísimas veces, ¿pero se ha detenido a pensar por un instante qué significa eso que Jesús llamó: ‘el reino’? Además, ¿qué está pidiendo usted cuando ora: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad…así también en la tierra”? Es hora de que usted despierte de su indiferencia espiritual y medite en este asunto con la mayor seriedad posible. Orar sin saber o sin comprender lo que se está pidiendo es la mayor disparate que un ser humano pensante e inteligente pueda cometer. Millones de cristianos están orando que venga el reino de Dios a la tierra a fin de que se haga la voluntad del Creador en el mundo así como se hace en el cielo. No obstante, estos orantes no saben de qué se trata eso que Jesús llama “tu reino”. Esto es increíble, sorprendente, e Inaudito.

Ahora bien, Jesús les dijo a sus discípulos que debían buscar y pedir por la venida del reino de Dios a la tierra sin primero haberles dado una explicación o una definición detallada de lo que éste era. Pero esto no es sorprendente en absoluto, pues sus oyentes ya sabían lo que era ese reino de Dios por las Escrituras Hebreas, es decir, por el llamado Antiguo Testamento.

El Reino y los Judíos

Pero antes de continuar con este estudio bíblico quiero manifestar que los más grandes teólogos católicos y protestantes están de acuerdo de que el tema central de todo el mensaje de Cristo es el Reino de Dios. Usted encontrará el reino de Dios en los libros de los Profetas, en los Salmos, y en los libros históricos como Samuel, Reyes, y Crónicas. De modo que los Judíos estaban muy bien familiarizados con la frase “el reino de Yahweh (Elohim)” (1 Crónicas 28:5). Por eso es que usted nunca encontrará en el Nuevo Testamento una explicación detallada o poco detallada del reino de Dios, pues no era necesario que Jesús lo definiera, o cualquiera de sus discípulos. Y Jamás leerá en la Biblia de alguien que preguntara a Jesús sobre la naturaleza del reino de Dios, es decir, si éste sería real o imaginario; espiritual o literal; terrenal o celestial; temporal o eterno; presente o futuro; etc. Los Judíos ya tenían bien definida la naturaleza de aquel reino mesiánico esperado desde hace muchos siglos antes, que Jesús no se molestó en definir dicha naturaleza nuevamente a sus paisanos. De modo que si usted quiere saber qué es eso que la Biblia llama “El Reino de Dios”, tiene que averiguarlo en la misma Biblia, comenzando con el Antiguo Testamento. No obstante, este estudio le ofrecerá un resumen de lo que es el Reino de Dios y usted lo podrá complementar con sus lecturas personales de la Biblia.

Pues bien, algunos alegarán que Jesús dio una explicación muy particular de la naturaleza del reino de Dios en sus famosas “Parábolas del Reino”. También es cierto que Jesús habló “secretamente” o “misteriosamente” a sus detractores en sus Parábolas del Reino, pero no fue así para con sus fieles discípulos (Mateo 13:10-17). ¿Pero fueron sus parábolas una nueva forma de entender el reino de Dios? ¿Cambiaron las parábolas de Jesús la esencia misma del reino tradicional judío? ¡De ninguna manera! Pues Cristo vino “a confirmar (no cambiar) las promesas hechas a los padres” (Romanos 15:8).

Las Parábolas del Reino, en el Evangelio de Lucas (capítulos 13-19), presentan las condiciones éticas y espirituales exigidas por Dios para ingresar o participar de ese reino esperado por los Judíos. Los judíos pensaban que por la ley ellos podían ganar la aprobación de Dios. Creían que haciendo el bien a la luz de los Diez Mandamientos serían salvos y entrarían en el reino. Pero Jesús enseña muy claramente en sus parábolas que el reino de Dios exige arrepentimiento, como ocurre en la parábola del hijo pródigo. Jesús enseñó también que se requiere un “nuevo nacimiento” a través del agua y del Espíritu para ver y entrar en él (Juan 3:3,5). Aquí se incluye el bautismo para el perdón de los pecados, y el recibimiento del Espíritu Santo. Para otros este “nuevo nacimiento” significa el “renacimiento en la resurrección” para obtener el cuerpo inmortal y glorioso con el cual entraremos al reino (1 Corintios 15:50). En la Parábola de la Gran Cena Jesús enseña que su reino estará conformado por los pobres de la tierra. En cambio, los ricos petulantes quedarán excluidos. En fin, Jesús estuvo enseñando permanentemente sobre su reino y poniendo las condiciones para participar de él activamente.

