I made this widget at MyFlashFetish.com.

sábado, 6 de junio de 2009

ESTADOS UNIDOS MODERA EL RITMO DE DESTRUCCIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO


La tasa de paro sigue siendo la más alta?de los últimos 25 años y supera ya el 9%

Los datos del paro de mayo hechos públicos ayer por el Departamento de Trabajo estadounidense sitúan la tasa de desempleo en el 9,4%, lo que supone la cifra más alta de los últimos 25 años y que en el país hay ya catorce millones y medio de personas sin trabajo. A pesar de ello, el número de despidos ha resultado inferior a lo pronosticado por los analistas, con lo que se acrecienta la impresión de que el fin de la crisis está cerca. Además, mayo se ha convertido en el cuarto mes consecutivo en el que disminuye el número ciudadanos que se suman a las cifras del paro. Y los expertos creen que esa tendencia continuará en los próximos meses.

En términos absolutos, en mayo se esfumaron 345.000 empleos. En cada uno de los tres primeros meses de este año se habían perdido 700.000 puestos y en abril esa cifra fue de 504.000. A pesar de ello, los economistas estadounidenses anuncian que la tasa de paro superará el 10% probablemente a finales de este año o principios del próximo.

Malas noticias

Desde diciembre del 2007, seis millones de personas han visto desaparecer sus empleos. Y aunque todo apunta a que continuará la reducción, hay algunos factores que se traducirán en malas noticias en un futuro inmediato. Entre ellos, la bancarrota del gigante de la automoción General Motors, que ya ha avisado de que tiene previsto prescindir de 20.000 de sus trabajadores. Y a ello habrá que sumar la pérdida de puestos de trabajo indirectos asociados al fabricante de coches.? Tampoco se espera una recuperación inmediata del sector inmobiliario. A pesar de que en algunos estados se da por hecho que la crisis en este capítulo ya ha tocado fondo, la construcción aún no ha comenzado a recuperarse. Tanto es así que 59.000 de los empleos eliminados en mayo pertenecen a esta actividad. Sin embargo, aunque mala, la cifra es mucho mejor que la de abril, cuando 105.000 trabajadores del ramo tuvieron que dejar sus puestos de trabajo.

En la industria, de la que proceden la mayoría de los desempleados del mes pasado, la pérdida fue de 156.000 puestos de trabajo.

Lo que esconde la estadística

Y eso es solo lo que reflejan las cifras registradas. Pero detrás de ellas hay otras que no aparecen en las estadísticas. Por ejemplo, aquellos parados que después de llevar mucho tiempo desempleados han desistido de su búsqueda. O los que han aceptado un trabajo a tiempo parcial. Si se suman esas personas a las de las listas oficiales, la tasa de paro alcanza un escalofriante 16,4%.

Además del evidente drama que esta situación representa para quienes la padecen, tiene también repercusiones graves en la economía general del país. Y es que si los trabajadores pierden su empleo o incluso si temen perderlo, disminuyen su consumo y no hay que olvidar que el gasto de los hogares representa el 70% de la actividad económica de EE.?UU. Y todos los expertos, con Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, a la cabeza, opinan que el paro seguirá aumentando en Estados Unidos incluso cuando la crisis económica haya acabado y comience la recuperación. En los últimos días se han sucedido las declaraciones de las autoridades económicas estadounidenses que auguran una larga espera antes de que la situación del empleo vuelva a estabilizarse.

No hay comentarios:

Mi lista de blogs

Mi lista de blogs