¿Qué es el Reino de Dios?

En primer término, debemos decir que el reino de Dios es un asunto que tiene que ver con la voluntad de Dios para con esta tierra. ¿Recuerda la oración del Padre Nuestro? Dice entre otras cosas:”Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” Notemos que Dios quiere que se haga Su voluntad en la tierra como se hace en el cielo. Es decir, en el cielo se está haciendo la voluntad de Dios, ¡Pero no en la tierra! Por eso tenemos que seguir pidiendo que se haga la voluntad de Dios en la tierra a través de ese algo llamado: “REINO DE DIOS”. El Reino de Dios en la tierra significará que la voluntad de Dios finalmente se estará haciendo en nuestro mundo. ¡Piénselo seriamente!

¿Podría alguien decir que este mundo caótico y malvado refleja el carácter y la voluntad de Dios? ¿Son las guerras, las pestes, las hambres, los odios, las desigualdades, la contaminación ambiental, el desempleo, los hogares destruidos, los gobiernos corruptos, las violencias, los crímenes, y cosas como éstas, Su Voluntad para nuestro mundo? No, ciertamente. Hoy no se está haciendo la voluntad de Dios en la tierra como se hace en el cielo. Dios es un Dios de paz y no de confusión (1 Corintios 14:33). Hoy no hay paz en la tierra sino confusión total, y así no es Dios. Dios es un Dios que ama la paz, la justicia, la rectitud, la ley y el orden.

Habiendo comprendido que aún no se está haciendo la voluntad de Dios en la tierra, podemos concluir que todavía no ha venido el reino de Dios a la tierra. Cuando por fin venga el Reino de Dios, se hará completamente lo que Dios dice y quiere para la sociedad humana. Los hombres tendrán que vivir de acuerdo a la voluntad de Dios, de lo contrario no podrán sobrevivir en su reino, y quedarán excluidos eternamente y… ¡Serán aniquilados para siempre! (Zacarías 14:17)(Salmos 37:9-11,20,22,34,38).

Hoy en día los hombres están destruyendo la creación de Dios: la tierra, los mares, los lagos, los alimentos, la atmósfera, la fauna silvestre, la flora, etc. Hoy existe la “lluvia ácida”, “el efecto invernadero”, los polos se derriten, se presentan graves inundaciones, tornados, huracanes, terremotos, sequías, plagas, enfermedades, etc. Todo esto por culpa del mismo hombre y de su “ciencia”. En Apocalipsis 11:18 hay una seria advertencia de parte del Altísimo, porque le estamos provocando y ofendiendo con nuestros actos malvados. Dice el mencionado pasaje apocalíptico: “…y tu ira ha venido…y de destruir a los que destruyen la tierra.”

El reino de Dios pondrá fin a los destructores de la tierra, a todos aquellos que no han amado a Dios y Su creación. Los reinos (gobiernos) de este mundo darán paso al reino de Dios. Este Reino fue también previsto por el profeta Daniel en los capítulos 2 y 7. Allí el profeta ve que el reino de Dios desplaza y hasta destruye todos los gobiernos de la tierra, y él se vuelve único y poderoso sobre toda la tierra. El profeta vislumbra un reino o gobierno que ejerce su poder mundialmente (Daniel 2:44). ¡Habrá solo un gobierno y también un solo gobernante mundial! ¿Se imagina usted un mundo con un solo gobierno y un solo gobernante mundial? ¡Terminarían las rivalidades y discordias entres los pueblos! Hoy estamos divididos por fronteras, idiomas, religiones, sistemas políticos, sociales y económicos totalmente diferentes unos de otros. En el reino de Dios todo ello desaparecerá y habrá, por fin, una religión, un Dios, un idioma, un soberano o gobernante, un solo sistema de gobierno, y todo ello se traducirá en una paz con justicia verdadera en la tierra. Los ejércitos habrán desaparecido por completo, y los armamentos bélicos (Isaías 2:1-4;9:6,7).

Así como los reinos de Inglaterra, Francia, España, Italia, Portugal, etc, ejercieron, y algunos aún ejercen su poder en sus ciudadanos, así también el reino de Dios ejercerá su poder mundial y teocrático cuando Cristo regrese por segunda vez a la tierra como rey. (Mateo 25:31,34). Parece increíble, pero usted podrá leerlo en una Biblia Católica y Protestante por igual. Y si usted es Católico, entonces tiene que leerlo en su Biblia…¡y creerlo! Esto no es un asunto de “las sectas” sino de Dios.

El Patriarca Abraham y el Reino

¿Por qué mencionar a un antiguo patriarca en el tema del reino? Muy simple, pues Abraham recibió una promesa extraordinaria de Dios que daría origen a un extraordinario reino futuro en la tierra. ¿Cómo? En Génesis 13:14-15 Dios le dice a Abraham lo siguiente: “…Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y hacia el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves la daré a ti y a tu descendencia para siempre”. En Génesis 15:18 Dios le vuelve a decir a Abraham: “En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates”.

Notemos que Dios le hizo un pacto al anciano patriarca Abraham en el sentido de que le daría un lugar o una tierra que se encuentra desde el río de Egipto (Nilo) hasta el río grande, el Eufrates. Si uno observa estos límites se dará cuenta que se hallan en el Medio Oriente, en lo que es ahora parte de Siria, Líbano, e Israel Moderno. Ahora adviértase también que esta “Tierra Prometida” sería igualmente para la descendencia o simiente de Abraham. Recordemos que Abraham luego recibió la promesa de Dios de que tendría un hijo de su anciana esposa Sara. Con el tiempo Abraham tuvo su descendiente según la promesa, y se le llamó Isaac. Luego Isaac tuvo su hijo Jacob y Esaú, y de Jacob nacieron 12 hijos, de los cuales uno continuó con la promesa, Judá. Con el correr de los siglos, de la familia de Judá, nace Jesucristo.

Jesucristo, por tanto, es la simiente o descendencia de Abraham. Ahora veamos los que dice San Pablo sobre Abraham y la simiente, Jesucristo. “Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: A las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.” (Gálatas 3:16,29). Notemos que la simiente de Abraham es una sola: El Señor Jesucristo. Cristo tendrá la herencia de la tierra entera, siendo su residencia permanente, la tierra prometida, Israel. Sí, Jesús será el heredero de la tierra prometida para siempre. Además, notemos que los que son de Cristo (Su Iglesia), tendrán también herencia con el Mesías de la tierra prometida. Eso lo dice San Pablo, no quien escribe este estudio. Por tanto, si la tierra de Israel será la sede del reino de Cristo, ¿por qué enseña el catolicismo y el protestantismo, en su mayoría, que nuestro paradero final y eterno será el cielo? ¡No lo entendemos aún!

El Rey David y el Reino

Dios inauguró su reino con Saúl. Este fue el primer rey de la línea de Judá que reinó en Jerusalén. Desgraciadamente este rey fue infiel a Dios, razón por la cual Dios lo destituyó reemplazándolo por un pastorcito de ovejas llamado David. David tuvo dos hijos importantes, Salomón y Natán. De Salomón desciende José, el esposo de María, madre de Jesús. En cambio María desciende de Natán, lo cual la hace a ella también descendiente de David. La promesa era que de la descendencia de la mujer (María) nacería la simiente que aplastaría la cabeza a la serpiente, Satanás (Génesis 3:15). Jesús, por tanto, al ser descendiente de Abraham y de David, es el heredero del reino de David que se reestablecerá en la tierra prometida. Recordemos que el reino de David era el Reino de Dios (1 Crónicas 28:5). Jesús, por lo tanto, es de sangre azul y heredero potencial de su reino. Pero: ¿Hay un reino judío en Israel hoy? No, ¡por ahora!

Se sabe que el último rey descendiente de David fue Sedequías, que fue derrocado por el rey babilónico Nabuconodosor en 586 A.C. Sedequías fue un rey desobediente que llevó al pueblo de Dios a la idolatría. Su castigo fue el destierro y el asesinato de todos sus hijos. El pueblo judío fue llevado preso y esclavo a Babilonia por 70 años. Desde esa fecha de 586 a.C, Israel no ha tenido más reyes de la línea de David. Pero Dios había profetizado por intermedio de Ezequiel el profeta, que algún día el reino de David sería restaurado en la persona de un descendiente suyo (Leer Ezequiel 21:25-27). Usted, amigo, debe leer en su Biblia todos los pasajes que le citamos para que constate la veracidad de nuestras afirmaciones.

Pero el Apóstol Pedro nos da más luz acerca de quién puede tratarse ese descendiente del rey David que reanudará la línea real en Israel en un futuro no lejano. Él dijo lo siguiente cuando hizo una apología de Jesucristo en el primer concilio en Jerusalén: “Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y sabiendo con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono.” (Hechos 2:29,30). Es claro entonces que aquel que tiene el derecho de sentarse en el trono del reino de David, el cual es llamado también ‘El reino de Dios’, es el Mesías Jesús. Repetimos: El reino de David que está suspendido en el tiempo será RESTAURADO EN ISRAEL EN LA PERSONA DE CRISTO. ¡Jesucristo será el nuevo rey en Israel cuando él regrese a la tierra! Así como hay hoy un reino en Jordania, así también habrá un reino en Israel muy pronto. Nada es imposible para Dios, aunque a usted le parezca una utopía.

El Gobierno Mundial de Jesucristo

Jesús dijo: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria. Entonces el rey dirá a los de su derecha: Venida benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” (Mateo 25:31,34).

Su dominio (el de Jesucristo) será mundial, pues también el profeta David nos dice: “Dominará de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la tierra.” (Salmos 72:8). Sí, el poder del Mesías escogido será total, pues regirá a los pueblos con mano firme y segura, y con la bendición de Dios el Padre (Apocalipsis 2:26,27). Pero, ¿cree usted en este mensaje del cielo? ¿Le parece una historieta más? ¿Un mito tal vez o una utopía de poetas? Muchos aún se resisten a creer, pues han sido instruidos de manera diferente. La gran mayoría de “cristianos” se les ha hecho creer que si son “buenos” irán al cielo para estar con Dios y todos los santos. A éstos les parece raro que les prediquemos una esperanza terrenal, cuando ya no pueden creer más en las promesas de un “mejor orden económico, político y social en la tierra”. Escapar de este mundo decadente y confuso es la mejor alternativa. Nos ilusiona pensar que estaremos en otra dimensión o en otro plano existencial, lo cual estaría bien para los que se drogan. Estos “escapan” temporalmente y artificialmente de sus problemas cotidianos, pero luego caen en una mayor desesperación y desilusión. Pero “tocar el arpa” en el cielo por una eternidad igualmente resultaría tedioso e improductivo. La promesa de un mundo nuevo y justo eso sí tiene sentido, pues estamos llamados a colaborar con Jesús en la reestructuración de la nueva sociedad que él implantará con su iglesia (2 Pedro 3:13,14; Miqueas 4:1-4).

Usted puede cambiar su vida y gozar de una magnífica esperanza de vida eterna en el reino de Jesucristo. Sólo tiene que arrepentirse de sus pecados y ser bautizado bajo agua en el nombre de Jesucristo para recibir su sellamiento como hijo de Dios. Luego usted experimentará una nueva vida de fe en Cristo y sus promesas. Su vida tiene propósito si cree en Cristo y en Su Evangelio del Reino (Marcos 1:14,15). Evangelio significa “Buenas Noticias”, de modo que Cristo vino a traernos buenas noticias de un nuevo orden mundial bajo su reino.

El problema del ser humano es generalmente la falta de fe. Jesús ya había pronosticado que antes de su regreso a la tierra no hallaría fe en él y en su evangelio (Leer Lucas 18:8). Por eso no nos extraña que nuestro anuncio no sea bien recibido por la mayoría de personas. El problema es su falta de fe en las Palabras de Dios. Jesús se topó con muchos hombres faltos de fe en muchas ocasiones. Pero usted puede creer si dispone su corazón a la verdad bíblica.

EL CONFLICTO DE GAZA Y SU SIGNIFICADO BÍBLICO



Mis estimados amigos: ¿Tiene Gaza un papel significativo para jugar en el “tiempo del fin”?

Israel ha sido bombardeado por miles de misiles Qassam desde Gaza, el primero en ser despedido fue en el 2001. Sin embargo, desde que las comunidades israelís de Gaza fueron destruidas y los judíos forzadamente removidos en 2005, el fuego de misiles se ha vuelto mucho peor. Si bien los medios noticiosos han llamado estos misiles “caseros”, “baratos”, “inexactos”, “rudimentarios” e ineficaces, lanzados juntos son mortíferos, destruyen casas, matan a las personas y hacen la vida una infierno viviente para aquellos que viven en pueblos como Sderot que está junto a Gaza. No es cierto llamar a estos misiles como “caseros”, pues han estado desarrollándose desde 2001 por el grupo terrorista Hamas y ya muchas mejoras se han hecho en ellos. El ejército israelí de hecho apuntó a “las fábricas de producción”, donde se fabrican estos misiles. Éstos Son inexactos o imprecisos, y este hecho no tiene importancia para Hamas; sin embargo, el propósito de estos misiles es dispararles indiscriminadamente contra áreas civiles israelís. Su meta es aterrorizar a los israelís, y con este fin han tenido éxito. El Centro Israelí para Víctimas del Terror y la Guerra encontraron que 28 por ciento de adultos y 30 por ciento de niños en Sderot tienen desórdenes traumáticos post estrés. Los medios noticiosos han presentado poca cobertura de estos ataques de misiles y han minimizado sus efectos. Hamas ahora dispara misiles más avanzados hechos en China e Irán y de contrabando a través de la frontera con Egipto. Es por esta razón que Israel ha ido a la guerra en contra de Gaza.

A esta hora muchos pueden preguntarse la clase de papel, si cualquiera, que puede jugar Gaza en la profecía de la Biblia. Gaza o los filisteos es presentada en “la palabra del Yahweh que vino a Jeremías el profeta en contra de los Gentiles”, empezando en Jeremías en 46. Gaza es mencionada en el capítulo 47. Sin embargo, ésta no es una profecía moderna.

Los filisteos son listados en el Salmo 83 como uno de los grupos que dicen: ” Venga, y déjenos recortarlos de ser una nación; Que el nombre de Israel puede dejar de existir en el recuerdo”. El Salmo es muy claro que esta campaña llega al final en la destrucción y la desolación de estas naciones. Deben llegar a ser como “estiércol para la tierra”, “como rastrojo a favor del viento”, deben llenarse de vergüenza y el Salmista dice: “Persíguelos así con tu tempestad, y atérralos con tu torbellino. Llena sus rostros de vergüenza,Y busquen tu nombre, oh Jehová. Sean afrentados y turbados para siempre;Sean deshonrados, y perezcan” (V. 15-17). De este Salmo definitivamente no podemos esperar que los Gazianos tengan algunas grandes victorias sobre Israel, más bien podemos esperar que ellos se vean obligadas a la vergüenza. El salmo 83 es un Salmo de Asaf y hace referencia especial a los “hijos de Lot”. Esto está fuertemente vinculado con 2 Crónicas 20 donde los hijos de Lot - Moab y Amón - junto con el Monte Seir atacan a Judá. La victoria es conducida por Jazaziel un hijo de Asaf que con los cantantes va delante del ejército y toma una estrofa de un Salmo de Asaf en el verso 21 y la batalla es peleada por Yahweh. La batalla en 2 Crónicas 20 es típica del tiempo del fin.

Otra profecía que habla del área de Gaza es Joel 3. En Joel 3:4, el profeta habla de “todas las costas de Palestina”. Joel 3 es definitivamente una profecía moderna referida a menudo en la Biblia y en las noticias. La profecía comienza con las palabras: “Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén, 3:2 reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra“. Ésta es la introducción para la profecía. Los versículos 3 al 8 luego proveen un resumen de lo que las naciones han hecho al esparcir al pueblo judío entre las naciones. Luego empezando desde el versículo 9 la profecía detalla lo que ocurrirá en el tiempo del Armagedón cuando las naciones serán juzgadas y trilladas. El Armagedón quiere decir “un montón de gavillas en un valle de trilla” y esta idea es encontrada en el verso 13 y 14 de Joel 3. En el margen de la Biblia (AV) en contra de la primera palabra “decisión” en el versículo 14, tiene “separar la paja del grano”. Las costas de Palestina son mencionadas en el verso 4, en la parte histórica del capítulo. La cuestión ahora es si el verso 4 se a eventos del tiempo del fin o se refiere a una historia antigua. ¿Es algo que deberíamos estar buscando que hagan los árabes de Gaza o es una profecía que ya ocurrió mucho antes? El versículo 5 sugiere que esto se refiere a la historia antigua. El profeta dice: “Porque ustedes ha tomado mi plata y mi oro, y ha llevado en sus templos mis cosas preciosas y hermosas”. Esto podría referirse a la cautividad babilónica cuando las cosas preciosas de Yahweh fueron removidas del templo. Nebucodonosor llevó cosas preciosas de Yahweh del templo para sus templos en Babilonia. Esto es mencionado en Daniel 1:2:

“Y el Señor le dio al rey Joaquín de Judá en su mano, con parte de las vasijas de la casa de Dios: Cuál él llevó en la tierra de Sinar para la casa de su dios; y él metió las vasijas en la casa del tesoro de su dios”.

Uno también puede pensar acerca de la imagen famosa esculpida en el arco de Tito, del candelero de oro que había sido pillado del templo por los ejércitos romanos. Es difícil ver que en este resumen del pasado de Israel en Joel 3 versos 3 al 8, podría tener un cumplimiento futuro nuevamente tal como ocurrió antes con Nabucodonosor. Esto es muy improbable sin un nuevo templo y la santificación del mobiliario. Como sabemos, esto no ocurrirá hasta que el templo de la profecía de Ezequiel se construya. No deberíamos buscar entonces que los árabes de Gaza vendan a los judíos a los griegos. Éste es un resumen del pasado.

Si los árabes de Gaza están todavía por presentes, podrían eventualmente ponerse de lado de Gog cuando él invada la tierra; o pudieran ser derribados por Gog - el rey del norte - cuando él venga en contra Egipto (Daniel 11:42). Si se aliaran con Gog, entonces serían incluidos entre las “todas las naciones” de Joel 3 verso 2, para finalmente Ser juzgados junto con Gog y ser totalmente destruidos en la batalla de Armagedón.

En contraste a invasiones de la tierra santa en el pasado por Babilonia y Roma, cuando Gog invada la tierra será para su destrucción y no para la destrucción de Israel. La destrucción de Gog será tan grande que Yahweh será conocido en los ojos de muchas naciones (Ezequiel 38:23). Para los judíos será una prueba de fe. De cualquier forma no todos entrarán en cautividad y no todos serán esparcidos entre las naciones otra vez. “La mitad de ciudad sale cautiva, y el resto del pueblo no será cortado totalmente de la ciudad”. (Zecarías 14:2). Ellos soportarán su vergüenza, por las trasgresiones que ellos trasgredieron en contra de Yahweh mientras moraban en forma segura en la tierra - vea a Ezequiel 39:26. Ahora bien, Ezequiel 39:9 menciona a aquellos que moran en las ciudades de Israel que salen para destruir las armas de Gog. Es evidente que éstos no han sido llevados cautivos, sino que permanecen todavía en la tierra.

El Armagedón será un tiempo de destrucción absoluta para las naciones. Es el tiempo de angustia para las naciones como nunca lo ha sido. El tiempo de angustia de Jacob está por terminar, habiendo durado 2300 años de días proféticos (Daniel 8:14) pero que tendrán aún que soportarlo un poco más hasta la venida del Mesías. Cuando Gog invada la tierra, Miguel se pondrá de pie para liberar al pueblo de Israel. Este golpe del ángel del destrozará anímicamente a Gog y será un gran tiempo de angustia para las naciones también - Daniel 12:1:

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro“.

Antes de que esta gran invasión de la tierra tenga lugar debe haber un tiempo de paz y seguridad como es profetizado por Ezequiel en el capítulo 38. ¡Podría ser que los presentes acontecimientos en Gaza hoy, ayuden a neutralizar la amenaza de Hamas y nos traiga un paso más cercano para el cumplimiento de esta profecía y la llegada del rey de Israel cuando Israel viva sin muros de protección como los que tiene ahora!

lunes, 5 de enero de 2009

GAZA EN EL PANORAMA PROFÉTICO

por Panchita Mandefua el Sab Ene 03, 2009
Israel ha sido llamado el "Reloj Profético de Dios", quiero hacer una breve referencia de lo que dice la Biblia acerca de estos acontecimientos. Pero primero un resumen de lo acontecido:

En días pasados Israel se hartó de ver a Siria como el centro de entrenamiento de todos los grupos del terrorismo islámico palestino, y decidió lanzar un ataque sobre los campos de entrenamiento del terror, sin importar que estos objetivos se encontraran en territorio sirio. Pero al hacerlo, Israel hizo algo que no había hecho en 30 años.

Cuando Siria se enteró del ataque israelí contra el terrorismo que ellos defienden y protegen, el gobierno sirio declaró que esperaban que "los israelíes no repitieran la agresión, ya que si se repetía, Siria tendría el derecho a defenderse a sí misma en cualquier forma disponible," declaraciones éstas en voz del vocero de relaciones exteriores sirio, el Bushra Kanafani. ¿Podría Siria igualarse a Israel en un conflicto armado?

En efecto, Siria tiene un ejército convencional de tamaño considerable. Siria cuenta con 380.000 soldados entrenados; 3.700 tanques, y 2.600 piezas de artillería. Además, Siria cuenta con unos 500 aviones de combate, pero estos son antiguos, con tecnología rudimentaria y en realidad no son competencia para las Fuerzas Armadas Israelíes.

En resumen, Siria, ni ningún otro estado árabe se compara con Israel desde el punto de vista armamentístico. Las Fuerzas Armadas Israelíes están entre las 5 más modernas del mundo y junto con investigadores americanos, los ingenieros y científicos judíos son los más prominentes en el mundo en lo que se refiere al uso de tecnología para fines de defensa. Israel aplastaría el poder sirio en apenas unas horas, en caso de un conflicto armado convencional. Pero…

¿Qué garantías existen de que un virtual conflicto será con armas convencionales?

¡Ninguna! Se especula que muchos de los armamentos de destrucción masiva de Sadam Hussein terminaron en almacenes sirios, de la misma forma que terminaron en bancos sirios más de 9,000 millones de dólares de la familia de depuesto dictador iraquí.
Esta inferioridad aérea es la razón por la que en los últimos años la dictadura siria ha tratado de llenar la brecha con la creación de un sistema de misiles de superficie a superficie. Este sistema fácilmente podría ser cargado con explosivos convencionales o lo más posible y asequible, con gases químicos, como los agentes Sarín y VX.

Fuentes del Pentágono dicen tener evidencias de que de la misma forma en que Corea del Norte proporcionó misiles a Yemen, el régimen de Pyongyang proporcionó a Siria misiles Scud que pueden alcanzar cualquier parte del territorio israelí. De hecho, esta tecnología es tan común, que hasta los terroristas empobrecidos de Hamas y Hizbalah ya fabrican misiles que son capaces de alcanzar el territorio israelí desde la frontera con el Líbano y desde el territorio que los israelíes le han cedido a los refugiados árabes a cambio de "paz".

¿Qué sucedería si Israel es atacado con armas químicas o biológicas?Un solo misil cargado de gas VX, en el centro de Tel Aviv o Jerusalén causaría miles de muertos en horas. Después de un ataque químico sirio se estima que morirían más de 10,000 personas en Israel, especialmente en la región fronteriza del norte. ¡Un ataque químico contra Israel podría forzar a Israel a lanzar un misil sobre Damasco, cargado con una cabeza nuclear de capacidad reducida, hecha a la medida, para causar solamente la destrucción de una sola ciudad, TAL Y COMO LO ANUNCIA LA BIBLIA.

"He aquí que Damasco dejará de ser ciudad; será montón de ruinas. Cesará y el reino de Damasco; y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel», dice Jehová de los ejércitos". Isaías 17:1-3
Siria tiene a Israel hasta la coronilla:
Siria apoya y alberga a Hezbollah
Siria apoya y alberga Hamas
Siria apoya y alberga Jihad Islámica
Siria apoya y alberga a prófugos de la justicia israelí
Siria ha agredido a Israel en el pasado (Guerra de los 6 días, etc.)
Siria se ha declarado enemiga de Israel y de todo lo que tenga que ver con los judíos
Siria es el mayor dolor de cabeza para Israel en las "Organización de las Naciones Unidas Contra Israel"
Siria es un enemigo histórico de Israel

Cada muerto en un ataque masivo sirio contra Israel le daría una excusa por muerto a Israel de atacar.

¿Qué significado profético tiene el ataque reciente contra Siria llevado a cabo por Israel?

Pongámoslo en las mismas palabras del Primer Ministro Israelí, Ariel Sharon:"Siria se ha hecho un santuario de los terroristas enemigos de Israel. Nuestro gobierno considerará responsable a Siria por lo que hagan grupos terroristas desde su territorio."

Las profecías bíblicas predicen que un día, al parecer un día NO MUY LEJANO, "Cesará y el reino de Damasco" y "Damasco dejará de ser ciudad; será montón de ruinas". Como esto nunca ha sucedido, OBVIAMENTE, tiene que suceder en algún momento en el futuro.

Primeramente debo dejar establecido que yo creo firmemente que Dios ama a todo el mundo: Árabes, Judíos, Americanos, Rusos, Japoneses… Para todos el sacrificio de Cristo ha proporcionado oportunidad de salvación. Sobre esta base ¡Dios no tiene favoritos!

En segundo lugar creo todos aquellos que amamos y vivimos conforme al plan de Dios, tenemos que entender que Dios no nos creó solamente para vivir conforme al propósito que Él tiene para nuestras vidas, sino que el plan de Dios para cada individuo tiene que ajustarse al Plan General de Dios para la creación y para el futuro cercano, cuando dará inicio el Reinado de Jesús, el cual se denomina, El Milenio.

Cuando Jesús regrese a establecer su reino, Él no vendrá a establecerse en Colombia, en Mozambique o en Irlanda. ¡No! El reino de Jesús tendrá como capital a Jerusalén.

Con esas dos premisas en cuenta, abordemos las citas bíblicas:

Libro de Amós 1: 3-8

"Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Damasco, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque trillaron a Galaad con trillos de hierro. Prenderé fuego en la casa de Hazael, y consumirá los palacios de Ben-adad. Y quebraré los cerrojos de Damasco, y destruiré a los moradores del valle de Avén, y los gobernadores de Bet-edén; y el pueblo de Siria será transportado a Kir, dice Jehová. Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Gaza, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque llevó cautivo a todo un pueblo para entregarlo a Edom. Prenderé fuego en el muro de Gaza, y consumirá sus palacios. Y destruiré a los moradores de Asdod, y a los gobernadores de Ascalón; y volveré mi mano contra Ecrón, y el resto de los filisteos perecerá, ha dicho Jehová el Señor."

Libro de Jeremías 49: 24-27

"Acerca de Damasco. Se confundieron Hamat y Arfad, porque oyeron malas nuevas; se derritieron en aguas de desmayo, no pueden sosegarse. Se desmayó Damasco, se volvió para huir, y le tomó temblor y angustia, y dolores le tomaron, como de mujer que está de parto. ¡Cómo dejaron a la ciudad tan alabada, la ciudad de mi gozo! Por tanto, sus jóvenes caerán en sus plazas, y todos los hombres de guerra morirán en aquel día, ha dicho Jehová de los ejércitos. Y haré encender fuego en el muro de Damasco, y consumirá las casas de Ben-adad."

Libro de Sofonías 2:4-5

"Porque Gaza será desamparada, y Ascalón asolada; saquearán a Asdod en pleno día, y Ecrón será desarraigada. ¡Ay de los que moran en la costa del mar, del pueblo de los cereteos! La palabra de Jehová es contra vosotros, oh Canaán, tierra de los filisteos, y te haré destruir hasta no dejar morador."Libro de Zacarías 2:8

"Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo."

Y luego en el mismo libro capítulo 9:1-15

"La profecía de la palabra de Jehová está contra la tierra de Hadrac y sobre Damasco; porque a Jehová deben mirar los ojos de los hombres, y de todas las tribus de Israel. También Hamat será comprendida en el territorio de éste; Tiro y Sidón, aunque sean muy sabias. Bien que Tiro se edificó fortaleza, y amontonó plata como polvo, y oro como lodo de las calles, he aquí, el Señor la empobrecerá, y herirá en el mar su poderío, y ella será consumida de fuego. Verá Ascalón, y temerá; Gaza también, y se dolerá en gran manera; asimismo Ecrón, porque su esperanza será confundida; y perecerá el rey de Gaza, y Ascalón no será habitada."

Mi lista de blogs

Mi lista de blogs